Síguenos en:

Tips para que el niño pueda ir al baño

Tips para que el niño pueda ir al baño

El estreñimiento es una de las consultas pediátricas más frecuentes.

Tips para que el niño pueda ir al baño
Por: Tatiana Quinchanegua
08 de Julio de 2015
Comparte este artículo

Dolor a la hora de hacer la deposición, sentir el estómago inflado y redondo, gases, irritabilidad, estrés y mal aliento, son algunas evidencias del estreñimiento en sus hijos. Se estima que la dificultad en la defecación supone entre el 25 y 45 por ciento de las consultas de los especialistas en gastroenterología pediátrica.

Según Juan Pablo Riveros López, gastroenterólogo pediatra del Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt, esta patología se define como “una alteración en la frecuencia regular de las deposiciones, que se acompañan por la presencia de heces duras (caprinas o deposiciones de gran tamaño), la presencia de pujo y dolor o dificultad para evacuar”.

Dependiendo de la edad, es muy frecuente que dentro de las manifestaciones físicas los infantes presenten episodios recurrentes de dolor abdominal en la parte inferior o en sus costados, distensión abdominal, flatulencia, sangrado en las heces debido a la dificultad que tienen en sus evacuaciones; incluso muchos de estos niños pueden ir perdiendo el apetito a medida que duren más tiempo sin evacuar.

Desde el punto de vista psicológico, son niños que pueden presentar miedo a la hora de evacuar, lo que se ve reflejado en posturas de retención, y en niños que ya están en la etapa escolar es frecuente que por problemas de matoneo en el colegio o dificultades en su relación familiar se manifiesten como incontinencia fecal. También se pueden tornar irritables y antisociales.

Los padres deben preocuparse, especialmente, en aquellos casos donde los síntomas de estreñimiento inician a edades más tempranas, principalmente durante los primeros 6 meses de vida, ya que deben descartar enfermedades de tipo orgánico que estén ocasionando dicho problema.

A su vez, es importante consultar con su médico cuando se presentan signos de alarma, como es el caso de detención en su curva de crecimiento (peso y talla), evacuación tardía de su primera deposición al nacer (idealmente debe ser antes de las primeras 48 horas de vida), presencia de sangrado, vómito, llanto constante o irritabilidad.

Para ayudar a los niños en este proceso de ir al baño, un grupo de especialistas de la salud de la Fundación Universitaria del Área Andina se dieron a la tarea de diseñar una guía de fácil acceso, para que expertos en salud infantil y papás puedan consultarla.

Patricia Pardo, médica especialista en medicina alternativa de la misma institución, afirma que “factores como separación de los padres, cambio de jardín o de colegio, violencia intrafamiliar, dificultad para relacionarse con sus pares (niños de la misma edad) son también causantes de esta dificultad en los niños”.

Los momentos de mayor susceptibilidad a la aparición del estreñimiento son: en los lactantes en la fase de destete, en los preescolares cuando se retira el pañal y en los escolares cuando inician el colegio.

Otro factor asociado es el estrés de la vida moderna, “los padres nos acostumbramos también a acelerar a los niños a la hora de comer, en las mañanas porque tienen que ir al colegio, en la tarde porque deben hacer tareas y en la noche porque es hora de dormir. Nos acostumbramos a presionarlos y los niños no pueden ni digerir los alimentos ni evacuarlos, porque tampoco se les da la oportunidad”, reiteró la doctora Pardo.

Al igual que en los adultos, los niños pueden presentar problemas de acné, su piel se puede tornar ajada u opaca y les puede dar miedo ir al baño, además, el aroma les resulta bastante de-sagradable. También “la impactación fecal y distensión del recto provocan la pérdida de las funcionas motora y sensorial”, dice la doctora Ángela Corredor, fisioterapeuta de la Fundación Universitaria del Área Andina.

Tenga presente que si alguno de los padres presentó estreñimiento en algún momento de su vida, sus hijos estarán predispuestos a tener estreñimiento. Se han encontrado antecedentes familiares entre el 28 y 50 por ciento de los casos.

¿Cómo se puede prevenir?

Según The Paris consensus on chilhood constipation terminology (PACCT) Group, existe estreñimiento crónico cuando el niño tiene menos de tres deposiciones a la semana, más de un episodio de incontinencia fecal a la semana, heces grandes en el recto o palpables en el abdomen, paso de heces grandes que pueden obstruir el inodoro, posturas de retención o actitud de retención fecal y dolor al defecar.

1. Lo primero es que la madre brinde lactancia exclusiva a su hijo durante los primeros seis meses.

2. Mejorar hábitos de nutrición en los niños, es decir, que incluyan buenas porciones de frutas y verduras (aproximadamente de 4 a 5 entre ambos grupos de alimentos al día), evitar el consumo de jugos de frutas, así sean naturales, y favorecer la ingesta de agua pura, consumo de cereales integrales, y sobre todo evitar el consumo de comida 'chatarra' que favorece la aparición del estreñimiento. 

3. También, brindar al niño grandes cantidades de líquido, preferiblemente agua, que sirve para favorecer el buen funcionamiento del intestino. 

4. Se debe incrementar la ingesta de alimentos ricos en fibra, como piña, pitahaya y papayuela.

5. Tener buenas posturas de higiene. Evite usar con los niños frases como “esconda la barriga”, ya que los niños ejercen la respiración abdominal o diafragmática, es el patrón fisiológico por excelencia y al que todos deberíamos llegar, la característica principal es que el tórax se expande sobre todo en un diámetro vertical, al ser el diafragma el músculo motor principal. Este tipo de respiración es común en los niños pequeños.

6. Favorecer las prácticas deportivas y evitar al máximo el sedentarismo. Para disminuir el estreñimiento, son de gran utilidad las actividades que requieran un buen trabajo de piernas, como montar bicicleta, nadar, bailar, entre otras. En los bebés, los móviles deben estar cerca del área de las piernas para que los pequeños intenten moverlos.

7. Según la doctora Corredor, es importante que en los jardines y colegios los niños tengan el tiempo suficiente para hacer del cuerpo; evitar presionarlos, ya que están en una etapa de desarrollo.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet