Síguenos en:

Actividades para que el niño desarrolle habilidades como abotonarse o escribir

Actividades para que el niño desarrolle habilidades como abotonarse o escribir

La motricidad fina es una competencia que deben fomentarse tempranamente.

Actividades para que el niño desarrolle habilidades como abotonarse o escribir
Por: Tatiana Quinchanegua
13 de Abril de 2012
Comparte este artículo

¿Todos los niños de la edad de su hijo se pueden amarrar los zapatos y el suyo no? ¿Tiene dificultades para cortar y recortar mientras sus compañeros de salón no? La respuesta a estas dificultades puede estar en los problemas de motricidad fina.
“La motricidad fina es el conjunto de habilidades que implica el uso de músculos para la realización de tareas que requieren mayor precisión. Los niños desarrollan destrezas con el tiempo, al practicar y al enseñarles”, define Aura Sofía Rico, pediatra especialista en desarrollo infantil.


Ángela Pulido, especialista en el cuidado del bebé de la Universidad del Rosario, explica que la motricidad fina también está relacionada con las primeras manifestaciones de comunicación, descubrimiento del entorno y reconocimiento del lenguaje que le permitirán al niño elaborar una imagen de sí mismo.


Laura Moreno, directora del Jardín Infantil Hilos de Colores, por ejemplo, dice que la motricidad fina posibilita abrir, cerrar y mover los ojos, mover la lengua, sonreír, agarrar un objeto, pintar, moldear, cortar, entre otros. “También está asociado con el incremento de la inteligencia, por ello es tan importante trabajarla a tiempo y desde temprana edad”, afirma.
Cuando el niño tiene problemas de motricidad fina, puede tener inconvenientes en su proceso de lecto-escritura, no sabrá recortar formas con tijeras, dibujar líneas o círculos, doblar la ropa, sostener ni escribir con un lápiz, amarrarse los cordones o realizar actividades manuales que requieran mucho detalle.


Ahora bien, estas dificultades pueden confundirse con desmotivación o desinterés, porque, debido a las limitaciones, el niño no se le mide a actividades como pintar, colorear, rasgar, escribir y cortar, entre otras.
Por lo general, en los casos difíciles, si hay evidencia de alteración del desarrollo o falta de interés, en los jardines infantiles y colegios notan las dificultades y remiten a los niños, la mayoría de las veces, a terapia ocupacional para que los ayuden.
La doctora Aura Sofía explica que dentro de las causas por las que se presentan los problemas de motricidad está que algunos niños tienen un tono muscular más bajo de lo normal. También ocurre cuando el entorno del niño es sobreprotector o se anticipa a sus necesidades, pues crecerá en un ambiente pobre en estímulos que no lo reta ni le genera la inquietud de explorar.
Estimular a su hijo le permitirá desempeñarse mejor en el colegio y en sus actividades diarias. Para ayudar al niño, Luz Karime Duarte, terapeuta egresada de la Universidad Javeriana, dice que inicialmente debe trabajar la motricidad gruesa, que es la habilidad para realizar movimientos generales grandes, tales como agitar un brazo o levantar una pierna (relacionada con posición y cuerpo).


En su tiempo libre oriente ejercicios como jugar a la carretilla, trepar, ir al parque y pasar el pasamanos, trabajar con plastilina de diferentes durezas. Aquí, actividades y juegos divertidos que puede realizar en casa para estimular a sus pequeños.

 

Todo a su tiempo
El desarrollo de la motricidad fina varía con la edad. Por ejemplo, entre los 0 a 3 meses, por habilidades de neurodesarrollo, el bebé sigue los objetos con la mirada. Con el tiempo, no solo lo seguirá sino que lo cogerá. Durante los primeros 6 meses, el niño encuentra sus manos, las junta y se las lleva a la boca junto con los objetos que encuentre a su alcance.
Al madurar las habilidades de motricidad gruesa y ser capaz de permanecer sentado sin apoyarse en sus manos, puede manipular objetos, pasarlos de una mano a otra, lanzarlos; para luego poder encajar, apilar, anidar.
A medida que el niño va creciendo y logra ser más independiente en su movimiento, su curiosidad y necesidad de exploración le exigirán tener mayor habilidad, entre ellas, la adquisición de la pinza o agarre de tres puntos con uso de pulgar, índice y dedo medio, que es esencial para abotonarse, subir cremalleras, el manejo de cubiertos y, con el uso consistente, le dará prerrequisitos de pre-escritura para toma de un lápiz.

 

Con el cuerpo
Algunos ejercicios que pueden servir son:
• Cara: abrir y cerrar los ojos, y soplar velitas o un diente de león, que es planta depurativa que se encuentra junto a los caminos y en pastos secos. Hacer gestos de mal genio, sonrisa, sorpresa. También mover la lengua como si fuera un péndulo.
• Pies: decir no, dibujar círculos con los pies, abrazarlos y cogerlos con un pañuelo.
• Manos: con las palmas unidas, abrir y cerrar los dedos, imitar tocar trompeta y apretar una pelota pequeña.

 

Con objetos
Antes del primer año

Los padres deben permitir a los bebés explorar, agarrar y probar objetos desde el tercer hasta el octavo mes. Algunas de las actividades que podría realizar:
• Con su mano, ayúdele a sostener un cubo y pasarlo de mano en mano.
• Muéstrele objetos, déjelos caer y observe si los busca.
• Procure que el niño alcance objetos colocados lejos de él.
• Ayúdelo a colocar cubos en una caja o recipiente y permítale después hacerlo solo.
Juegue a colocar objetos pequeños dentro de un recipiente.
• Enséñele a aplaudir.
• Juegue a lanzar objetos hacia un objetivo. Realice previamente la demostración.

 

Entre 1 y 5 años
• Ayúdelo a crear formas con cubos, fieltros, papel, hilo, nylon, cereales, algodón.
• Dibuje un círculo en una hoja e invite al niño a pegar materiales de diferentes texturas en su interior.
• Fomente actividades como dibujar y colorear, aumentando el grado de complejidad.
• Enséñele a abotonarse, a cerrar los botones a presión, a vestirse solo y a amarrarse los cordones de los zapatos.
• Permítale transportar de un lugar a otro (distancias prudentes) objetos de diferentes formas y peso.
• Incite al niño a amasar pasta y otras actividades culinarias simples. Siempre acompañado.
• Ayúdelo a sostener correctamente un crayón en su mano y dibuje con él.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet