Síguenos en:

12 a 24 meses: el niño ya comienza a hablar y a caminar

12 a 24 meses: el niño ya comienza a hablar y a caminar

Ya dejan de ser bebés; se mueven todo el tiempo.

12 a 24 meses: el niño ya comienza a hablar y a caminar
Por: Redacción ABC del bebé
16 de Mayo de 2012
Comparte este artículo

Desde que se desplaza es un explorador permanente, no para de moverse y así aprende los conceptos espaciales arriba, abajo, adentro, afuera, adelante, atrás y la relación de su cuerpo con el mundo, lo que le permite el desarrollo de la conciencia.
De acuerdo con Rosina Uriarte, especialista en estimulación infantil, el movimiento es el estímulo más importante para el desarrollo cerebral, principalmente a partir del primer año, porque las etapas motrices son necesarias para el correcto desarrollo posterior.
La especialista Uriate y la sicóloga experta en desarrollo infantil Aura Sofía Rico explican lo que sucede durante esta etapa, y cómo ayudar a desarrollarlo.
Desarrollo motor
•    Saca las manos adelante si se va a caer.
•    Conoce sus partes del cuerpo, y las señala cuando se le pide.
•    Encaja rompecabezas sencillos.
•    Inicia uso de herramientas como cubiertos, pala en arenera y crayola para garabatear.
•    Come solo y bebe de una taza.
•    Se sienta y cambia de posición solo y se pone en 4 patas.
•    Se empieza a agarrar de mesas, camas, etc.
Desarrollo lingüístico
•    Su lenguaje va en aumento, y de palabras sueltas empieza el uso de frases como “agua nené”; es decir, el nené quiere agua.
•    Comprende lo que se le dice.
•    Empieza a mencionar objetos conocidos, y el nombre de su dueño.
•    Nombra y señala figuras en los libros y en su cuerpo.
•    Entiende cuando se le pide que haga algo
por usted.
Desarrollo socioafectivo
•    Si quiere tomar algo, se relaciona con otros e inicia el desarrollo de habilidades sociales, como la espera de turno y la tolerancia a la frustración.
•    Responde cuando se le pregunta su nombre.
Desarrollo cognoscitivo
•    Reconoce colores, formas, objetos y disfruta cuentos y música.
•    No para de caminar: trepa, lanza pelotas, sube y baja escaleras y sabe usar el parque.
Actividades
• Buscar juegos en los que le enseñe a compartir, a respetar turnos y a resolver pequeños problemas. En esta etapa ellos no lo harán con otro niño, sino con un adulto mediador.
• Cantar la misma canción cada vez que juegue con él, para así adoptar hábitos.
• En este momento empiezan a diferenciar una mano de la otra; así que si se les da un objeto para que jueguen, como un palito, lo toman con la derecha, y posteriormente con la izquierda. Se les da para agarrar elementos gruesos y delgados, que fomenten su fuerza.
• Caminar en diferentes planos, subir, bajar montañitas.
• Alzar el pie para pasar obstáculos.
• Patear pelotas.
• Montar en columpios permite madurar el sistema vestibular.
• Jugar a pasar por debajo de sillas, mesas y túneles.
Juguetes
• Los muñecos, como bebés con coches, cobijas y teteros, son esenciales para imitar lo que hacen los adultos, y aprenderán sobre el afecto y el cuidado.
• A las niñas mayores de un año les encanta ejercer el papel de mamá, porque en ese momento ella es su heroína.
• Los juegos a doctor, policía o en esa misma línea de ‘imitación’ son esenciales en el desarrollo de su imaginación: platos, frutas, teléfonos y todo lo que sea a imagen y semejanza de la realidad.
• Todo niño debe tener acceso a la mayor cantidad posible de libros.
• Pirámide de aros sonoros.
• Pelotas de distintos colores.
• Torres de cubos.
• Crayolas, colores, plastilina, pintura.
• Tambor, maracas, martillos.

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet