Síguenos en:

¿Varices en el embarazo? Consejos para prevenirlas y tratarlas

¿Varices en el embarazo? Consejos para prevenirlas y tratarlas

¿Quieres saber cómo hacer para que esas pequeñas “arañitas” no se agraven?

¿Varices en el embarazo? Consejos para prevenirlas y tratarlas
Por: Lizeth Salamanca Galvis
02 de Agosto de 2017
Comparte este artículo

¿Estás embarazada y has empezado a notar como en la piel de tus piernas sobresalen algunas venitas rojas, moradas o azulosas?¿Quieres saber cómo hacer para que esas pequeñas “arañitas” no se agraven?

Para empezar, debes saber que si hay antecedentes en otros miembros de tu familia, existe una mayor probabilidad de que te salgan várices durante el embarazo.

Estas son venas que se inflaman cuando no hay una correcta circulación de la sangre que retorna de las piernas al corazón, de modo que esta se acumula y las venas se dilatan.

Esto, durante la gestación, ocurre por dos razones: por un lado, es una etapa en la que el nivel de estrógenos aumenta, lo que produce debilidad de las paredes venosas y, por otro, el crecimiento del bebé en el útero de la madre produce compresión en las venas de las piernas, debido a que la sangre que trata de devolverse al corazón debe vencer una corriente que está obstruida por el crecimiento uterino.

Tiroides, otro factor al que debes estar atenta en tu embarazo

Adicionalmente, los expertos en el tema coinciden en que el problema se intensifica en aquellas madres que permanecen mucho tiempo sentadas con las piernas cruzadas, o de pie en la misma posición.

¿Cómo prevenirlas?

“Cuando se habla de embarazo en madres que tienen herencia de varices, se les recomienda caminar mucho, bajar y subir escaleras, usar medias de contención moderada, no fuertes, y hacer ejercicio constante bajo asesoría médica, para que no se afecte al bebé, todo esto te ayudará a una óptima circulación de la sangre”, señala el doctor Jorge Ulloa Domínguez, director científico de la Fundación Vascular.

Tips para sentirte mejor

Ahora bien, una vez las varices empiezan a aparecer, puedes evitar que empeoren atendiendo algunas recomendaciones que te ayudarán a mejorar, no solo su apariencia, sino también la sensación de cansancio que en ocasiones generan:

-  Mantén hidratada la piel de tus piernas y protégelas del sol con bloqueador solar.

-  Realiza ejercicios que te ayuden a fortalecerlas, tales como caminar, trotar o nadar. Consulta a tu médico sobre cuáles son los ejercicios más recomendados, según la etapa de tu embarazo.

-  No permanezcas inmóvil por más de 30 minutos, ya sea sentada o de pie.

-  Eleva tus piernas cuando estés descansando. Puedes recostarte en tu cama y subirlas ligeramente sobre algunas almohadas o sobre la baranda.

-  Camina en la punta de los pies, alternando con los talones.

-  Utiliza medias de soporte especiales para las varices. Consulta a tu ginecólogo sobre cuáles son las más indicadas para ti.

-  Evita utilizar ropa demasiado ajustada en las piernas, así como zapatos con tacón fino o elevado.

-  Controla tu peso, ya que el aumento de este también afecta a tus piernas.

Los tacones, ¿enemigos en el embarazo?

-  Realiza masajes suaves, circulatorios, en las piernas, de abajo hacia arriba, lo cual favorecerá el flujo sanguíneo y te permitirá una mayor sensación de descanso.

Preocúpate cuándo…

Aunque en los últimos años se ha querido hacer ver el tema de las várices como un problema meramente estético, y que puede ser atendido con cremas de venta comercial, en realidad es una cuestión que debe tratarse como un problema funcional y de salud.

El doctor Jorge Ulloa dice que: “esas venas que comienzan a aparecen, pueden aumentar con el tiempo y desarrollar complicaciones importantes como la flebitis (coágulos de sangre en las venas de las piernas), úlceras y llegar a producir un tromboembolismo pulmonar; coágulos que migran hacia el pulmón causando un infarto pulmonar.

No obstante, si bien las varices provocadas por el embarazo no son severas y tienden a disminuir tras el parto, debes estar alerta si se presentan síntomas como un endurecimiento brusco de la vena, dolor agudo, hinchazón y/o enrojecimiento en la zona. En estos casos, deberás consultar lo antes posible a tu médico para descartar cualquier formación de coágulos.

¿Es posible eliminarlas?

Actualmente existen muchas formas de tratar las varices, con mecanismos que van desde la ingesta de medicamentos que actúan aumentando el tono de la pared venosa o mejorando la circulación sanguínea, pasando por cirugías con diversas técnicas que buscan eliminar el problema, hasta el uso de moléculas inteligentes que se introducen en las venas pequeñas de las piernas y se dirigen a los sitios donde la vena, o sus válvulas están dañadas, logrando sellar el sitio de la afectación.

Sin embargo, ninguno de esos tratamientos se recomienda durante el embarazo y se debe esperar, de tres meses a un año luego del parto para darle tiempo a las venas de recuperar su apariencia y ahí sí, empezar a trabajar en la recuperación de aquellas que queden después de ese tiempo.

Conoce también los mitos y realidades del peso en el embarazo

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet

  • Esquema de vacunación

    dummySlider

    ¿Quieres consultar qué vacunas necesita tu hijo? Con esta herramienta puedes saber cuáles son, cuándo se deben aplicar y contra qué enfermedades lo protegen.