Síguenos en:

Cristina Umaña y Lucas Jaramillo cuentan todos los detalles sobre la llegada de su primer hijo, Baltazar

Cristina Umaña y Lucas Jaramillo cuentan todos los detalles sobre la llegada de su primer hijo, Baltazar

El parto es el momento que más recuerda la actriz, ya que estuvo totalmente conectada con su esposo, esperando la llegada del bebé.  

Cristina Umaña y Lucas Jaramillo cuentan todos los detalles sobre la llegada de su primer hijo, Baltazar
Por:
12 de Julio de 2010
Comparte este artículo

El parto es el momento que más recuerda la actriz, ya que estuvo totalmente conectada con su esposo, esperando la llegada del bebé.

 

La felicidad no sólo saltan a la vista, sino que se siente, mientras ellos cuentan cada detalle de lo que ha representado el nacimiento y la nueva vida de la pareja al lado de su primer hijo. Sus brazos se entrelazan, ambos contestan las preguntas, se miran y se escuchan y a cada tanto le dan un vistazo al coche en el que duerme profundamente Baltazar.

ABC del bebé: ¿Cómo fue la llegada de Baltazar?  Cristina Umaña: Al comienzo me ayudó muchísimo Marco Duque, ginecoobstetra, especialista en embarazos de alto riesgo, porque necesitaba seguimiento en el primer trimestre. Cuando vimos que todo estaba perfecto, empezamos la preparación para la llegada de Baltazar con Mauricio Espinosa, ginecoobstetra, partero y director de Procrear.  Parir me pareció lo más intenso que he vivido en mi vida. Mi hijo llegó atendido por personas amorosas, profesionales, médicos y sicólogos del alma y de la pareja. Lucas Jaramillo: Para el papá siempre es difícil entender el crecimiento del bebé porque no está dentro de uno, es como etéreo, pero cuando uno lo comprende realmente es cuando ya lo ve salir, porque se materializa la idea de que ese hijo es tuyo. Yo soy diseñador y siempre he comparado ese momento con lo que sucede cuando un arquitecto ve unos planos y se los muestra a un cliente que no sabe leer planos. Para este caso, la mamá es el arquitecto y el cliente es el papá.

ABC: ¿Cómo ha sido la experiencia de ser papás?C. U.: Hemos aprendido a no sentir miedo. Nosotros tomamos el curso de cómo bañarlo, cómo vestirlo, cómo alimentarlo, pero es solamente cuando uno está haciéndolo que realmente  aprende. Los dos primeros meses son muy fuertes con las trasnochadas, ya después es mucho más sencillo. L. J.: Yo siento que en este momento Baltazar está en una relación mucho más directa con Cris. Claro, a mí me reconoce y se pone feliz de verme, pero yo tengo ahora un cruce de emociones, porque aunque me gozo este momento, también quiero que sea ‘parcerito’ mío, que pueda jugar con él, subirlo a los árboles, llevármelo de paseo…

ABC: ¿Cuál ha sido el mo mento más especial que han vivido hasta ahora? C. U.: El parto, porque durante todo el proceso Lucas y yo estuvimos completamente conectados como seres, queriéndole dar la bienvenida a Baltazar. 

L. J.: Después de que nació, justo cuando se fueron los médicos y nos pudimos quedar Cris, Baltazar y yo solos, Cris pudo descansar y yo me puse a Baltazar en el pecho y ambos nos quedamos dormidos. Nunca he dormido tan tranquilo y con esa paz que sentí en ese momento.

ABC: ¿Qué ha sido lo más difícil? C. U.: Enfrentarme al dolor del parto y hacer de eso otra cosa. Es decir, aceptar todo lo que estaba viviendo físicamente y poder transformarlo en una bienvenida para el niño. L. J.: Hemos roto muchos miedos con respecto a la posibilidad de mover a Baltazar de varios climas y de lugares. Lo hemos llevado al Tayrona, a Villavicencio, a Anapoima, a Girardot…

ABC: ¿Cómo han conjugado la paternidad con sus trabajos?C. U.: Todavía no he retomado el  trabajo y todavía no quiero pensar en eso L. J.: Cuando tengo que viajar solo, me hace una falta horrible, pero es una falta que yo no había sentido nunca, es una falta que me angustia, porque es una falta física, es que a mí me gusta mucho coger a Baltazar y alzarlo y tenerlo y olerlo…

ABC: ¿A qué huele?C. U.: A bebé…  L. J.: Tiene un olor a pureza y a tranquilidad. A mí el olor de Baltazar me tranquiliza mucho, es como un incienso que me tranquiliza, es todo, es la temperatura de él y sus manos encima de mis manos, como me agarra. Eso me tranquiliza mucho y como tengo tanto trabajo y soy un poquito ansioso con el trabajo, he encontrado que Baltazar es mi calma y cuando estoy más de dos días sin él, me empiezo a angustiar.

ABC: ¿Por qué Baltazar?C. U.: Porque significa protegido de Dios.  L. J.: También significa persona guiada por las estrellas. Nos pareció un nombre con mucha personalidad, original, poco común y muy sonoro.

Por: Melissa Serrato

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet