Síguenos en:

Cromoterapia, una alternativa que ayuda a aliviar problemas físicos y emocionales en los niños

Cromoterapia, una alternativa que ayuda a aliviar problemas físicos y emocionales en los niños

Sin saberlo, todo lo que vemos, tocamos y hasta comemos puede fortalecer nuestro bienestar, gracias a la gama de colores que nos rodean. Las frutas, los juguete

Cromoterapia, una alternativa que ayuda a aliviar problemas físicos y emocionales en los niños
Por:
01 de Octubre de 2009
Comparte este artículo

Sin saberlo, todo lo que vemos, tocamos y hasta comemos puede fortalecer nuestro bienestar, gracias a la gama de colores que nos rodean.

Las frutas, los juguetes, los animales y hasta las personas te- nemos un color que nos caracteriza. Pero más allá de la tonalidad que percibimos en cada individuo o cada cosa, existe un significado que, bien utilizado, tiene un aporte terapéutico.

Cuando el ser humano aprecia cierta sensación física –llamada color–, se generan diversos estímulos en el cerebro que influyen en el cuerpo, la mente y el alma de una persona. Es así como las tonalidades también se utilizan para lograr estados positivos en niños, jóvenes y adultos. A esto se le llama cromoterapia.

Según Esther de la Peña, directora del programa de Terapia ocupacional de la Universidad Manuela Beltrán, “esta es una terapia alternativa, coadyuvante de las demás, y se define como el sistema que cura enfermedades y desórdenes mentales, emocionales y físicos, a través de un nivel de vibración y energía que tiene cada color y que va a generar cierta respuesta en el organismo”.

Esta vibración se refiere al movimiento de la energía. “Cuando se queda quieta, produce bloqueos y enfermedades. Por eso, siempre debe estar activa. (…) Si tengo estados emocionales alterados y le pongo cosas que restablezcan su movimiento suavemente, se van a ir equilibrando”, explica Gladys Galvis, terapeuta ocupacional y especialista en neurorrehabilitación.

 

¿Cómo trabajarla?“El color que comanda la cromoterapia es el sol, porque es el donador de energía y es de donde salen las principales ondas”, señala de la Peña. De ahí que se generen muchos modelos de intervención de cromoterapia:1. Agua solarizada. Consiste en coger un vaso o una botella de agua, envolverla en papel de color (celofán, por ejemplo) y exponerla a los rayos del sol, más o menos durante 12 horas. Ese rayo hace que se descomponga la energía y el agua se cargue. Luego, se ingiere para dar una respuesta terapéutica.

2. Lámpara terapéutica. Se usa sobre todo en clínicas. Se enfoca un color con una intensidad de luz requerida, para lograr el propósito buscado en el paciente.

3. Ambiente cromático. Colores que deben existir en todos los ambientes que manejamos. Por ejemplo, en oficinas, salón de clase, las habitaciones, en la casa, los juguetes, el vestido, etc.

a. Vestuario y juguetes

Según un estudio realizado en España, a cargo del pediatra y especialista en seguridad y prevención de accidentes Jordi Mateu –explica de la Peña–, los colores no solo generan cambios al consumir alimentos o al percibirlos en el ambiente; los juguetes también causan una respuesta sobre el temperamento de los niños.- Rojos. Son importantes para niños hipoactivos, porque generan mucho dinamismo.- Azul y blanco. Favorecen la relajación. Van dirigidos a niños hiperactivos o agresivos.- Amarillos. Potencian el desarrollo de la inteligencia, llevan a la concentración y desarrollan el movimiento a nivel muscular.Naranja. Mejoran el ánimo, fomentan la alegría y se utilizan mucho en niños con depresiones y episodios de tristeza.Estos colores también se aplican para la ropa.

b. Espacios habitacionales- Aula de clase. Los espacios se diseñan a partir de la reflectividad del color; es decir, la cantidad de luz que este refleja. En este sentido, “aquel que tiene más reflectividad –como el blanco– siempre se tiene que colocar en el techo. Los de menor reflectividad –como los oscuros–, en las paredes y en el piso”, dice Esther. La idea es jugar con los tonos e irlos disminuyendo en la ubicación del espacio. Por ejemplo, se puede poner el techo blanco, hueso en las paredes y verde oscuro en el piso.¿Por qué? Porque la proyección de luz es la que determina un buen plano escolar. Si se utiliza poca reflectividad en el techo, todo el espacio va a quedar oscuro y el niño va a tener mucho desgaste visual. Pero si hay mucha reflectividad en el techo, las paredes y el piso, la luz se va a proyectar y va a generar mayor brillo, lo que afecta la concentración y causa fatiga visual.

- Actividad en mesaComedor o sala de la casa. Es donde el niño debe sentirse acogido; por eso, se necesita un ambiente más agradable y de contención, a través de colores cálidos y con baja reflectividad.

- Habitación de los niñosLo que más se utiliza son los colores pasteles. Hay que tener en cuenta que no se debe saturar al niño con estímulos visuales.

 

4.Desde la alimentación El secreto de las comidas está en presentar un plato agradable y variado. En este sentido, el color tiene gran significado, pues al ser muy simple va a generar inapetencia; en cambio, una tonalidad distinta no solo va a llamar la atención del pequeño, sino que le va a generar beneficios físicos y mentales. Esther de la Peña explica los aportes de cada alimento, según su característica cromática:

- Marrón. Mejoran el funcionamiento del intestino y colaboran para disminuir la ansiedad y la depresión. Están representados en el trigo, el arroz, las lentejas, las nueces, etc.- Verde. Desintoxican las células, mejoran el sistema inmunológico, protegen el corazón, el cabello y la piel. Además, son tranquilizantes. Están presentes en los vegetales y las hierbas.Púrpura o alimentos azulados. Previenen el cáncer y retrasan el envejecimiento. También ayudan a la memoria. Los consumen sobre todo los adultos, pero hay que ofrecérselos a los niños para crearles cultura alimentaria desde pequeños. Son las uvas, el repollo, el hígado y los higos, entre otros.- Amarillo y naranja. Son importantes para el sistema nervioso; son protectores contra todas las enfermedades. - Rojo. Antioxidantes, protegen del cáncer y son importantes para la circulación. Ayudan a estimular la memoria.- Blanco. Brindan fortalecimiento. Como dan calcio y potasio, están enfocados en los huesos, la parte del sistema nervioso y los músculos. Además, ayudan a regular los latidos cardiacos.

 

A la hora de servir...- La combinación del color es fundamental. Los colores marrones se pueden brindar con amarillos, rojos y verdes. Igual sucede con el blanco; se ve mejor con verdes y naranjas.- Según como se acomoden las cosas en el plato, se va a abrir el apetito del niño. Hay que variar los alimentos.- Con el juego cromático de la comida se puede determinar un niño hiperactivo o hipoactivo. Los rojos, por ejemplo, generan hiperactividad.

 

Tenga en cuenta- Ninguno de los colores se debe utilizar en exceso; esto causaría el efecto contrario de su beneficio.l No es aconsejable que los pequeños utilicen el color negro. Este genera depresión y puede opacar la energía. - En ambientes cromáticos, se recomienda jugar máximo con dos o tres colores.- Hay que utilizar los contrastes. Por ejemplo si se utilizar el color amarillo, el cual genera excesiva actividad y calor, se pude matizar con el color blanco.

 

Consulte aquí los beneficios de cada uno de los colores. 

 

Por Karen Johana SánchezRedactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet