Síguenos en:

Cómo controlar las situaciones que producen ansiedad durante la gestación

Cómo controlar las situaciones que producen ansiedad durante la gestación

Cambios hormonales, situaciones personales complicadas y patologías.

Cambios hormonales, situaciones personales complicadas y patologías siquiátricas
Por: Redacción ABC del bebé
29 de Diciembre de 2008
Comparte este artículo

Cambios hormonales, situaciones personales complicadas y patologías siquiátricas anteriores al embarazo pueden ser algunas de ellas. 

 

El solo temor producido por el cambio físico, la expectativa de cómo será el niño y la incertidumbre de si está preparada para ser madre son sentimientos que se pueden convertir en ansiedad, que si no se controlan podría convertirse en un problema para la madre y el futuro bebé.


 El médico perinatólogo Marco Duque dice que la ansiedad puede aparecer durante el embarazo debido a la actividad hormonal de las mujeres en el primer trimestre de gestación que las hace más susceptibles a los cambios de ánimo. Asimismo, manifiesta que algunas patologías que pueden cursar durante el periodo de gravidez, como el hipotiroidismo o antecedentes de una enfermedad siquiátrica, también pueden ser causantes de estas alteraciones.


 Por su parte, el ginecoobstetra y perinatólogo Enrique Hasbún afirma que “si bien la gestación es un estado fisiológico, los sucesos y cambios que aparecen en este periodo, muchas veces pueden ser el prefacio de estados patológicos que ameritan un manejo específico y oportuno. De otro lado, con frecuencia, el embarazo activa algunas situaciones y procesos en la esfera sicógena, los cuales hacen que se manifieste la ansiedad y la depresión: en estos casos se hace necesario un manejo especializado por sicología y/o siquiatría”.


 Estos trastornos pueden aparecer en cualquier momento del embarazo, siendo más frecuente en el primer trimestre y en el posparto, pues en estos periodos el cambio hormonal influye en el comportamiento de la gestante.


¿Cuándo hay que buscar ayuda profesional?
 El perinatólogo Duque dice que la sintomatología más frecuente de las patologías nerviosas y mentales durante el embarazo “se relacionan con irascibilidad o depresión profunda durante los tres primeros meses de gestación, una mala adaptación a su entorno familiar, se muestra un miedo anormal a cualquier cambio o enfermedad que se presente, con el vómito persistente al inicio de la gravidez hay un decaimiento intenso, que a veces se acompaña de trastornos tiroideos”. 


 Que las mujeres embarazadas sientan ansiedad es normal, pero todo tiene un límite. Marco Duque agrega que si los síntomas descritos anteriormente afectan el desarrollo de su personalidad, alteran su ambiente familiar o no la dejan desarrollar sus actividades diarias, es necesario buscar ayuda de un profesional, que en estos casos, según la gravedad, pueden ser un sicólogo, un siquiatra o un ginecólogo. 


El uso de fármacos en este tipo de situaciones es un tema bastante delicado, debido a que en estado de embarazo lo ideal es que las mujeres se abstengan de utilizar medicamentos, pero según Enrique Hasbún, existen ocasiones en las cuales se hace necesario para conservar la tranquilidad y salud de la gestante y, muchas veces, la del bebé.


Los profesionales coinciden en que no hay estudios concluyentes y de seguimiento a largo plazo que demuestren alguna alteración física o emocional en los pequeños cuyas madres han tenido estados de ansiedad anormales. Sin embargo, Hasbún dice que existen observaciones aisladas donde se considera que mientras menos situaciones de estrés soporte la gestante, el desarrollo fetal será más adecuado. “Por otra parte, algunos estudios basados en la evidencia han demostrado que un embarazo con un apropiado seguimiento y vivido sin situaciones apremiantes, logra en los hijos un mejor rendimiento académico, superior adaptabilidad social y un adecuado desarrollo sicomotor”, agrega el ginecoobstetra y perinatólogo.


Por otro lado, Marco Duque dice que “al generarse estrés materno se liberan algunas sustancias, causantes del aumento en la presión sanguínea a nivel de la placenta que pueden ocasionar en el segundo o tercer trimestre del embarazo retardo en el crecimiento intrauterino”. En cuanto a la madre, estas pueden presentar patologías graves, en las cuales, inclusive, puede correr hasta riesgo su vida, pues las enfermedades siquiátricas, generalmente, no tienen un comportamiento esperado y hay que estar muy atentos a ellas.

 

¿Qué hacer para no caer en estos trastornos?
Lo primero y más importante para evitar una recaída de tipo sicológico durante el embarazo es prepararse para este momento en los aspectos físico, familiar, nutricional y, sobre todo, sicoafectivo, pues es fundamental recordar que al estado de gravidez no se llega por azar, sino por el resultado de una relación sentimental, personal, biológica y sexual que se debe asumir con responsabilidad y compromiso.


A partir de esta premisa, Henry Hasbún dice: “la pareja, al tomar la determinación de buscar un embarazo, debe consultar al ginecólogo o a un médico familiar con la preparación adecuada en el área, con el fin de optimizar las medidas nutricionales, afectivas y socioculturales, lo cual va a disminuir los temores y las depresiones que, usualmente, se relacionan a manifestaciones por conflictos de índole personal aún no resueltas y que ante un problema nuevo y de tal trascendencia se revelan en expresiones clínicas y sicológicas”.


Así, para evitar la aparición de estas patologías o manejarlas, si ya están presentes, Duque recomienda que la mujer embarazada cuente con el apoyo de la familia y, más aún, del esposo, quien es responsable de acompañar y alentar a la futura madre. Y deben realizarse actividades de la rutina del embarazo como ejercicio, yoga o pilates, además de mantener una alimentación balanceada.


 Si es necesario buscar ayuda profesional nunca se debe dudar y menos auto medicarse. Pero mejor que eso es prepararse para tener un hijo y hacerlo cuando la estabilidad sentimental garantice un embarazo y, mejor aún, una crianza ausente de ansiedades o pérdidas.

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet