Síguenos en:

Dos expertos en alimentación infantil explican la importancia del consumo de fibra en la niñez

Dos expertos en alimentación infantil explican la importancia del consumo de fibra en la niñez

La fibra es el residuo, bagazo o parte de la estructura de cereales, leguminosas, frutas y vegetales, que no digiere ninguna enzima del tubo digestivo del ser h

Dos expertos en alimentación infantil explican la importancia del consumo de fibra en la niñez
Por:
06 de Abril de 2010
Comparte este artículo

La fibra es el residuo, bagazo o parte de la estructura de cereales, leguminosas, frutas y vegetales, que no digiere ninguna enzima del tubo digestivo del ser humano, aunque pueden digerirlas parcialmente enzimas de bacterias benignas de la flora intestinal normal del intestino grueso (colon).

1. ¿Por qué se debe consumir fibra?- Genera hábitos de alimentación saludables, porque incluye alimentos que son fuente de fibra y que contienen otros nutrientes importantes. - Mantiene un buen ritmo evacuatorio intestinal. - Contribuye al mantenimiento de una flora intestinal saludable, que modula las defensas y promueve la integridad de la mucosa intestinal.- Modula o modera el peso, especialmente en cuanto a composición corporal, minimizando el componente graso (tejido adiposo) del niño.- Modula y modera los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa (glicemia-azúcar) en la sangre, muy útil en niños con susceptibilidad a diabetes o intolerancia a la glucosa.

 

2. ¿En qué alimentos se puede encontrar?En cereales integrales (los que conservan su “cáscara” o bagazo), como arroz integral, harinas integrales, granola, müesli, avena y productos elaborados con ellos, como panes, galletas, pastas integrales,  así como en leguminosas (lentejas, garbanzos, arvejas, frijoles, habas), frutas y vegetales.Igualmente, en alimentos con ‘agregado’ o adición de fibra (aquellos que naturalmente no son fuente de fibra), como fórmulas infantiles, cereales infantiles fortificados, yogures, leches o kumis adicionados con prebióticos (fibra extraida de alimentos que son fuente natural de la misma y que se adiciona a alimentos que originalmente no la tienen). 3. ¿Qué repercusiones tiene el estreñimiento en la salud de los niños?Dolor abdominal que lo incapacita y lo hace ausentar del colegio, irritabilidad (mal genio), falta de apetito, sangrado rectal, fisuras anales y posteriormente, cuando son mayores, presentan hemorroides y divertículos. También, puede tener repercusiones sicológicas, porque el niño se siente rechazado o discriminado por el olor permanente a materia fecal; por eso, empieza a autoaislarse.

 

4. ¿Cómo se manifiesta?- Con maniobras para evitar hacer popó. Los niños adoptan posturas que hacen retener la materia fecal, por ejemplo, cruzan las piernas como tijeras.- Hay alteración en el ritmo evacuatorio intestinal; es decir, el niño no hace popó a diario o, lo que puede ser peor, a veces hace a diario (lo que despista a los papás), pero estas deposiciones son grandes, duras, dolorosas e, incluso, pueden dañar el ano. - Hay saciedad precoz al comer, sensación de estómago lleno, poco apetito, vómitos ocasionales, barriga distendida (hinchada), muchos gases (flatulencia); en algunas oportunidades los papás pueden encontrar los interiores sucios, manchados con rastros de popó.

 

5. ¿Cómo se puede evitar el estreñimiento? Principalmente, con una dieta rica en fibra, consumiendo agua y haciendo ejercicio.

 

6. ¿Cómo pueden saber los padres que sus hijos consumen poca fibra?Cuando no comen frutas enteras o en salpicón (al menos 2 o 3 porciones al día), ensaladas y vegetales en almuerzo y comida, y tampoco comen leguminosas (de 2 a 3 veces por semana), cereales integrales, granola, avena en hojuelas, entre otros. Por el contrario, tienen un alto consumo de tubérculos (papa, arracacha, plátano, yuca), paquetes, cereales pulidos como arroz y pasta, pan blanco, galletas, productos de pastelería y panadería, golosinas, helados, gaseosas, jugos y otras bebidas, carne, leche y yogur en exceso, fritos.

 

7. ¿Qué es la fibra añadida?Es la fibra que se adiciona o agrega a alimentos que naturalmente no contienen fibra o que la contienen en baja proporción. En general, se les agrega prebióticos, fibra que se extrae de alimentos naturales como cebolla, achicoria, plátano, banano, entre otras. Algunos alimentos que tienen fibra añadida pueden ser: yogures, leche, fórmulas infantiles, cereales infantiles modificados o enriquecidos. Ciertas entidades dedicadas a dar directrices en nutrición y salud infantil han estipulado que estos alimentos con fibra añadida pueden ser considerados una alternativa para colaborar con la cobertura de los requerimientos de fibra, acorde con las evidencias que muestran que los niños tienen un consumo escaso de alimentos naturales ricos en fibra y que resulta difícil cubrir esos requerimientos (caso del que Colombia no escapa).

 

8. Si el menor consume más fibra de la necesaria, ¿puede ser contraproducente?En menores de un año ha sido difícil establecer recomendaciones de ingesta diaria de fibra, dado que no está bien documentado qué puede acontecer con dosis que superen ciertos límites. Por ejemplo, se ha observado que en familias vegetarianas, los niños menores de un año que tienen un consumo alto de fibra pueden presentar deficiencias de vitaminas y minerales, particularmente zinc, calcio, hierro, entre otras.Por otro lado, en niños con bajo consumo de fibra, el aumento abrupto de la misma en la dieta conlleva a la aparición de malestares tales como distensión (hinchazón de la barriga), flatulencia, saciedad precoz, que determinan poca adherencia a esos nuevos parámetros alimentarios, por lo que el aumento de la fibra en la dieta de un niño que no come ese tipo de alimentos debe ser progresivo. abc

Además

 

Wilson Daza, gastroenterólogo pediatra, asegura que en Colombia, según la Encuesta de la Situación Nutricional (ENSIN 2005), sólo el 6,1 por ciento de la población no está en riesgo de déficit de fibra. Esto podría explicar, en parte, la prevalencia en ascenso de estreñimiento que se observa en las consultas de pediatría y de gastroenterología pediátrica. “Esta patología resulta cada vez más relevante en la edad pediátrica. En términos de frecuencia, hay un aumento de las consultas ambulatorias y/o servicios de urgencias por “dolor abdominal recurrente”, y es grave el impacto en la salud del niño”, comenta el especialista y añade que según estudios realizados por Gastronutriped, el estreñimiento crónico infantil pasó de ocupar el séptimo lugar en la consulta de gastroenterología pediátrica entre el período de 1997 a 2001, al segundo puesto en el período 2002-2006.

Asesoría: Silvana Dadán, Nutricionista dietista, Magíster en Nutrición clínica, con entrenamiento en Nutrición Clínica Pediátrica y diplomada en aceites y grasas en la nutrición humana. Coordinadora de Nutrición clínica, en la IPS Gastronutriped y profesora asistente de Posgrados los en Pediatría y Gastroenterología Pediátrica de la Universidad El Bosque.

Wilson Daza Carreño, Pediatra, Magíster en Nutrición clínica y Gastroenterólogo pediatra. Director de la IPS Gastronutriped y del Posgrado de Gastroenterología pediátrica de la Universidad El Bosque.

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet