Síguenos en:

Tercer mes: Semana a Semana

Tercer mes: Semana a Semana

Los órganos del bebé siguen creciendo y el riesgo de aborto disminuye

Tercer mes: Semana a Semana
Por: Redacción ABC del bebé
12 de Agosto de 2015
Comparte este artículo

SEMANA 9 

El bebé:

Medida aproximada: 2,5 cm

Peso aproximado: 2 - 3 g

Edad: 7 semanas

Cambios del bebé: El embrión es aún diminuto, en comparación de cómo será cuando nazca. Su tamaño es casi como el de una fresa y en este momento, aunque es muy pequeño, su figura es más humana, debido al acelerado crecimiento en las últimas semanas. Los brazos y piernas crecen rápidamente y son más largos; los dedos se separan y se puede hacer visible la muñeca. 

Se reconocen las orejas, el cuello está más desarrollado y la cabeza más erguida. Los párpados ya están unidos y cerrados. Aparece una banda muscular que dará origen al diafragma, que tiene como objetivo separar la cavidad del pecho y el abdomen. Las costillas empiezan a crecer. El corazón late cada vez más rápido y su desarrollo casi llega a su final. El bebé ha comenzado a definir sus movimientos; estos pueden ser percibidos por un examen de ultrasonido.

Cambios de la mamá: Aún no es tan significativo el aumento de peso, a pesar de que el cuerpo crece continuamente. Puede haber aumento de una o dos libras. El útero tiene una medida casi como la de una toronja.

El volumen de sangre empieza a acrecentarse; este fenómeno inicia en el primer trimestre, es más creciente durante el segundo y se manifiesta lentamente en el tercero. Este volumen puede aumentar hasta en un 50 por ciento más de lo que se tenía antes de quedar en embarazo, justificando así las transformaciones del bebé y de la madre. Este aumento –de glóbulos rojos– incrementa la demanda de hierro en el cuerpo; además, por el aumento de plasma, puede aparecer la anemia y generar malestar general. Esta sangre no interviene con la del embrión; ambas se encuentran separadas. Es normal que algunos olores molesten.

SEMANA 10

El bebé:

Medida aproximada: 3 - 4 cm

Peso aproximado: 4 g

Edad: 8 semanas

Cambios del bebé: En este momento ya dejó de ser un embrión y se ha convertido en un feto. Durante el periodo embrionario el bebé es susceptible de sufrir malformaciones, así que en estas semanas la etapa crítica del embrión está llegando a su final, teniendo en cuenta que se debe continuar con los cuidados pertinentes en el embarazo. El cordón umbilical está formado totalmente. Asimismo, el estómago y los intestinos funcionan y se contraen.

El páncreas y la glándula tiroidea preparan su funcionamiento, con el objetivo de que el niño, después de nacer, digiera los alimentos. La uñas empiezan a crecer, y los ojos, los cuales se encontraban en cada lado de la cabeza, comienzan a moverse hacia el frente.

Cambios de la mamá: Aunque el peso no es tan notorio, la ropa ya puede quedar ajustada. Sin embargo, esto no está relacionado con el crecimiento del niño, sino que el sistema de la madre está albergando procesos que generan ciertas molestias.

La gestante puede comenzar a sentir congestión nasal; esta molestia puede estar acompañada de dolor de cabeza. Por otra parte, es normal que incremente el apetito.

Los cambios emocionales son significativos en estas semanas. La preocupación de pareja, la expectativa familiar y la angustia o alegría son sentimientos que se pueden reflejar en estos días. Incluso la edad y el estado físico pueden influir en este estado. Sin embargo, nada que no sea superable, pues son entendibles y completamente normales en una mujer que experimentará cambios físicos y emocionales. 

SEMANA 11 

El bebé:

Medida aproximada: 4,4 – 5 cm

Peso aproximado: 7 - 8 g

Edad: 9 semanas

Cambios del bebé: Este ya tiene el tamaño de un pequeño durazno. Sin embargo, durante las próximas tres semanas esta dimensión se pude duplicar. El niño ya no es tan vulnerable a riesgos externos; por ende, disminuye el peligro de abortar. Empieza a producir orina, el principal componente del líquido amniótico. El corazón bombea sangre a todo el cuerpo y circula a través del cordón umbilical; además, ya genera sus propios glóbulos rojos.

Las extremidades son cortas, pero puede estirarlas. Comienza el desarrollo de los órganos sexuales dentro del cuerpo, pero aún no se puede reconocer el sexo, pues el desarrollo dura casi tres semanas. Ya empiezan a aparecer las uñas y su cara es más reconocible, pues se vuelve cada vez más redonda. En cuanto a las orejas, se mueven hacia cada lado de la cabeza, pues anteriormente se encontraban cerca al cuello.

Cambios de la mamá: El aumento de volumen de sangre es significativo y el abdomen está más grande. Se puede experimentar sialorrea, es decir aumento de la salivación, y se agudizará el olfato; estas molestias son completamente normales. Si surgen cambios en el pelo o las uñas, no hay de qué preocuparse. Procesos hormonales y en la circulación son algunas hipótesis sobre las causas de estas transformaciones. 

SEMANA 12 

El bebé:

Medida aproximada: 5, 5 - 6 cm

Peso aproximado: 10 - 15 g

Edad: 10 semanas

Cambios del bebé: Finalizando la semana, el riesgo de aborto espontáneo disminuye. La placenta está completamente formada. La piel sigue siendo transparente, lo que permite ver los vasos sanguíneos y la circulación funciona completamente. El sistema digestivo está formado y es funcional. Los riñones también trabajan, al igual que el sistema digestivo (estómago, hígado, páncreas e intestinos). 

Aunque todavía hay dificultad en determinar el sexo del pequeño, continúan en formación los genitales externos. Ya están creciendo las uñas en sus dedos; sus extremidades son más extensas y sorprendentemente abre y cierra las manos, y mueve sus dedos. Se puede ver la nariz con claridad y los párpados siguen cerrados sobre los ojos. Los sistemas circulatorio (corazón) y nervioso (cerebro y médula espinal) están completamente formados.

El corazón bombea sangre y la información es transmitida entre los músculos y la médula espinal. Los huesos continúan fortaleciéndose y los órganos internos en maduración. El bebé ya puede succionar y tragar; dentro de su mandíbula se formaron los alvéolos dentales.

Cambios de la mamá: La mujer puede haber aumentado hasta dos kilos de peso. En algunas disminuye el cansancio y las náuseas en gran medida. Sin embargo, el apetito sigue en aumento y puede aparecer el estreñimiento. La parte superior del útero está sobre el hueso púbico y este se podrá sentir en la pared abdominal. Cuando el bebé nace, ha aumentado de peso en casi 1.1 kg, comparado con los 70 g que pesaba antes del embarazo.

Los senos han crecido significativamente, preparándose para lactar. También es normal que se presente un aumento en el flujo vaginal, y si este produce rasquiña y dolor, se debe consultar al médico inmediatamente.

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet