Síguenos en:

Varicela: no baje la guardia

Varicela: no baje la guardia

Aunque esta enfermedad suele ser benigna en los más pequeños, vacunarlos ayuda a prevenir complicaciones futuras. Un mito muy frecuente entre algunas madres e

Varicela: no baje la guardia
Por:
16 de Octubre de 2007
Comparte este artículo

Aunque esta enfermedad suele ser benigna en los más pequeños, vacunarlos ayuda a prevenir complicaciones futuras.

Un mito muy frecuente entre algunas madres es creer que si un niño tiene varicela, deben permitir que sus hijos tengan contacto con este para que se contagien, porque al adquirir la infección a edad temprana disminuye el riesgo de que se presenten complicaciones asociadas a la enfermedad cuando se desarrolla en la edad adulta.

“Es una creencia que se debe revaluar, porque se expone al niño a sufrir complicaciones serias. El pequeño debe estar en cama 15 días o tres semanas, es una enfermedad incapacitante y los adultos también deben ausentarse del trabajo por cuidar a su hijo”, dice el epidemiólogo Carlos Espinal.

Si bien es cierto que la varicela solo da una vez, también lo es que el virus que la causa sigue oculto en el organismo. “Más adelante puede aflorar como un herpes zóster o zona, un tipo de erupción vesicular dolorosa que afecta a los adultos y algunas veces a niños”, afirma Martha Velandia, coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) del Ministerio de la Protección Social.

Es una enfermedad de la familia del herpes virus, de un alto grado de contagio. Se transmite de persona a persona, a través de las secreciones respiratorias, el líquido que está en las vesículas (ampollas), por transmisión aérea o por contacto directo. Todas las personas se pueden infectar en cualquier momento.

¿Cómo reconocerla?

El período de incubación es de dos semanas (es decir, desde que se adquiere el virus hasta que se manifiesta la enfermedad). Los síntomas iniciales son fiebre, sensación de cansancio y debilidad y erupción de vesículas que comienzan en el cuero cabelludo, tronco, cara y que continúan brotando durante tres o cuatro días por todo el cuerpo. Empiezan como pequeñas marcas llamadas pápulas, luego erupcionan, formando vesículas (pueden aparecer entre 250 y 500) y, finalmente, se convierten en costras.

Según el infectólogo pediatra José Alejandro Mojica, dos días antes del brote y cinco días después del mismo es el periodo de mayor contagio. Cuando hay costra, el riesgo disminuye.

“Las vesículas presentan un fluido claro, que contiene el virus, y pueden aparecer en la orofaringe, tracto respiratorio o vagina”, señala Martha Velandia, coordinadora PAI.

Tratamiento

Básicamente, el manejo es sintomático, como reducir la sensación de piquiña y malestar. Es clave –dice el doctor Espinal– evitar que el niño se rasque pues podrían sobreinfectarse las vesículas y generar mayor complicación. Es necesario que se bañe y cambie su ropa diariamente.

“Los baños de avena en agua tibia proveen una capa reconfortante sobre la piel. Un antihistamínico oral puede aliviar la picazón, así como las lociones tópicas”, afirma Velandia.

Así mismo, se deben cortar las uñas para reducir las infecciones secundarias y el riesgo de que queden cicatrices.

Existe la posibilidad de utilizar medicamentos antivirales, bajo estricta vigilancia médica, los cuales deben administrarse dentro de las primeras 24 horas de la erupción.

Para la fiebre, solo puede usarse acetaminofén. La aspirina está contraindicada pues se asocia al síndrome de Reye, que se caracteriza por un daño cerebral, aunque es poco común.

Prevenir con vacunación

Actualmente existe una vacuna contra la varicela, que debe aplicarse a partir del año de edad, en dosis única. Cuando hay brotes, los pediatras recomiendan aplicar una segunda dosis. En mayores de 13 años se administran dos dosis con un mes de intervalo.

Sin embargo, a pesar de estar inmunizados, entre el 2 y el 3 por ciento de los niños vacunados presentan la enfermedad, en forma más leve.

En Estados Unidos, la Academia Americana de Pediatría recomendó la administración de dos dosis después de comprobarse en un estudio que la eficacia aumenta con una segunda dosis (del 94 al 98 por ciento) y previene otro tipo de brotes similares y se disminuyen las complicaciones en un 100 por ciento.

Esta vacuna no está incluida dentro del Plan Obligatorio de Salud (POS), pues no se ha demostrado un mayor beneficio que supere su costo.

El valor promedio es de 100.000 pesos y los padres pueden acudir a sus EPS o consultorios particulares.

87% de los casos de varicela en Latinoamércia se presentan entre los 2 y los 10 años. El 60% ocurre en la edad de 1 a 5 años.

Varicela puede complicarse

Aunque ha sido catalogada como un brote benigno, la varicela puede generar complicaciones severas. Según el epidemiólogo Carlos Espinal, en los niños puede sobreinfectarse y causar daño renal, neumonía, problemas cerebrales y del sistema nervioso central. En el caso de una gestante, si esta se contagia en la semana 20 de embarazo, el feto podría sufrir malformaciones. Entre las semanas 1 y 4 antes de dar a luz, el 30 por ciento de los recién nacidos desarrollan varicela clínica, con un pronóstico que puede llevarlos a la muerte.

Casos que se presentan

En el primer semestre del año se han reportado 27.546. Bogotá es la ciudad con mayor número de casos de varicela notificados (10.337), según el Instituto Nacional de Salud (INS). En Valle y Cundinamarca también se encuentran cifras superiores con respecto a otros lugares del país: 3.084 y 2.983, respectivamente.

La incidencia en el país, a partir de estas cifras, es de 59,8 casos de varicela por cada 100.000 habitantes. La más alta es en Casanare: 155 casos.

La población en la cual se registra el índice más alto está entre los 5 y 14 años.

“Este año, el sistema de vigilancia se fortaleció y ahora tenemos mayor notificación de casos, lo cual no significa que esté aumentando la enfermedad; simplemente, que los profesionales de salud están informando. Buscamos identificar brotes y epidemias para intervenir adecuadamente”, afirma Óscar Pacheco, coordinador del grupo de vigilancia y control de enfermedades transmisibles del INC.

 

Andrea Linares G. Juliana Rojas H.Redactoras ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet