Síguenos en:

Beneficios de fomentar la pintura desde temprana edad

Beneficios de fomentar la pintura desde temprana edad

Además, la historia del actor Alejandro Estrada y su participación en este.

Beneficios de fomentar la pintura desde temprana edad

Además, la historia del actor Alejandro Estrada y su participación en este.

Por: Mónica Toro
02 de Septiembre de 2011
0

Comentarios

Comparte este artículo

 

 

El Hueco era el taller donde Alejandro Estrada plasmaba sus emociones. Con trazos de tizas, colores, marcadores y pinceles, daba vida a árboles, soles, nubes y frutas. Allí, Alejandro, actor de Tu voz estéreo, de Caracol Televisión, soñaba con ser como su tío-papá: un pintor.


Y no era para menos. En su casa se respiraba arte. Su mamá es tapicera y su tío-papá, Jorge Hernández Vega, escultor y actor, quien ha cumplido el papel de padre tras el fallecimiento del papá de Alejandro, 20 días después de su nacimiento. 


En El Hueco, Alejandro aprendió a pintar jugando. En las tardes asoleadas de Cúcuta, su cuidad natal, se divertía pintando bolitas, haciendo palitos y figuras geométricas en papeles blancos y coloridos. Aprendía a mezclar colores, a darles vida a las texturas y a plasmar sus sentimientos.


En ese lugar, Alejandro asegura que dejó sus emociones infantiles más sensibles. “Estampé mis tristezas y alegrías. Dejé mariposas, rostros, ríos y carros coloridos. Todos llenos de sentimientos que reflejaban mi parecer”.


Su tío-papá, Jorge, a quien acaban de homenajear en Cúcuta por su gran labor de 35 años como pintor, recuerda que Alejandro empezó utilizando los colores azules, naranjas, rojos y marrones y, algunas veces, el negro.


“Alejandro era muy juicioso y expresaba todas sus carencias en los dibujos. Dedicaba horas enteras a pintar a su familia, incluyendo a su padre, pero al nosotros explicarle que él no estaba, entonces inmediatamente lo borraba. Era una alegría verlo pintar, pero una tristeza saber sus emociones”, afirma Jorge, su gran maestro en pintura.


El Hueco, que aún existe, ha sido el lugar de inspiración de todos. Allí, Tomás, el hijo de Alejandro, ya tuvo sus primeros acercamientos con la pintura, aunque lo ‘sollen’ más los instrumentos musicales.


“Cuando supe que iba a ser papá, imaginé a mi hijo en lienzos y con cientos de pinceles y pinturas a los lados. Pero al verlo crecer y ofrecerle distintas posibilidades artísticas, me he dado cuenta de que a él le apasionan más el piano y las cuerdas”.
Pero a Alejandro eso lo tiene sin cuidado. Considera que, fuese lo que fuese que seleccionara, lo importante es que siempre tenga presente un arte, porque “este te llena de emociones, de fuerza para mostrarte como es y, sobre todo, de sensibilidad”, relata Alejandro, mientras se divierte coloreando un paisaje con su hijo.  


Alejandro no escogió la pintura como profesión sino como un pasatiempo, donde desfogaba sus pensamientos. Optó por la actuación, en la que ya lleva 13 años. Además, juega fútbol, cocina y es papá. Sus pasiones las entrelaza una a una, y cree que cada una le ha aportado algo muy especial a su vida: sensibilidad. 


Y es así. Esa sensibilidad la demostró hace un año, en una exposición de pinturas de famosos, donde deberían exponer el retrato de un soldado caído en combate. Allí, con un payaso triste, Alejandro se llevó el premio a la mejor pintura.


“Yo quería mostrar la alegría de un payaso, que es cuando los soldados rescatan a las personas y trabajan con amor, pero al mismo tiempo la tristeza de ellos mismos, no solo por quienes sufren lesiones sino también porque ellos todo el tiempo viven en guerra, tratando de encontrar la paz”, puntualiza Alejandro, mientras pinta junto con su hijo, recreando un taller de arte en una ciudad muy soleada. Pintan a El Hueco. 


Desarrollo con pinceles
La pintura, el dibujo, el modelado y en general las actividades que hacen parte de la expresión plástica son determinantes para el desarrollo y adquisición de nuevas capacidades en el niño a lo largo de la infancia.


Catalina Torres, sicóloga y maestra en arteterapia, afirma que los beneficios de brindarle a un niño la oportunidad de pintar no se reducen a solo la sensibilidad. Además de esto, los pequeños que pintan ponen en acción los dos hemisferios cerebrales y desarrollan la coordinación ojo-mano y la motricidad fina, esenciales para el aprendizaje.


“A través de la pintura, el pequeño desenvuelve su creatividad, tiene la oportunidad de explorar el mundo a través de diversos materiales y, lo mejor, de representar su realidad (emociones , ideas y sueños)”, explica Torres.


El arte le permite al niño comunicar y expresar su mundo interior a través de la forma y el color. La pintura es una actividad intrínsecamente divertida que promueve la toma de decisiones, la capacidad de planeación e imaginación y la motivación.
Umberto Casas, artista plástico y magíster en estética de la Universidad Nacional, afirma que en su experiencia como tallerista con niños en condición de desplazamiento forzado, en la ciudad de Pereira, se dio cuenta de que la pintura no solo funciona como arte y medio de expresión, sino como una manera de superación. 


“Al principio del taller los niños eran muy tímidos y agresivos, pero cuando agarraron la pintura cambiaron radicalmente. Dejaron la agresividad y el dolor. Teníamos espacio para el diálogo, los abrazos y las manifestaciones de cariño. Y allí, en las obras, quedaba representado todo esto”, cuenta Casas.


Además, se sabe que el arte impulsa a los pequeños y les da la seguridad para la toma de decisiones, desarrolla la confianza en sí mismos y aumenta la autoestima y seguridad.

 

Edad para pintar
A partir del primer año de vida los pequeños pueden empezar a experimentar la pintura con materiales artísticos.  A esa edad las pinturas más recomendadas son las no tóxicas, para utilizarlas con los dedos, la palma de la mano o la palma de los pies.


 “Esta actividad la disfrutan mucho los pequeños, y es un primer acercamiento a la textura, al color y a sentir que pueden plasmar su cuerpo en el papel”, señala la sicóloga Catalina Torres. 


Al año y medio, cuando ya han desarrollado nuevas habilidades perceptivo-motrices, pueden utilizar tizas gruesas y crayolas, para rayar y hacer garabatos.


 Desde los dos años, justo cuando ya pueden sostener más fácilmente objetos con la mano, pueden pintar con témperas, marcadores y lápices de colores.


Desde los 5 años, pueden seguir experimentando y pintar con acuarelas y tinta. En este momento ya pueden realizar obras plásticas con intencionalidad. A los 8 años pueden utilizar y conocer diferentes técnicas como carboncillo y óleo.
Lo más importante es la libertad de expresión y de materiales. Si desean pintar con un labial, o con tierra o con agua, que lo prueben, para que conozcan la verdadera forma de pintar.

 

Beneficios para los niños
Laura Cardona, directora del departamento de Educación del Museo de Arte Moderno de Bogotá, MamBo, relaciona los principales beneficios de la pintura en los niños:
• Beneficia y promueve la capacidad creadora del niño
• Es una actividad lúdica y divertida que desarrolla su motricidad fina, coordinación y estrategias de planeación
• Desarrolla su imaginación, comunicación y expresión
• Le permite darle forma a su mundo interior y representar su realidad de una forma sencilla y divertida
• Es un medio para comunicar sus sentimientos y pensamientos y de experimentar con los materiales y el mundo que lo rodea
• Promueve su capacidad para tomar decisiones y plasmar sus ideas a través de la pintura
• Desarrolla la motricidad a diferentes niveles, según lo que se trabaje con el niño, por ejemplo plastilina, o ilustración o pintura acrílica.


La decisión
Con los beneficios que conlleva el arte, quizás usted como papá intente persuadir a su hijo y quiera inscribirlo en un taller de pintura. Pero, ¡un momento! Piense en su hijo, en lo que a él lo motiva, lo que le apasiona y lo que lo hace feliz. Muéstrele las diferentes opciones de arte. Permítale que él las conozca y que sea él quien escoja su manera de expresión. Motívelo, claro, a que sea consciente de que el arte le proporciona una manera de expresión con sello propio. No lo atore de talleres. Pruebe con varios, que él a los ocho años ya sabrá cuál es el camino artístico que seguirá, si es su caso.

 

El arte que cura
La pintura ya no solo es considerada un arte. También es conocida como una vía para curar dolencias y hacer más llevaderos problemas médicos como cáncer, alzheimer, obesidad y más.


Natalia Gómez, sicóloga máster en arte terapia y presidenta de la Asociación Colombiana de Arte Terapia, afirma que esta herramienta artística permite, en especial a los enfermos, descargar emociones negativas y bloqueos de energía que se presentan al pasar por una crisis de salud.


“El trabajo del arte terapia consiste en darles elementos artísticos para que ellos pinten y liberen sus emociones en papeles y en diferentes texturas. Esto además les permite olvidarse de sus miedos y volver a crear sueños”, dice Gómez.
En Colombia, por ejemplo, es muy utilizada la pintura para los niños y adultos con cáncer. La Liga contra el Cáncer y la Fundación Ser ayudan a estas personas. “Hemos tenido casos en que en medio de quimioterapias o antes de estas ponemos a pintar a los niños, y el resultado ha sido mágico. Ellos aseguran que sienten menos molestias físicas y sicológicas y que la pintura los hace olvidar su enfermedad”. No se necesita ser un gran artista para plasmar las emociones y sacarlas a la luz.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet