Síguenos en:

Cuando el aumento de peso corresponde a diabetes gestacional

Cuando el aumento de peso corresponde a diabetes gestacional

Con el embarazo llegan los antojos y los kilitos de más. Pero hay mujeres que exceden los 10 kilos que, normalmente, aumentan durante la gestación. Su rostro

Cuando el aumento de peso corresponde a diabetes gestacional
Por: Pilar Bolívar Carreño
16 de Noviembre de 2007
Comparte este artículo

Con el embarazo llegan los antojos y los kilitos de más. Pero hay mujeres que exceden los 10 kilos que, normalmente, aumentan durante la gestación. Su rostro engorda y la contextura de la espalda se torna demasiado gruesa.

Esto puede corresponder a un caso de diabetes gestacional que, por lo general, desaparece luego de dar a luz. Las que no conocen la enfermedad ni los factores de riesgo sustentan su gordura con el tradicional y erróneo mito de ‘hay que comer el doble para nutrir al niño y alimentarme’.

Ingieren más alimentos de la cuenta, comen a deshoras, llenan su estómago con cosas poco nutritivas y exceden la porción de harinas y azúcares indicados por la nutricionista. Ahí es cuando se complican las cosas.

Como cualquier tipo de diabetes, es un aumento de azúcar en la sangre. Lo que la diferencia es que aparece después de la semana 20 de embarazo, pues en el organismo de la mujer aumenta la concentración de glucosa y, por lo tanto, se crea mayor resistencia a la insulina.

Cuando llega el control prenatal, el ginecólogo nota la subida repentina y exagerada de peso. Practica exámenes que miden el azúcar en la sangre, en ayunas. La futura madre consume 50 g. de glucosa oral y luego de una hora se mide la glicemia y si está sobre 140 unidades, hay que realizar un nuevo test con 100 g. de glucosa.

Y si luego de una, dos y hasta tres horas excede este número, es un caso de diabetes gestacional. “Es uno de los tipos de diabetes mellitus que se presenta únicamente durante el embarazo. Cuando este finaliza, se normalizan los niveles de glucosa en alrededor del 95 por ciento de todos los casos” explica la doctora Ana Beatriz Rossi, de la Asociación Colombiana de Diabetes.

Sin embargo, antes de quedar embarazadas, las mujeres deben hacer una visita pre concepcional para medir el nivel de glicemia. “Si este examen, o los que se realiza la mujer durante la gestación antes de la semana 20 muestran niveles elevados de glucosa en la sangre, se considera que ella es diabética desde antes de quedar en embarazo pero no lo sabía”, dice María Inés Toro, endocrinóloga de la Fundación Cardio Infantil.

¿Cómo sé que puedo tener diabetes gestacional?

Por lo general, este tipo de diabetes es asintomática, pero si la mujer aumenta de peso de manera considerable durante la gestación (el aumento normal durante todo el embarazo es entre 9 y 11 kilos), es probable que tenga diabetes gestacional. Es sospechoso, pues, cuando en cada control ginecológico mensual la balanza señala 2 kilos (o más) de más.

De acuerdo con los especialistas, la madre engorda porque el nivel de azúcar en la sangre sube, ya sea por factores de riesgo presentes en ella (sobrepeso, diagnóstico de síndrome de ovario poliquístico, diabetes previa al embarazo u obesidad) o por acción normal de las hormonas que, durante el embarazo, hacen que aumente la glicemia en la sangre.

Entonces, el páncreas produce más insulina para metabolizar esa sobreproducción de glucosa, pero muchas veces no es capaz de producir la que se necesita; de ahí que se desencadene diabetes en el embarazo.

No obstante, después del parto las necesidades de insulina vuelven a la normalidad y la diabetes desaparece del cuerpo de la madre.

Bebé de gran tamaño

También es sospechoso cuando la ecografía muestra al bebé más grande de lo normal. Como la insulina no disminuye los niveles de glucosa en la sangre de la madre con diabetes gestacional, el exceso azúcar es transmitido al bebé.

El niño recibe más energía de la que necesita para su crecimiento y desarrollo intrauterino, la energía se convierte en grasa y se desata un caso de macrosomía, es decir, un bebé gordo y grande.

De ahí la importancia de que la madre siga una alimentación balanceada durante la gestación (que evite los azúcares de rápida absorción) y que esté bajo supervisión del nutricionista y edoncrinólogo.

En caso de que la dieta y el ejercicio no hagan efecto, el especialista determinará el empleo de insulina inyectable. Es la mejor manera y la más segura para estabilizar el nivel de azúcar en la sangre de la madre, pues no afectará al feto.

Efectos de la diabetes gestacional en el bebé

Si una mujer desarrolla diabetes gestacional, la exposición del feto a la hiperglucemia de la madre aumenta el riesgo de que su bebé desarrolle diabetes con el paso del tiempo. independientemente de las influencias genéticas.

Asimismo, el niño puede nacer con problemas pancreáticos (menos células beta, encargadas de producir insulina), con resistencia a la insulina a temprana edad o con hipoglicemia.

“Durante el embarazo, la madre transmitió su sangre con altos niveles de azúcar al feto; luego del nacimiento, la madre deja de pasarle su sangre pero el páncreas del bebé sigue produciendo insulina; de ahí la hipoglicemia. Como no se suministra glucosa por la sangre, la madre debe recurrir a darle glucosa oral”, agrega Toro.

Lo que viene luego del parto

Aunque la mayoría de mujeres que presentan diabetes en el embarazo retoman su nivel normal de azúcar tras el parto, algunas son diabéticas el resto de sus vidas. De ahí la importancia de mejorar los hábitos de vida antes, durante y después del embarazo.

“Hay que comer bien el resto de la vida, pues las mujeres con diabetes gestacional quedan propensas no solo a presentar diabetes tipo 2, sino también hipertensión o preeclampsia. Si no controla la ingesta de azúcar durante el embarazo, puede presentar sobrepeso y una cesárea (que se puede evitar) por el tamaño del bebé”, explica Toro.

Factores de riesgo

Las mujeres que tuvieron diabetes en embarazos previos, las que tienen antecedentes familiares de diabetes tipo 2 (padres o abuelos), obesas e hipertensas son las propensas a presentar diabetes gestacional.

Adicionalmente, la edad avanzada de la madre, haber tenido un parto anterior con un bebé que pesaba más de 4 Kgs., muerte inexplicable de un recién nacido, un bebé anterior que haya presentado una malformación congénita e infecciones recurrentes son otros factores de riesgo para la gestante.

Recomendaciones

Para reducir el riesgo de tener diabetes gestacional, los expertos recomiendan que las mujeres tengan buen estado de salud y peso normal antes de comenzar el embarazo. Y una vez estén en cinta, adopten una vida sana y eviten el aumento de peso.

Si la mujer desarrolla diabetes durante el embarazo, es importante llevar un control estricto de los niveles de glucosa en la sangre. Así se reduce el riesgo de que el bebé desarrolle la enfermedad en el futuro.

La madre debe evitar el consumo de azúcares de rápida absorción. Los edulcorantes son recomendables, en pocas cantidades.

No olvide, antes de quedar embarazada, medir su nivel de azúcar en la sangre. Si no se sometió a esta revisión previa, hágalo apenas comienza la gestación o en la semana 28, según le indique el médico.

De cada 100 mujeres con diabetes gestacional, 5 o 6 son diabéticas luego de dar a luz, cada año.

Si la madre con diabetes gestacional no se cuida en alimentación y no sigue indicaciones médicas, puede volver a presentarla en futuros embarazos. Además, correl riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Algunos estudios muestran que los hijos de mujeres que desarrollaron diabetes gestacional pueden tener un mayor índice de diabetes tipo 2.

45%: es el aumento de posibilidades que tiene el bebé para desarrollar diabetes tipo 2, si la madre sufrió diabetes gestacional, en comparación con 8,6% de los bebés de madres que desarrollan diabetes tras el embarazo, o del 1,4% de los bebés de madres sin diabetes.

 

 

Rocío del Pilar BolívarRedactora ABC del Bebé

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet