Síguenos en:

Asma en niños: Una enfermedad manejable

Asma en niños: Una enfermedad manejable

Conozca lo que debe hacer para mejorar su estado

Asma en niños: Una enfermedad manejable
Por: Marisol Ortega Guerrero
23 de Julio de 2015
Comparte este artículo

Si su bebé presenta tos frecuente y en ocasiones está muy congestionado, lo más probable es que sea una gripe; debe estar atento a su estado de ánimo, si come normalmente, si se mantiene activo y respira bien, con sus cuidados y amor, y otros consejos de su pediatra, todo estará bien.

Sin embargo, en ocasiones, cuando esos episodios de tos se hacen mucho más frecuentes e intensos, sobre todo de noche, o no responden a los tratamientos convencionales, pueden ser las primeras manifestaciones de la presencia de asma, que se produce por inflamación de las vías respiratorias, originadas por diferentes estímulos, lo que hace que se reduzca la cantidad de aire que puede pasar y surjan los síntomas.

Hay que aclarar que el asma debe ser diagnosticada por un médico pediatra, y que son los especialistas quienes determinan el tratamiento y el posible origen, igualmente quienes desvirtúan otros síntomas.

Cuando se confirma el diagnóstico y la enfermedad se presenta en menores de 24 meses, “se denomina asma del lactante, y difiere de la del niño mayorcito porque no siempre presenta crisis de dificultad respiratoria, pero sí episodios repetitivos de congestión bronquial y tos, y la primera causa que la desencadena en los bebés son los virus”, señala el doctor Francisco Javier Leal Quevedo, pediatra alergólogo e inmunólogo.

Hay diferentes grupos de pacientes. “El primero está conformado por niños que han tenido dificultades en su desarrollo pulmonar, por ejemplo, prematurez, y requieren cuidados específicos; el segundo, aquellos con susceptibilidad especial ante los virus respiratorios (lo más común en los bebés), que se convierten en agentes infecciosos desencadenantes, y el tercero, niños alérgicos con una herencia importante, es decir, madre o padre con alergia respiratoria”.

Lo que debe evitar

Confirmado el diagnóstico, la doctora Lucía Vargas Posada, psicóloga clínica de niños y familia, sugiere a las personas encargadas de cuidar y educar al niño, especialmente sus padres, que deben informarse sobre el tema y adherirse al tratamiento siguiendo las indicaciones médicas en cuanto a medicamentos, frecuencia de los controles y tomar ciertas precauciones en el hogar, pero también evitar comportamientos negativos frente al bebé, que puedan perjudicarlo.

Si bien se requieren cuidados, es importante no dejarse invadir por la angustia, ya que esto lleva a cometer errores como sobreprotegerlo, tanto que se les prohíben las actividades lúdicas, recreativas y el juego, pensando que al correr, reír o sudar mucho va a tener una crisis, y se llega al extremo de no dejarlos hacer nada.

La sugerencia es no mantener al bebé encerrado ni acostumbrarlo a estar ‘pegado’ al televisor, para que no tenga cualquier actividad física que incremente su tos, lo que lo llevaría a adquirir, más grandecitos, hábitos menos saludables como estar ‘metido’ en el computador.

Por su parte, el doctor Alfonso Mario Cepeda Sarabia, investigador principal del ‘Estudio Internacional de Alergia y Asma en Niños’ (Isaac, por sus siglas en inglés), y presidente de la Sociedad Latinoamericana de Alergia, Asma e Inmunología, resume la situación al decir: “He acuñado lo que considero describe muy bien lo que pasa: ‘los niños del metro cúbico’, que equivale, casi literalmente, al espacio que estos niños respiran.

Por tanto, más fácilmente se sensibilizan (se vuelven alérgicos) a ácaros, hongos y otros contaminantes que hay en la casa, que pueden desencadenar o agravar los casos de asma”.

Otro error es sumar a la sobreprotección la permisividad absoluta. Según la doctora Lucía Vargas, “a pesar de que las emociones fuertes, como la frustración, la ira, el llanto o el ‘berrinche’ pueden desencadenar un episodio fuerte de tos, los adultos no deben ser excesivamente tolerantes y complacientes para evitar la reacción, pues de esta manera lo que ocurre es que a la condición de niño asmático se suma la de un niño caprichoso y tirano, poco adaptado a convivir bien con pares y demás personas”.

Finalmente, es fundamental “no estigmatizar al bebé tratándolo como enfermizo y frágil, porque esto va afectando su autoestima a medida que crece. Por el contrario, apoyar los logros y esfuerzos”. Tampoco es prudente anticipar situaciones con comentarios negativos. Por ejemplo, ‘ahora con esa gripe te va a dar asma’, ‘mejor no corras, te da el ataque, quedate quieto’. “Estos comentarios anticipatorios pueden predisponer al niño a enfermarse, generan inseguridad y resultan frustrantes”.

El complemento del tratamiento médico está en rodear al niño de un ambiente seguro, comenzando por su cuarto en el que no deben haber tapetes ni peluches, sacudir con frecuencia el colchón de su cuna, y mantener un buen aseo en todo momento.

Una duda de los padres es si pueden tener o no animales domésticos. El doctor Francisco Javier Leal explica que “cuando se nace con perro o gato en casa hay cierta protección ante el asma, no así cuando el animal llega más tarde. Es decir, que si el niño es alérgico y se ha confirmado el diagnóstico, regalarle su primera mascota, como un perro o un gato, no sería lo más aconsejable, más si se tiene en cuenta que los pelos y caspas de estos alimentan los ácaros presentes en las viviendas, y que son el principal alergeno desencadenante de rinitis y asma”.

Igualmente, se deben evitar los cambios bruscos de temperatura; por ejemplo, pasar de un cuarto cálido a uno muy frío, o salir de la casa a la calle sin proteger boca y nariz. Hay bebés susceptibles a los perfumes y a ciertos alimentos, y es fundamental comenzar a analizar y descubrir cuáles son esos factores que podrían desencadenar episodios severos de tos o una crisis asmática.

       
Comparte este artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
eltiempotest132423
Hace 1 año
Ok
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet

Revista ABC

Edición 111

Ver revista

Ver todas las ediciones