Síguenos en:

Los juguetes deben ser diseñados para la edad de cada niño

Los juguetes deben ser diseñados para la edad de cada niño

Los padres deben verificar, además, el material y el tamaño de estos productos.  La Sociedad Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics-AAA),

Los juguetes deben ser diseñados para la edad de cada niño
Por: Diana Bello
11 de Octubre de 2010
Comparte este artículo

Los padres deben verificar, además, el material y el tamaño de estos productos.  La Sociedad Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics-AAA), en su informe clínico ‘Seleccionando juguet

Los padres deben verificar, además, el material y el tamaño de estos productos.  La Sociedad Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics-AAA), en su informe clínico ‘Seleccionando juguetes apropiados para niños pequeños: el papel del pediatra’, anota que los juguetes como herramientas lúdicas deben “ser seguros, asequibles y apropiados para el desarrollo”. Así mismo, según este documento, la prioridad no es que sean costosos, sino que sean fabricados de acuerdo con la edad y las necesidades de desarrollo propias de cada pequeño. Dada la responsabilidad de estos artefactos en el bienestar de los menores, antes de elegirlos se deben tomar en consideración algunos aspectos claves. Según Carlos Alberto Torres, gerente general de Child Safety Consulting, empresa dedicada a la seguridad infantil, y experto en juguetes, existen diferentes estándares a los cuales se acogen los fabricantes para garantizar la seguridad de los niños.

 

“Tomando como referencia la normatividad de la Sociedad Americana de Pediatría, la recomendación principal es que los padres se inclinen por aquellos que han sido diseñados con base en la edad de su hijo”, explica Torres. Para los pequeños entre 0 y 3 meses, son ideales los libros con imágenes, los espejos que no se rompen y los móviles que no tienen objetos pequeños. “Además, se aconsejan los juegos entre padres e hijos que involucran música, canto y palmas”, añade.

 

Entre tanto, los bebés entre 4 y 7 meses pueden utilizar pelotas que tengan un diámetro superior a 4,5 centímetros, es decir que se acomoden en la mano; juguetes con texturas y sonidos adecuados para el desarrollo; e instrumentos musicales como tambores y maracas. Es importante que su contenido no se escape por ningún orificio. Por otra parte, para los infantes entre 8 y 18 meses son convenientes los recipientes, los balones más grandes y los carros que sean hechos de materiales no tóxicos, para evitar accidentes. Puntos para tener en cuentaEn primer lugar, hay que evitar los juguetes pintados. “Estos no deben estar al alcance de los menores de un año porque pueden llevárselos a la boca y pelar la pintura, lo cual ocasiona una  intoxicación”, comenta el especialista. Otro aspecto importante es el peso, pues muchos padres les permiten manipular a sus hijos objetos demasiado pesados. Al levantarlos, pierden el equilibrio y, de esta manera, pueden golpearse. Adicionalmente, es clave que los padres se cuestionen sobre el material del elemento de juego. Los más apropiados son aquellos elaborados en goma o en plástico liviano porque se pueden limpiar fácilmente y de forma periódica, lo cual es esencial para evadir las bacterias. Las texturas y telas de fibras inflamables, los juguetes metálicos, los que tienen objetos que se pueden desprender o cordones, sogas y cables, y aquellos que tienen un peso superior a 1 kilo, están prohibidos porque generalmente no son muy seguros. También hay que tener cuidado con los utensilios pequeños, por ser muy atractivos para los menores. Lo importante es que no haya posibilidad de que el niño retire los elementos del juguete que puede introducir en su boca y atorarse. Sin embargo, para prevenir accidentes, Carlos Alberto Torres hace énfasis en que es necesario evaluar cómo se puede hacer del hogar un sitio más seguro. “En las habitaciones hay que observar constantemente qué se encuentra en mal estado, porque las cosas se deterioran con el tiempo y luego causan daño”, dice. Para Marcela Alejo, terapeuta ocupacional especializada en desarrollo infantil, hay que enseñarles a los niños a darles un espacio a los juguetes, de tal manera que siempre estén organizados en el mismo lugar. “Si un cuarto está lleno de cosas, eso genera inseguridad y se pueden presentar accidentes. Si, por el contrario, el menor tiene a su disposición un lugar seleccionado por él mismo para depositarlos, se responsabilizará de ubicarlos después del juego”, agrega. Prevención en espacios abiertosA los 4 o 5 años comienza el gusto por montar en bicicleta o patinar. De acuerdo con Alejo, a esa edad los niños son capaces de usar los implementos deportivos adecuadamente, por lo cual hay que supervisarlos sin generarles inseguridad. “La recomendación es buscar espacios seguros, donde no haya avenidas cerca, para que puedan usar con tranquilidad patines y bicicletas y sientan, al mismo tiempo, que alguien los protege en caso de accidente”, agrega. Carlos Torres, por su parte, opina que no hay que olvidar el uso de cascos, rodilleras, coderas y todos los elementos necesarios para garantizar la seguridad. Afirma que es necesario hacer un correcto mantenimiento de estos implementos.

 

En cuanto a la seguridad en parques infantiles, estas áreas deben adaptarse a la estatura de los pequeños; los materiales no pueden terminar en punta, tener tornillos o tuercas visibles, y en cada atracción los niños necesitan un pasamanos para sostenerse. Antes de realizar una actividad lúdica es importante inspeccionar. “Si estamos al aire libre y hay pasto, hay que asegurarse de quitar piedras o vidrios para evitar accidentes”, agrega Torres. También es prudente analizar el número de adultos encargados de los niños. “Por cada adulto, no puede haber más de 8 o 10 niños en los lugares de recreación”, explica. Formación para jugarAdemás de adoptar normas de seguridad, el enseñarles a los niños a manipular objetos de manera correcta puede disminuir significativamente el riesgo de un accidente. Por eso, hay que trabajar en las habilidades motoras finas y estimular el sentido táctil. “De esta manera, la forma de tomar los juguetes va a ser más fluida, armoniosa y de mejor calidad. Motivarlos a que toquen arcilla, pinten con la mano, armen y desarmen los prepara para que manejen los juguetes. Si el niño se siente seguro, el riesgo será menor”, explica Marcela Alejo. Para evitar, por ejemplo, que introduzcan todo tipo de cosas en su nariz, la labor de los padres es vital. Ellos deben mostrarles que los artefactos no tienen esa función. Así, los menores entenderán. Esté atentoLa página de Internet de Kids Health for Nemours www.kidshealth.org/ recomienda:• Asegurarse de que los juguetes que se utilizan para aliviar las molestias de la dentición sean lo suficientemente grandes para que no quepan en la boca o la garganta del niño.• Evitar las canicas, las monedas y las pelotas pequeñas para evitar asfixia.• Cerciorarse de que los juguetes de tela cuenten con una etiqueta que especifique su resistencia a las llamas.• La pintura de los juguetes no puede contener plomo.

 

Por Diana Bello AristizábalRedactora ABC del bebé

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
NataliaFrias
Hace 3 años
Mi nena es fanática del payaso Plim Plim! Le encanta sus canciones! Y mucho mas su muñeco! Es super! Y es genial que sea un personaje de dibujos educativos…
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet