Síguenos en:

El ejemplo y los buenos hábitos en casa son la clave para fomentar el deporte

El ejemplo y los buenos hábitos en casa son la clave para fomentar el deporte

Natación, golf y tenis, algunas disciplinas recomendadas.

El ejemplo y los buenos hábitos en casa son la clave para fomentar el deporte
Por: Tatiana Quinchanegua
18 de Diciembre de 2012
Comparte este artículo

Recién nacido
Una vez el recién nacido esté en casa, es importante permitirle experimentar con su entorno, evitar cubrirlo excesivamente o poner mitones que le impidan sensibilizar con los objetos de su entorno y con el tiempo desarrollar habilidades, como atrapar o soltar sus juguetes y/o diferenciar las texturas.

Primeros años
Según Álvaro Jácome, pediatra, para los niños la vida es un juego que les brinda la posibilidad de socializar, desempeñar diferentes roles, favorecer su desarrollo físico y realizar actividades que con el tiempo les ayudarán a mejorar sus destrezas.
Antes de los 10 años, un niño debería realizar diferentes formas de actividad física, como saltar, correr, atrapar y lanzar, sin un fin específico, solo por el placer de realizarlas, aproximarse a distintos deportes como un juego y para conocerlos. A partir de esta edad, según Jácome, debe empezar el entrenamiento con disciplina y constancia, con clases y rutinas, es decir, la actividad deportiva.
La actividad física es diferente de la deportiva. Ambas se relacionan en el movimiento y la intención, pero varían en la intensidad, según la edad del infante. El tiempo de práctica va en sentido contrario a la edad de la persona; es decir, que a menor edad, el niño debería tener mayor tiempo de actividad física, y a medida que gana edad, disminuye la primera y se generan opciones para desarrollar actividad deportiva.

El ejemplo de los padres
Luis Eduardo Lombo, entrenador deportivo de Coldeportes, afirma que un campeón olímpico se configura por múltiples factores como, por ejemplo, los hábitos de actividad física de los padres, la alimentación,
la motivación y no obligar a los niños a casarse con un solo deporte.
Bien reza el refrán: “hijo de tigre sale pintado”. El ejemplo de los padres es la mayor enseñanza para sus hijos. Si un niño antes de los 7 años nota que sus padres disfrutan practicar una actividad física, querrán copiarse. Es importante que haya jugado con frecuencia en un parque, montado en bicicleta seguido, nadado en una piscina con profesor, para luego ser un gran deportista. Sin esto, si a los 8 o 10 años se les obliga a practicar un deporte, lo más probable es que los menores no quieran hacerlo, según Lombo.
Muchos padres ven en sus hijos al campeón olímpico que siempre quisieron ser. Los hombres, por su parte, prefieren el fútbol y el tenis, mientras que las mujeres optan por la gimnasia rítmica y la natación.

Motivación
Según Julián Álvarez García, médico especialista en medicina de la educación física, los niños son una “máquina de hacer deporte en desarrollo” y los padres deben apoyarlos, ‘respirando’ estilos de vida saludable, que no solo se refieren a una práctica deportiva, también de alimentación y de sueño. Un niño deportista debe alimentarse saludablemente con frutas y verduras por
la quema constante de energía y dormir de 8 a 10 horas diarias.
Los adultos son la guía de los pequeños deportistas. En varias oportunidades los niños se sentirán cansados o con ganas de no volver a clase nunca más. Es momento de escucharlo e indagar por las razones por las cuales no quieren regresar. El motivo más frecuente de deserción deportiva es el entrenador, quien les habló mal, los gritó, los hizo sentir mal delante de sus demás compañeros, entre otros. En estos casos, no se trata de cambiar de deporte, sino de llevarlo a otro lugar de práctica o cambiar el entrenador.

Permítales elegir
El niño es quien determina cuál es la actividad deportiva que desea realizar. Se debe respetar su opinión y autonomía, esto garantiza que se pueda realizar a manera de iniciativa y no como una imposición, según Jácome.

Factores genéticos
Julián Álvarez García, médico especialista en medicina de la educación física y el deporte, quien ha trabajado con equipos como FC Barcelona, Galaxy de Los Ángeles, entre otros, y en distintas disciplinas, asegura que cada niño tiene una edad cronológica (es la edad del individuo en función del tiempo transcurrido desde el nacimiento) y biológica (está asociada a un concepto fisiológico, corresponde al estado funcional de los órganos del cuerpo comparados con patrones estándar para una edad) que determina si a futuro un niño será o no campeón.
Por ejemplo, un niño de 5 años de edad cronológica y 7 de edad biológica, es probable que sea un campeón infantil en cualquier disciplina, pero que en la adultez no lo sea porque su desarrollo es el de una persona mayor. En cambio, si un niño tiene una menor edad biológica, lo más probable es que cuando adulto tenga un mejor rendimiento.

Algunas disciplinas
Es importante elegir un centro deportivo que sepa realmente de niños y cuente con entrenadores preparados. Lo contrario puede traerle al niño problemas físicos.
Tenis: actualmente la Liga de Tenis de Bogotá adelanta su campaña Tenis 10, para que los niños de 5 y 6 años empiecen su entrenamiento a esa edad. Los más pequeños practican el deporte en una cancha más pequeña y de rebote más lento, con una pelota especial para desarrollar las habilidades acordes con su edad. Se busca que el niño genere gusto por la práctica. No se le enseña técnica. www.ligadetenisdebogota.com
Golf: los niños reciben información como esponjas. En este momento, más que técnica, los niños trabajan ejercicios de coordinación y motricidad, para que no les resulte aburrido lanzar ‘bolitas’. El principal objetivo es que los infantes se diviertan. Este deporte enseña disciplina, carácter, a compartir, a ser humilde, a mejorar la concentración. www.federacioncolombianadegolf.com
Fútbol: a partir de los 6 años ya se les enseña algo de técnica. Favorece el desarrollo motor, mejora la tonicidad muscular, la velocidad, la resistencia, la coordinación, la socialización y la lateralidad. Una vez detectadas las habilidades, se recomienda proyectarlas. www.lifutbol.com.co
Natación: desde que son bebés, los niños pueden aprender a moverse en el agua, a flotar y poco a poco aprenden a volverse seguros. Los pediatras recomiendan esta actividad porque involucra todos los músculos del cuerpo y porque consideran vital para la supervivencia que los pequeños se defiendan en el agua. En niños de 6 a 7 años, se trabajan habilidades básicas acuáticas de forma secuencial, necesarias para el proceso de formación en los diferentes estilos de la natación clásica. http://ligadenataciondebogota.com

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet