Síguenos en:

Un carro seguro para los niños

Un carro seguro para los niños

Desde recién nacidos hasta los 12 años, los pequeños deben utilizar sistemas de retención adecuados.En el 2006, en Colombia murieron 457 niños a causa de c

Un carro seguro para los niños
Por:
31 de Agosto de 2007
Comparte este artículo

Desde recién nacidos hasta los 12 años, los pequeños deben utilizar sistemas de retención adecuados.En el 2006, en Colombia murieron 457 niños a causa de choques automovilísticos.

En lo que va corrido de este año, 1.904 menores de 14 años han resultado heridos en accidentes de tránsito. Estas cifras, del Fondo de Prevención Vial, parecen reflejar que la seguridad de los pequeños dentro de los vehículos no es una prioridad para los padres.

Mientras viajan en un carro, los niños, por ningún motivo pueden ir en las piernas de un adulto, porque tienen más riesgos de tener lesiones en caso de un accidente. Cuando ocurre una estrellada o hay un frenazo, el peso del menor se multiplica hasta 12 veces y puede salir despedido como un proyectil. La fuerza de la persona que lo lleve cargado no alcanzará para sujetarlo.

Por eso, cuando un pequeño se transporta en un carro debe ir sentado de acuerdo con unas normas de seguridad, con el fin de evitar golpes, traumas o incluso la muerte. No importa la longitud del trayecto, una simple frenada basta para ocasionar una tragedia.

Para transportar a los niños hay una serie de indicaciones que se deben tener presentes en todo momento. La primera, es no ubicarlos en el asiento delantero, porque allí son más susceptibles de sufrir impactos. Además, pueden ser golpeados fuertemente por el airbag, en caso de una estrellada. El Código Nacional de Tránsito prohíbe llevar a los menores de 10 años en la silla del copiloto.

Para evitar golpes y traumas dentro de los carros, es apropiado usar sistemas de retención infantil, que reducen en un 75 por ciento las lesiones de los niños en caso de un accidente.

Estas sillas de seguridad deben escogerse de acuerdo con la estatura, el peso y la morfología del infante. También es necesario que se ajusten al carro.

Al comprar la silla, hay que comprobar que cumpla con la normativa de seguridad europea o americana. Si el producto está homologado deberá llevar un distintivo de certificación y una etiqueta en la que aparecerá la categoría del dispositivo y peso del bebé al que se adecua. Además, es indispensable verificar que sirve para el modelo del carro.

Precauciones

Evite tener elementos cortopunzantes, juguetes y otro tipo de objetos, en el carro pues en caso de algún impacto estos multiplican su peso y se pueden convertir en proyectiles, causando lesiones severas a los infantes.

Nunca debe dejarse solo a un pequeño dentro del carro y menos con las ventanas cerradas porque la temperatura se sube, más si hace sol, y el oxígeno disminuye. El niño puede deshidratarse. Es mejor que los seguros no estén puestos cuando el vehículo se encuentre en marcha en un trayecto por carretera. En caso de accidente, es más fácil que terceros socorran a los ocupantes. El carro debe tener puertas con seguros para niños, es decir, que solo se abren desde afuera.

Si un niño no va asegurado de forma apropiada y el vehículo tiene un choque o una frenada fuerte o inesperada, puede sufrir lesiones graves en la cabeza, la columna cervical, el tórax o las extremidades. Sus huesos son más frágiles y los músculos que soportan la cabeza no están desarrollados completamente.

Entre los 0 y los 2 años la columna cervical es la más afectada en caso de un accidente, pues hay una desproporción entre el peso de la cabeza y el cuerpo.

De 2 a 4 años las lesiones más frecuentes ocurren en la cabeza, que puede chocar con la parte de atrás de los asientos delanteros. Esto se debe a veces a una mala instalación del asiento de seguridad.

Desde los 4 hasta los 10 años, los traumatismos se presentan generalmente en el área del abdomen, pues la pelvis no está formada totalmente. Ocurre por la mala postura del cinturón de seguridad o la falta de un asiento elevado especial para niños.

Una silla apropiada para usar en cada momento de la niñez:

Grupo 0: es una cesta que se coloca en el asiento trasero y de forma transversal, asegurada con los cinturones de seguridad. Se usa para bebés con pesos inferiores a 10 kilos. Grupo 0 +: es una silla para niños de hasta 13 kilos o 1 año de edad. Debe ir en el asiento de atrás ubicado en sentido contrario a la marcha del vehículo y con una inclinación de 45°, para proteger la columna cervical del pequeño. Grupo I: esta silla sirve para niños de hasta 18 kilos, es decir, entre 1 y 4 años. El menor ya puede sentarse mirando hacia al frente del automóvil. También debe ponerse a 45 °. Grupo II: los niños entre 3 y 6 años (15 a 25 kilos) pueden utilizar una silla con espaldar. Se ubica en el asiento trasero y se usa junto con el cinturón de seguridad del carro, que no debe quedar sobre el abdomen del pequeño sino por encima de la cadera. Grupo III: es un cojín elevado que se ubica en la silla trasera del automotor, con el fin de sujetar al niño con el cinturón de seguridad. Es para menores de 6 a 12 años de edad.

Juan David CárdenasRedactor ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet