Síguenos en:

Viaje cómodo y tranquilo con su hijo

Viaje cómodo y tranquilo con su hijo

Viajar en avión es una experiencia divertida y fascinante para cualquier niño. Sin embargo, si no se toman las medidas indicadas para hacerlo de una manera se

Viaje cómodo y tranquilo con su hijo
Por:
12 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

Viajar en avión es una experiencia divertida y fascinante para cualquier niño. Sin embargo, si no se toman las medidas indicadas para hacerlo de una manera segura, puede resultar frustrante.

De ahí la importancia de visitar al pediatra antes del vuelo para que le dé algunas recomendaciones y las tenga en cuenta durante el viaje.

Uno de los episodios más comunes es la sensación que sienten los niños de tener los oídos tapados. Esto ocurre, especialmente, cuando el avión cambia de altitud, al despegar o al aterrizar, provocando molestia en los oídos de los menores.

Esta incomodidad se presenta debido a que el canal (trompa de Eustaquio) que conecta el oído medio con la nasofaringe es más angosto en los niños que en los adultos.

En estos casos, la pediatra María José Pedraza aconseja hacer que los pequeños succionen el seno o el tetero cuando el avión aterrice. “Los niños que han tenido una cirugía del oído o una infección del oído, dos semanas antes, infecciones respiratorias y mucha congestión nasal el día del viaje no deberían hacerlo”, insiste Pedraza.

Tragar saliva, bostezar, masticar un caramelo o succionar un chupo puede disminuir la sensación de taponamiento que siente el niño en los oídos. Con estas sencillas acciones, se activa el músculo que abre la trompa de Eustaquio, y él se siente más aliviado.

En opinión de la pediatra Pedraza, si bien no es necesario darles a los menores ningún medicamento para evitarles el mareo, porque los aviones son presurizados y, por lo general, presentan estos síntomas, hay ciertas indicaciones que puede utilizar para afrontar la situación cuando se presenta.

Si su hijo se marea con facilidad, es recomendable que coma algo liviano antes del vuelo y duerma y beba suficiente líquido, así evitará estos molestos episodios.

Pregúntele al pediatra qué clase de medicamento debe suministrarle para impedir que esto ocurra. De ser posible, pida que lo ubiquen, con su hijo, en la parte del avión donde están las alas, ya que en ese lugar sentirá un poco menos el movimiento.

Otro aspecto que previene los mareos es mantener al niño entretenido: hablarle, contarle alguna historia, jugar con él o hacer que se distraiga con alguno de sus juguetes favoritos durante el vuelo.

Por último, tenga a mano bolsas para el mareo o use las que hay en el avión. Si el niño vomita, proporciónele agua. Procure que se duerma y descanse.

Consejos útilesLa pediatra María José Pedraza sugiere:1. Que el niño viaje en la silla de al lado de la madre y, preferiblemente, acomodarlo en el asiento de seguridad que normalmente usa en el automóvil. Además, sentarlo en el mismo sentido, o dirección, de la madre, o el padre, y asegurarlo con el cinturón de seguridad. De esta manera, ambos estarán más cómodos. 2. Abrigar bien al niño porque el aire acondicionado del avión es frío y seco. 3. Mantener los horarios de comida del niño y evitar que ingiera alimentos como gaseosas, granos o coles, que provocan flatulencias. 4. Llevar refrigerios apropiados para su edad y que le gusten. (En caso de que el viaje sea largo o internacional, por ejemplo). 5. Ayudarlos a que se duerman para impedir que haya trastornos de sueño, que se presentan por los cambios de horario. 6. Llevar algunos juguetes, que no sean pesados, para entretenerlos. 7. Llevar algún analgésico y antihistamínico (para aliviar el dolor, previa autorización del pediatra).

Otras recomendacionesCuando se viaja con un niño pequeño, es importante no dejar nada al azar. Por eso se aconseja también:1. Llevar suficiente comida y los utensilios apropiados para que el niño coma. 2. Empacar los elementos para el aseo del niño como toallitas húmedas, pañales, si todavía los usa, y pañuelos. 3. Un botiquín básico con termómetro, suero fisiológico, algún medicamento para el dolor, gasa y algodón, entre otros. 4. Asegúrese de que tiene suficiente: comida, pañales, medicinas en caso de que el vuelo se retrase. 5. Lo ideal es que el niño viaje en la silla que da a la ventanilla, no en el asiento cerca del pasillo. Así evitará que sea lastimado, accidentalmente, por los pasajeros o el personal de servicio cuando se desplazan con el carrito de la comida. 6. En ningún momento le quite el cinturón de seguridad al niño. Estará más seguro con él. Este lo protegerá en caso de que se presente una sacudida por causa de una turbulencia o mal tiempo durante el vuelo. 7. En caso de emergencia, recuerde que la tripulación recomienda que los padres se pongan primero la máscara de oxígeno y luego auxilien a sus hijos.

Johana Fernanda SánchezPara ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet