Síguenos en:

¿Es usted un padre 10?

¿Es usted un padre 10?

Tome papel y lápiz, responda este ?test? y evalúe cómo desempeña su rol.Un padre ideal se esmera por asumir su papel a cabalidad para formar personas autón

¿Es usted un padre 10?
Por:
06 de Junio de 2008
Comparte este artículo

Tome papel y lápiz, responda este ‘test’ y evalúe cómo desempeña su rol.Un padre ideal se esmera por asumir su papel a cabalidad para formar personas autónomas, libres para actuar como mejor se los dicte su criterio, responsables y, sobre todo, felices.

Si usted quiere saber si es uno de estos padres, responda honestamente las siguientes preguntas. Cada una evalúa actitudes que hay que tener presentes a la hora de criar a los hijos.

Si falla o tiene duda en alguna, no debe sentirse culpable, lo más importante es que no olvide que “para desempeñar cualquier actividad se requiere entrenamiento y que con empeño y ayuda puede corregir sus falencias”, dice la sicóloga Gloria Casas, quien colaboró en la elaboración de este test.

1. ¿Qué tanto conoce usted a su hijo?

a. Sé con exactitud qué lo pone feliz, qué lo irrita, qué le da tristeza, qué lo complace, qué lo preocupa y qué lo desespera.

b. No siempre estoy seguro de sus gustos, preferencias y sentimientos, pero me esmero en observar sus actitudes, para comprenderlo.

c.Por su corta edad todavía no se ha definido su personalidad. No vale la pena preocuparse por conocerlo; de hecho, es imposible hacerlo.

2. ¿Cómo le manifiesta a su hijo que usted lo respeta?

a. Tengo claro que el respeto se gana. Por eso, nunca le grito ni le pego. Cuando es necesario corregirlo, evito la violencia física y sicológica.

b. Yo soy el padre y sé perfectamente lo que le conviene, así que cuando lo corrijo le dejo saber que yo mando y que sé por qué doy ciertas órdenes, aunque él no las entienda.

c. Creo que de vez en cuando, una palmada no le cae mal. Así, me aseguro de que haga exactamente lo que yo considero.

3. ¿Es usted capaz de mani- festar afecto por su hijo?

a. Siempre le hago saber que es lo más importante que hay en mi vida. No siento pena de darle un beso, acariciarlo, abrazarlo y/o decirle que lo quiero.

b. A veces me cohíbo de demostrarle que lo quiero cuando estamos frente a otras personas, pero en casa, me encargo de demostrarle que lo adoro.

c. Haberle dado la vida es la mejor demostración de que lo quiero. No hace falta ser meloso, pues se vuelven débiles.

 

4. ¿Saca tiempo para divertirse con su hijo?

a. Sé que el juego es fundamental para fortalecer el vínculo con mi hijo. Por eso, separo un tiempo especial para que compartamos con todos los miembros de la familia y reservo otro solamente para los dos. Me aseguro de que la actividad nos guste a ambos.

b. No siempre tengo tiempo, pero procuro jugar con mi hijo cada vez que puedo.

c. A mi esposa es a la que le corresponde esa tarea.

5. ¿Usted promueve la autonomía de su hijo?

a. Siempre que tengo la oportunidad, le doy la opción de que escoja qué comida quiere, qué ropa prefiere o por cuál actividad se inclina.

b. Ocasionalmente permito que mi hijo tome algunas decisiones, aunque casi siempre lo guío para que lo haga de la manera que yo creo correcta.

c. Mi hijo es muy pequeño para tomar decisiones. Es más, a veces le hago las tareas porque son ejercicios que no está en capacidad de hacer.

6. ¿Qué tanto se comunica con su hijo?

a. Siempre tengo el tiempo y la disposición para escuchar todo lo que tiene para contarme. Por la manera como se dirige a mí, me doy cuenta de que expresa abiertamente lo que siente y piensa.

b. Todavía hay pequeñas barreras que me hacen pensar que él no me tiene mucha confianza. Sin embargo, me esfuerzo para que se dé cuenta de que puede contar conmigo.

c. Mi hijo nunca me cuenta nada. Creo que esto se debe a que todavía no tiene grandes ni importantes cosas que decirme.

7. ¿Estimula a su hijo?

a. Tengo claro que mi hijo necesita de mis palabras y actitudes para que confíe en sus habilidades, aprenda de sus errores y los acepte. Por eso, cuando emprende una actividad, valoro su proceso, no solo los resultados.

b. No tengo muy clara cuál es la mejor manera de hacer que él confíe en sí mismo. Aún así lo estimulo para que realice actividades propias de su edad y sus capacidades, y me siento satisfecho con lo que hace.

c. La confianza en uno mismo se forma de acuerdo con las circunstancias que la vida le vaya poniendo en el camino y a la ‘berraquera’ que uno tenga para afrontarlas.

 

8. ¿Cómo le enseña a su hijo a resolver sus problemas?

a. Cuando mi hijo tiene una dificultad, por más pequeña que sea, le ayudo a explorar las alternativas para solucionarla y me comprometo con la solución que eligió.

b. Como dice el dicho, “es mejor enseñar a pescar que regalar el pez”, pero en ocasiones, cuando veo que él no opta por la mejor solución, yo me adelanto y lo resuelvo como debe ser.

c. Los problemas que se le presentan a mi hijo son muy simples y aún así él nunca sabe cómo solucionarlos. Por eso, yo me encargo de decirle qué hacer y cómo hacer.

9. ¿Le enseña a ser responsable a su hijo?

a. Establezco límites y normas en la casa, que permiten no solamente que mi hijo decida qué hacer, sino que, además, le brindan la posibilidad de asumir las consecuencias de sus actos y aprender de sus propias decisiones.

b. Me aseguro de que tenga clara la relación causa-efecto.

c. Todavía no es capaz de entender las consecuencias de sus actos. Más tarde llegará la hora de que aprenda a ser responsable de sus acciones.

 

10. ¿Acepta usted a su hijo tal como es?

a. Sé que hay rasgos de la personalidad de mi hijo que se manifiestan desde su infancia. Por eso, los acepto y aunque se trate de defectos mínimos, soy consciente de que no debo cambiarlos, pero sí ayudarlo a controlarlos. Igualmente, evito compararlo con otros niños.

b. Hay algunos aspectos de su personalidad que me irritan. Aunque procuro tener paciencia y aceptarlos.

c. Estoy decidido a cambiar los rasgos de su personalidad que tanto me desesperan. Por eso, siempre hago esfuerzos para cambiarlo y evitar que se comporte de la manera que tanto me molesta.

 

RESPUESTAS

 

* Si usted respondió en su gran mayoría con la opción A, puede estar seguro de que es un padre ideal, en otras palabras, un padre 10. No cambie el trato con su hijo, él se lo agradecerá después.

* Si usted respondió en su gran mayoría con la opción B, debe esforzarse por mejorar y por aprender a desempeñar mejor su rol de padre. Aún así, se nota a leguas que usted está dando lo mejor de sí mismo por ser un padre 10.

* Si usted respondió en su gran mayoría con la opción C, es muy necesario que dialogue con su pareja para encontrar alternativas de solución y guías para ser un mejor padre. Otra opción es acudir cuanto antes donde un especialista.

 

Por Melissa Serrato RamírezRedactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet