Síguenos en:

¿Cómo detectar daño cerebral en los niños de 13 a 18 meses?

¿Cómo detectar daño cerebral en los niños de 13 a 18 meses?

Después del primer año, el pequeño ya ha desarrollado una cantidad de habilidades que permiten hacer un balance acerca del proceso de maduración de su cere

¿Cómo detectar daño cerebral en los niños de 13 a 18 meses?
Por: Redacción ABC del bebé
12 de Julio de 2007
Comparte este artículo

Después del primer año, el pequeño ya ha desarrollado una cantidad de habilidades que permiten hacer un balance acerca del proceso de maduración de su cerebro; pues si bien un diagnóstico definitivo sólo puede hacerse a los 18 meses, la edad de mayor riesgo ya ha pasado.

La doctora Doris Valencia Valencia, médica fisiatra infantil y profesora de la Universidad Nacional, presenta una clasificación de acuerdo con las edades que son claves en la evaluación neurológica del niño:

Edad de riesgo: desde el nacimiento hasta el primer mes. Edad de duda: 4 meses. Edad de diagnóstico global: 9 meses. Edad de diagnóstico preciso: 12 meses. Edad pronóstico: 18 meses.

La edad de diagnóstico global significa que el médico tiene idea del problema que presenta el niño pero como la capacidad del cerebro para responder al estímulo sigue siendo grande, el diagnóstico preciso solo se realiza al año cuando la madurez llega a un punto crítico. A pesar de esto, la mielinización del cerebro (maduración) se extiende hasta los 18 meses, donde el cerebro del niño alcanza un porcentaje importante de madurez parecido al del adulto.

Si al año de vida el niño no ha presentado ninguna alteración en su desarrollo y crecimiento, la noticia puede ser motivo de gran alegría para los padres, quienes no deben bajar la guardia en cuidados y estímulos, pues es importante recordar que la maduración del cerebro no se completa sino hasta los 3 o 4 años de vida.

Es por esto que el niño seguirá teniendo ciertos comportamientos típicos de acuerdo con su edad, tal como lo revelan los tres niveles con los cuales se evalúa el desarrollo infantil:

1. Niños de 13 a 15 meses:

Nivel social: los niños de esta edad muestran interés por los libros que tienen ilustraciones y pueden permanecer solos, con estos o con otros juguetes, por cortos períodos de tiempo. También empiezan a demostrar afecto por sus padres e imitarlos. Sienten atracción por elementos como el agua y tierra o arena para jugar con ellos. Nivel del lenguaje: el niño ya tiene un vocabulario de 4 o 5 palabras que complementa con gestos para dar a entender lo que quiere. Crea una jerigonza. Nivel cognitivo: imitar las acciones de los adultos, mostrar los objetos que se le nombran, pasar las hojas de los libros, y reconocer algunas partes de su cuerpo, son las actividades que un niño en este trimestre está en capacidad de realizar.

2. Niños de 18 meses: al completar los 18 meses de edad el pequeño estará en capacidad de presentar conductas como las siguientes:

Nivel social: Expresa claramente sus emociones, lleva juguetes a la cama, juega con otros niños en paralelo, ayuda a vestirse y desvestirse. Nivel del lenguaje: Ha adquirido un vocabulario de 6 a 10 palabras, involucra cantos en sus juegos, comprende órdenes sencillas como "dame la mano", "alcánzame ese objeto"; dice su nombre. Nivel cognitivo: Reconoce algunos animales, explora lugares como cajones, clósets; abre y cierra puertas, recuerda el lugar de sus juguetes y donde los deja, utiliza cuchara y bebe en vaso

La capacidad del niño para caminar ha adquirido más posibilidades: caminar sin ayuda (marcha autónoma), ponerse de pie sin ayuda o subir escaleras apoyado en la pared o baranda son algunos ejemplos de ello.

Signos de alarma

Los padres deben estar atentos en casos en que el pequeño presente las siguientes conductas para tomar las medidas adecuadas:

No manifiesta emociones (alegría, sorpresa, etc.). No responde a órdenes o preguntas sencillas ("dame la mano", "¿dónde está...?"). No comprende los nombres de objetos que ya deben ser familiares a él. Sus gestos y vocabulario no tienen intención comunicativa. No marcha autónomamente.

En cuanto al desarrollo motor, un niño de 18 meses debe realizar marcha autónoma, ponerse de pie sin ayuda y subir las escaleras cogido. Puede también jugar con la pelota, lanzándola sin caerse. Estas actitudes gruesas van acompañadas de otras más finas como hojear los libros, hacer garabatos con lápices u otros elementos, tapar cajas, lapiceros, etc., y construir torres con cubos u objetos similares.

En el desarrollo de estas actividades es importante el estímulo de los padres y el interés por procurarle a su hijo un ambiente propicio para ello. Desde la relación con el pequeño, este ambiente es propicio cuando se comparte momentos de esparcimiento como juegos, visitas al parque, caminar por su hogar y enseñarle a utilizar juegos didácticos propios de su edad.

Todo esto debe estar acompañado de mucho amor, paciencia y comprensión que le brindan al niño mayor seguridad en sus acciones. El departir con otros niños también es importante, por lo que se recomienda que no pasen mucho tiempo en compañía de adultos.

En caso de que el pequeño presente alguna alteración en su crecimiento, la asistencia del médico debe tomarse como una urgencia, pues si bien el niño tiene gran capacidad para sobrellevar ciertos impasses, sólo el médico puede recomendar el tratamiento adecuado y continuar un desarrollo normal a nivel físico y mental.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet