Síguenos en:

El regalo perfecto para su hijo no tiene marca ni precio

El regalo perfecto para su hijo no tiene marca ni precio

La Navidad no debe ser una fiesta comercial, por eso existen pautas para disfrutar en familia. Además, antes de elegir un detalle piense primero en su utilidad

El regalo perfecto para su hijo no tiene marca ni precio
Por:
12 de Diciembre de 2006
Comparte este artículo

La Navidad no debe ser una fiesta comercial, por eso existen pautas para disfrutar en familia. Además, antes de elegir un detalle piense primero en su utilidad y en la edad del niño.

Quizás ya haya vivido esta escena: su hijo prefiere jugar con la caja o con las bolsas donde venía empacado el costoso regalo que le compró para la Navidad. Usted se siente decepcionado.

Un ejemplo es lo que le sucedió a Liliana cuando vio que su sobrina, Laura, de 4 años, disfrutó más con un pollo de cuerda que le costó mil pesos que con el morral de Bob Esponja por el que pagó 40 veces más.

La razón: a los menores de 4 años no les interesan las marcas ni el costo de los regalos. Les gustan la novedad en texturas, colores, movimientos, sonidos y todos aquellos objetos en los que descubran algo nuevo.

Para que esto no se repita en su vida o no cometa la ‘primiparada’, debe aprender a conocer y a comprender mejor los gustos de los pequeños. Por eso, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones.

Navidad, más que dinero

Otra de las obligaciones de los padres es transmitir a sus hijos, desde temprana edad, la importancia de estas fechas, para que el pequeño entienda que esta época es el momento de compartir en familia, tradiciones, villancicos, novenas, abrazos y besos.

Recuerde que la mejor forma de que el niño entienda el mensaje es arreglar la casa de manera diferente. Además, visitar con él lugares donde pueda observar decoraciones navideñas; compartir las cenas familiares y hacer una carta al Niño Dios en la cual pida su regalo.

Sin embargo, se le debe enseñar que el detalle se da y se recibe como una muestra de amor y cariño y no como algo imprescindible. A este respecto, el siquiatra infantil Christian Muñoz sugiere no darle todo lo que pida.

“Es recomendable que cada integrante de la familia le dé un regalo, para no malacostumbrarlo y evitar que haga pataletas cuando los padres no tengan dinero para comprar lo deseado”, afirma.

Además, recuerda que los detalles no suplantan el tiempo que no se le dedicó durante el año.

El regalo perfecto

Los mejores obsequios para los niños menores de 4 años son los que les permiten desarrollar habilidades motrices y afectivas.

Por otra parte, los padres deben entender que los pequeños pierden rápidamente el interés en los juguetes.

Paula Bernal, sicóloga especialista en desarrollo infantil, dice que los padres, aparte de dialogar con los niños acerca del tipo de regalos que quieren, deben observar qué les puede ayudar en su desarrollo.

“Aunque no se debe sustituir el espíritu navideño por los regalos, los niños siempre tienen la ilusión de recibir un juguete”, afirma.

No prometa si no puede cumplir

Cuando a los niños se les promete algo y no se les cumple, reaccionan con respuestas emocionales como insatisfacción, tristeza, decepción y hasta conductas desafiantes. Aunque estas situaciones son transitorias, los padres deben ignorarlas. Sin embargo, tengan presente que es mejor no crear falsas expectativas.

No se estrese

Navidad es sinónimo de carreras y compromisos. La tensión se complica cuando usted exterioriza el estrés que ocasionan los compromisos.

Manejar la Navidad sin estrés hace que esta época termine siendo para ellos no un momento más, sino una verdadera fiesta.

Regalos según la edad

Sensoriomotrices: están dirigidos a la parte sensorial y se utilizan en los primeros 18 meses. Se caracterizan por tener olores, colores y desplazamiento. Pueden ser: pelotas, caminadores, muñecos, sonajeros, juguetes que estimulen al gateo, libros con imágenes y textos con rima. Entre los 9 y los 18 meses los mejores obsequios son los que tienen figuras geométricas, con animales o imágenes del cuerpo humano. Representativos: se utilizan a partir del año de edad. Representan un objeto de la realidad, como un carro, una casa o una muñeca, pero en miniatura. También cumple este propósito el ‘kit’ del médico o el del profesor. Construcción: son los diseñados para armar y construir, como los bloques o los rompecabezas. Sirven para incentivar la creatividad y la imaginación de niños mayores de 3 años. Locomoción: resultan ideales para niños mayores de 4 años. Se emplean para trasladarse de un lugar a otro, como el triciclo, la bicicleta o los patines.

Consejos para una Navidad sin estrés

Llene de magia la Navidad y no solo de mercancía. No gaste dinero en exceso. Haga poco pero bien hecho. No se estrese por dar el mejor postre. Es más importante ser el más alegre. Hable sobre las tradiciones familiares. Observe fotos y videos de las anteriores navidades. Esto le permitirá al niño tener sentido de pertenencia por la fecha. Evite las peleas delante de los niños. Tenga en cuenta que cuando recuerda las fechas del pasado, evoca mas los momentos felices que los regalos. Piense siempre en compartir.

Por Mónica ToroRedactora ABC del bebé.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet