Síguenos en:

Abecé de los dientes de leche: todo lo que debes saber

Abecé de los dientes de leche: todo lo que debes saber

Este primer ‘tesoro’ de tus niños es el preámbulo de su dentadura permanente, aprende a cuidarlos.

Abecé de los dientes de leche: todo lo que debes saber
Por: Astrid López
08 de Abril de 2016
Comparte este artículo

Tal vez, como padres se han preguntado cuál es la función de los dientes de leche, si serán iguales a los dientes permanentes o si pueden presentar enfermedades. Pues bien, lo primero que deben saber es que si el bebé va a cumplir los seis meses, se lleva los juguetes a la boca, muerde con fuerza, chupa, mantiene sus manitas en la boca y rasca sus encías, es porque ha llegado el momento de que sus dientes “salgan a flote”.

Síntomas como estos son la señal de que el proceso de dentición ha iniciado y esos dientes de leche podrán venir acompañados de irritabilidad, cambios en sus rutinas de sueño, falta de apetito, aumento en la salivación y el babeo, malestares e incomodidad. Todos pasajeros. Para saber más cómo será el proceso, la importancia de esos primeros dientes y su cuidado, los expertos aclaran las dudas.

¿Cuándo debo llevar por primera vez al odontólogo a mi hijo?

Los expertos coinciden en que desde que la madre se entere que está en embarazo, debe solicitar consulta con su odontólogo; en el mejor de los casos, pedir una cita que haga parte de los “planes de odontología maternoinfantil”, como lo sugiere el doctor Francisco José Hernández, odontopediatra, presidente de la Asociación Latinoamericana de Odontopediatría.

Hernández explica que ese control es muy importante porque la madre puede prevenir problemas con su dentadura a causa de la pérdida de calcio, mineral que irá, más bien, a favorecer al niño en formación. Por ello, las piezas dentales de la mujer se debilitan, e incluso tienden a fracturarse o perderse, por una enfermedad periodontal (en los tejidos de soporte de los dientes) que puede aparecer durante la gestación.

“Además, después del nacimiento, es ideal visitar al odontopediatra desde temprana edad, pues podemos darles pautas específicas e individualizadas a la madre, el padre o quienes estén a cargo del niño sobre prevención. Todo para proteger, entre otros aspectos, el esmalte de los dientes, para que no se vea atacado por las enfermedades de la boca”, añade.

 

¿A qué edad deben llegar los primeros dientes de mi bebé?

“Los dientes temporales, llamados comúnmente ‘dientes de leche’ por su color blanquecino, empiezan su erupción o salida hacia los seis meses de edad. Aun así, es normal que existan algunas variaciones individuales que hagan que los dientes se anticipen o retrasen.

Ello no debe preocupar a los padres, pero sí es importante que hacia los seis meses se consulte al odontólogo pediatra para hacer seguimiento al proceso de erupción. Entre los márgenes normales está que esos primeros dientes salgan durante el primer año de vida”, dice la doctora María Juliana Ochoa, docente de la Facultad de Odontología de la Universidad El Bosque, en Bogotá.

¿Cómo son esos primeros dientes?

La odontopediatra Diana Roa, de la Universidad El Bosque, aclara que “los dientes de leche o temporales son más pequeños que los dientes permanentes y que las capas de esmalte y dentina (tejidos de la corona del diente) son, también, más delgadas que las de los dientes definitivos.

Sin embargo, hay que decir que la formación de esos primeros dientes se da desde que el bebé está en el útero. La primera etapa inicia hacia la semana 6 u 8 de gestación, aproximadamente, cuando se forma la sustancia básica de los dientes de leche. Luego, entre el tercer y cuarto mes, se forma el tejido duro que rodea los dientes y se fijan los cimientos de la dentición permanente. (Te puede interesar: Dientes de leche: todo lo que hay que saber)

Por esto es determinante la buena nutrición de la madre en el embarazo, con una dieta que incluya alimentos ricos en calcio, fósforo, y vitaminas C y D. Es bueno tener en cuenta que los dientes de leche serán en total 20, y aparecerán poco a poco.

¿Cuál es la función de los dientes de leche?

“Los dientes de leche son igual de importantes que los permanentes. Su función es clave en el proceso de masticación del bebé cuando este inicia la alimentación complementaria: participan en la fonación, en la deglución y en todo el desarrollo de las funciones de la boca, llamado sistema estomatognático; además, ayudan a que se formen los huesos maxilares, a que la cavidad crezca de manera normal y correcta, y mantienen el espacio para la aparición de los dientes permanentes”, sostiene el odontopediatra Hernández.

¿Qué hacer para aliviar la incomodidad cuando salen los dientes?

Se puede dar al bebé un estimulador de dientes que le ayude a disminuir la molestia en sus encías; puede ser un aro de goma, preferiblemente rugoso y frío, o humedecer con agua muy fría un pañuelo y pasarlo por la encía del niño. Esto le ayudará a adormecer las encías. Por ningún motivo lo medique, pues en caso de ser necesario solo debe ser resultado de una valoración médica apropiada.

¿Hasta cuándo tendrá mi hijo sus dientes de leche?

“Los dientes temporales se empiezan a perder entre los 5 años y medio y los 7 y medio, con los incisivos centrales inferiores; luego se van los incisivos centrales superiores, y así paulatinamente. Al mismo tiempo que los incisivos se van, comienzan a salir muelas nuevas detrás de esas últimas muelas temporales, que son los primeros molares permanentes. A estos hay que cuidarlos mucho porque son para siempre, y llegan hacia los seis años aproximadamente.

“El canino superior o alguno de los molares temporales son los últimos en irse, en la mayoría de los casos; no hay fechas específicas y lo importante es que se siga un patrón de caída normal”, anota el odontopediatra Hernández.

¿Existen alimentos buenos o no para los dientes de leche?

En principio, consideran los expertos, el azúcar en exceso puede ser un gran enemigo de la salud oral y fisiológica de los dientes de tu niño.

Igualmente, no se debe perpetuar la alimentación con teteros, sino que desde los 18 meses aproximadamente hay que alimentarlos con cuchara.

Lo que se busca es evitar problemas de deglución, así como mala posición de la lengua al pasar la saliva y los alimentos, que puedan descuadrar, en parte, la forma del hueso y otros aspectos del crecimiento de la boca”, recomienda Hernández.

Por otra parte, “es bueno que el niño reciba alimentos ricos en fibra y con cáscara, que lo obliguen a masticar. También, que el pequeño no tome líquidos con los sólidos (este debe ser un principio básico), sino que mastique normalmente y que sea la saliva la que se encargue de ayudarle a pasar el alimento.

¿Qué debo hacer si mi hijo se fractura o pierde un diente de leche por un accidente?

La doctora Diana Roa, docente de pre y posgrado de la Universidad El Bosque, dice que “si uno de estos dientes se pierde por un trauma dental, es decir, por un golpe al inicio de los primeros pasos o en la etapa escolar, de inmediato hay que acudir con al odontopediatra, para evaluar las consecuencias del golpe, los cuidados y el tratamiento a seguir”.

Por su parte, el doctor Francisco Hernández explica que si un diente de leche se pierde por un golpe debe ser remplazado para mantener el espacio. “Hay que poner un aparato que se llama mantenedor de espacio, porque si se cierra ese lugar del diente, no se permitirá que el permanente salga, con la posibilidad de tener problemas de ortodoncia, que el diente salga montado o se quede retenido en el hueso”, añade.

 

¿Los dientes de leche pueden sufrir enfermedades?

La doctora María Juliana Ochoa asevera: “los dientes temporales pueden presentar alteraciones en número, es decir, más o menos dientes, y en su estructura también se presentan defectos, en la calidad del tejido dental. Otras alteraciones posibles son causadas por el uso prolongado de chupos, morder objetos o chuparse el dedo, generando la mala posición de los dientes o el desgaste de los mismos”, sostiene la docente de la Universidad El Bosque. Entre las enfermedades más frecuentes, continúa la odontopediatra, “está la caries dental, producida por: factores como los inadecuados hábitos de higiene oral, que no incluyen el uso periódico de seda dental, cepillo y crema; defectos en la estructura de los dientes; alteraciones sistémicas; uso de medicamentos, o una mala alimentación, cargada de azúcares, entre otros”. 

¿Verdad o mito que los niños pueden nacer con dientes?

“Son casos escasos pero posibles, y no tienen mayor problema, solo hay que consular para verificar que el diente no esté flojo y el niño pueda aspirarlo. El problema es más para la madre que para el bebé, por el tema de la lactancia, porque la puede morder y hacerle daño mientras ella se adapta. A este tipo de dentición se le conoce como dientes natales y no se deben retirar a menos que estén flojos”, explica el doctor Francisco Hernández. (Puedes leer: Dientes de leche: mitos y verdades)

¿Qué cuidado debo tener con los dientes de mi bebé?

Lo primero, dice la doctora y docente María Juliana Ochoa, es acudir al odontopediatra desde los seis meses de edad, tenga o no dientes tu hijo, para iniciar el control pertinente y que los padres reciban una asesoría sobre el cuidado oral; la importancia de la lactancia materna, y recomendaciones de cómo evitar los hábitos nocivos, como el uso prolongado del chupo y del biberón.

Las citas al odontopediatra deben ser al menos cada seis meses o como lo determine el profesional. La experta indica “que antes de que erupcionen los dientes debe comenzar una rutina clara de higiene oral y limpiar la boca del bebé por lo menos una vez al día, con una gasa humedecida para retirar los residuos de los alimentos, que se acumulan en los tejidos de la boca. Esta práctica de limpieza debe estar a cargo de los padres.

“Ya cuando salgan los dientes de leche se debe instituir una rutina diaria con cepillo de dientes indicado para la edad del niño; crema dental en pequeña cantidad, del tamaño de un grano de arroz, y usar seda dental, si los espacios entre los dientes son muy cerrados, mínimo tres veces por semana. Evite la ingesta de la crema dental. Si el niño no sabe escupir, limpie el exceso de crema con una gasa húmeda”, explica la doctora Ochoa. (Recomendado de ABC del Bebé: Protegiendo los dientes de leche)

 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet