Síguenos en:

Relación entre padres y el centro educativo es necesaria para un óptimo desarrollo del niño

Relación entre padres y el centro educativo es necesaria para un óptimo desarrollo del niño

Cuando los padres están ausentes durante el proceso estudiantil, no se verán solo retrasos de tipo físico; el aspecto emocional también se afectará. Cuando

Relación entre padres y el centro educativo es necesaria para un óptimo desarrollo del niño
Por:
23 de Abril de 2009
Comparte este artículo

Cuando los padres están ausentes durante el proceso estudiantil, no se verán solo retrasos de tipo físico; el aspecto emocional también se afectará.

Cuando los niños están pequeños no cabe duda de que la responsabilidad de la crianza es, en primera instancia, de los padres. Este es un aspecto que naturalmente se adquiere cuando se tiene un hijo.

A medida que crece, el pequeño va conociendo nuevas experiencias y ambientes; entre ellos, el jardín y el colegio. Al entrar en este espacio, el factor pedagógico ya no solo es responsabilidad de las personas que se encuentran en el hogar, sino que ahora involucra a los compañeros y profesores del niño.

En este sentido, la formación emocional y física es un factor que implica una conexión entre los padres y las institución educativa y quienes la conforman, pues las dos partes influyen en un desarrollo del menor.

Así, los padres deben estar presentes en la educación de sus hijos como la institución debe apoyar esta formación del hogar. Según Ángela María Narváez, sicóloga experta en familia y crianza y directora del programa de formación del Jardín infantil Reto-ozos, el hecho de que los papás no mantengan una relación o vínculo estrecho con el colegio incide negativamente en la formación de su hijo, y aún más en su autoestima.

En la medida en que estén comunicadas las dos instituciones, pueden tomar la misma dirección y evitar inconsistencias –dice la sicóloga infantil Paula Bernal–. Pues, por ejemplo, se pueden presentar dificultades con el menor si en el colegio exigen mucho y en la casa son muy laxos o, si de pronto, no hay hábitos ni rutinas en el hogar pero sí el en jardín.

“La comunicación lo que permite es que las cosas fluyan y los niños se muevan en un ambiente un poco más coherente, pero cuando hay algún inconveniente en el niño usualmente es un problema que hay más de fondo en alguna de las dos partes”, agrega la experta.

Niños con padres ausentesCuando los padres le dejan toda la responsabilidad de la educación al jardín o al colegio, ya sea porque no cuentan con tiempo suficiente o porque creen que no es su responsabilidad, los niños pueden tener ciertos comportamientos o una apariencia determinada que refleja esta ausencia:- Los pequeños pueden verse descuidados y no saben cómo cuidarse a sí mismos porque sus papás no les han fomentado este aspecto. En algunas ocasiones, agrega Narváez, este descuido no se refleja en su apariencia personal, sino en retarse a sí mismos ante situaciones que pueden poner en peligro su vida, pues puede llegar a pensar: “qué importa si me pasa algo; igual, a mis papás no les va a interesar”. - Son niños inseguros y temerosos con dificultades para desarrollar habilidades sociales. “Paradójicamente, algunos pueden tener un excelente rendimiento escolar, pero les cuesta un esfuerzo enorme aceptar un error; su tolerancia al fracaso es mínima”, agrega la sicóloga Ángela Narváez.- Les cuesta mucho trabajo adaptarse a los requerimientos del ambiente. Algunos pueden transgredir los límites y las normas y pasan por alto la autoridad de sus profesores. Además, le cuesta autorregularse.- Algunos compensan su soledad siendo muy competitivos; o, por el contrario, conflictivos. También pueden manifestar un estado de ánimo depresivo y su desempeño académico para algunos es bajo. Van quedando con grandes vacíos conceptuales, lo que les dificulta sobresalir en su grupo. Necesitan apoyo académico; en ocasiones, esto es más complejo cuando el colegio lo reporta a los padres y ellos lo resuelven con dinero.- La mala comunicación entre las partes no solo trae problemas de comportamiento, los niños también pueden presentar retrasos en su desarrollo, en la motricidad fina y gruesa y hasta en las habilidades del lenguaje.

 

A respetar límitesLas sicólogas señalan algunos puntos que se deben tener presentes en la relación entre los miembros de la casa y el jardín o colegio:1. Es importante que se haga una evaluación exhaustiva del jardín antes de incorporar al niño a este; de lo contrario, se pueden generar inconformidades y, de paso, un ambiente negativo en el niño frente al estudio.2. Los padres deben confiar en el trabajo formativo del colegio. Algunos cuestionan negativamente el trabajo de la institución, en especial cuando los informes de desempeño académico sugieren aspectos para mejorar y estos no corresponde a las expectativas de los papás. Cuando ambas partes tienen una actitud defensiva, lo más aconsejable es optimizar la comunicación y hablar sobre los problemas de manera directa y objetiva.3. Cuando el pequeño presenta dificultades académicas, además de informarles a los padres, el jardín debe cuestionar y evaluar con ellos  los aspectos que influyen en esta situación. De esta manera, sabrán qué está pasando con sus hijos y será más fácil encontrar soluciones conjuntas. 4. Los padres no deben asumir el rol de profesores. Su apoyo apunta más a conocer las tareas que se dejan, en proporcionar los recursos necesarias para hacerlas y en enseñar lo importante que es cumplir, además de fomentar hábitos y rutinas de estudio que optimicen el desempeño académico.5. La comunicación entre los miembros del hogar y del jardín o colegio debe mantenerse hasta el último día de permanencia de los hijos en la institución. 6. Se recomienda no tener terceras personas en el proceso educativo. Es decir, evitar la intermediación de nanas, cuidadores y empleadas, puesto que el conocimiento del progreso del menor es una responsabilidad netamente de los padres. Si por un caso extremo esto sucede, la institución pedagógica debe tener pleno conocimiento de la persona encargada e involucrarla en el desarrollo educativo del alumno.

 

Por Karen Johana Sánchez

Redactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet