Síguenos en:

Cómo aprovechar las vacaciones con los hijos

Cómo aprovechar las vacaciones con los hijos

El juego es una herramienta clave de aprendizaje porque el niño explora el mundo que lo rodea, se descubre a sí mismo, se relaciona con los demás y, lo mejor

Cómo aprovechar las vacaciones con los hijos
Por:
08 de Enero de 2008
Comparte este artículo

El juego es una herramienta clave de aprendizaje porque el niño explora el mundo que lo rodea, se descubre a sí mismo, se relaciona con los demás y, lo mejor de todo, se divierte y es feliz.

Al jugar, un pequeño socializa, compite, crea, piensa, decide, soluciona y espera; igualmente, adquiere madurez emocional, pues logra tener un manejo adecuado de la frustración debido a que en un ambiente de competencia debe enfrentarse a la victoria y a la derrota.

Los padres que juegan con sus hijos no solo comparten momentos de placer sino que se relacionan mejor con ellos, logran conocerlos (mediante el juego, un infante exterioriza lo que está viviendo) y favorecen su desempeño social y desarrollo sensorial, motor y cognitivo. Además, con un juego familiar se refuerzan conceptos básicos como cantidad, espacialidad y temporalidad, así como la noción de color, tamaño, forma, posición y lenguaje, entre otros.

Es importante que el juego sea libre y espontáneo. A la hora de escoger la actividad, hay que tener en cuenta los gustos, necesidades, temperamento y habilidades de los infantes para que realmente lo disfruten. Los adultos nunca deben interferir ni condicionar los juegos infantiles.

¿A qué jugar?En los primeros años, hay que seguir el interés particular de los niños: algunos se interesan más por los movimientos, otros por la lectura, otros por el arte y otros por los juegos de mesa.

Los padres deben participar pero permitirles a los niños que elijan la actividad de su predilección.

Sin embargo, los adultos pueden indicarles los juegos que ellos practicaban cuando eran niños y rescatar los juegos tradicionales, como el trompo, la golosa o las escondidas. De esta manera, el niño se verá interesado por conocer y practicar las actividades favoritas de los padres en el pasado.

Para entretenerse no es indispensable tener los mejores y más costosos juguetes, sino aprender a improvisar momentos de distracción que fortalezcan los lazos afectivos. Además, los adultos recordarán por qué el juego los hizo tan felices cuando ellos también eran niños.

Ideas de juegos familiares para poner en práctica

* Cuentos infantiles. Los niños construyen mundos y logran encontrar soluciones a los conflictos que viven. * Rondas infantiles. Les ayudan a los pequeños a vencer el miedo a lo desconocido. Estimulan su confianza.* Juegos de mesa. Son convenientes para integrar a toda la familia. La lotería, por ejemplo, refuerza el lenguaje del niño y favorece su atención. Con el rompecabezas, aprende a completar figuras y fortalece el sentido de direccionalidad. El dominó de figuras le permite identificar formas visuales y el de puntos, comprender nociones como igual a, más que y menos que.* Muñecos, carros, casas, ollas y demás juguetes. Desarrollan la independencia del infante.* Origami y juegos de armar. Favorecen el desarrollo de habilidades manuales.* Juegos de roles. El infante dramatiza lo que los demás hacen en su cotidianidad y así aprende a identificar ciertas funciones.* Juegos de parque. Con una pelota, el cuerpo está en movimiento y el pequeño recibe información espacial; un columpio o rodadero le ayudan a tener equilibrio.* Experimentos. Alimentan la expectativa y ayudan a resolver dudas. ¿Por qué ciertos objetos flotan en el agua?* Juegos tradicionales. La lleva, las escondidas y la golosa favorecen el desarrollo social, motor y cognitivo del niño. Las canicas, las cometas y el trompo son un puente entre generaciones.* Los patines, la bicicleta y el triciclo fortalecen la coordinación de ambos lados del cuerpo. Ahora, ¡a jugar!

Fuentes: Liliana Saavedra, terapeuta ocupacional; María Paola González, fonoaudióloga; María Angélica Murcia, terapeuta ocupacional, y ‘El arte de criar hijos con amor’, guías de crianza del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Sociedad Colombiana de Pediatría.

 

Andrea Linares G.

Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet