Síguenos en:

Clubes infantiles para pequeños científicos

Clubes infantiles para pequeños científicos

La ciencia y la tecnología estimulan en los pequeños su capacidad de indagar, investigar y crear soluciones para su entorno.  ¿De qué está compuesto el n

Clubes infantiles para pequeños científicos
Por:
10 de Julio de 2008
Comparte este artículo

La ciencia y la tecnología estimulan en los pequeños su capacidad de indagar, investigar y crear soluciones para su entorno.

 ¿De qué está compuesto el núcleo de la Tierra? ¿Por qué se producen las auroras boreales? ¿De dónde proviene el campo magnético? ¿Qué es más liviano: el agua, el aceite o el alcohol? Es muy probable que un adulto común no conozca las respuestas, pero niños como Francisco Villota, Carlos Rodríguez o Lina Roata, entre 8 y 11 años, sí lo saben y hasta se lo explican a sus profesores de ciencias en el colegio. Estos tres pequeños son miembros de clubes que esperan con ansiedad a que aparezcan las primeras luces del sábado, para reunirse con sus amigos a jugar y experimentar con cohetes de cartón, planetas pintados con témperas y capas de la Tierra hechas con plastilina.

“Esta experiencia ha sido muy impactante –dice Mario Roata, el papá de Lina-. Me llama la atención que después de tener jornadas larguísimas en el colegio, un niño se anime a estar los sábados en otra actividad, cuando uno pensaría que ellos prefieren estar en la casa descansando o con sus amigos.  Hoy es sábado. Es la graduación de Lina, que termina su segundo semestre en el Club de Biología de Maloka. Son más de 100 pequeños los que han recibido los diplomas que acreditan toda la diversión de la que participaron, mientras aprendían de astronomía, energía, robótica o química.

“Es importante que los padres impulsemos en nuestros niños este tipo de experiencias, porque los ayuda a conocer gente, los vincula a la sociedad, son personas que aceptan más rápido las críticas y las felicitaciones. Estas actividades van más allá de la educación que les brindan en los colegios, también les dan herramientas para vincularse mejor a la sociedad”, dice Mario Roata sobre la experiencia de su hija.

Pero, además, de buscar espacios de diversión, formar desde la primera infancia la capacidad investigativa, según Nohora Elizabeth Hoyos, directora de Maloka, “estimula en los niños la curiosidad, la capacidad de fascinarse, preguntar, enfrentar retos, solucionar problemas, conservar la capacidad de asombro. Una persona que tiene una formación científica tiene un pensamiento sistémico, pregunta, indaga, puede generar soluciones para mejorar su entorno”.

 

Hacia las estrellas“Mis papás me trajeron a un curso de vacaciones cuando tenía 5 años y después les dije que me inscribieran en el Club del Planetario”, cuenta Carlos Rodríguez.

Desde los 4 y hasta los 11 años de edad, los niños pueden inscribirse a este programa que abre las puertas para que, durante dos meses, los más pequeños conozcan nociones del Universo y se den la oportunidad de maravillarse con sus riquezas.

“Aquí, los niños se hacen amigos de otros menores que tienen los mismos intereses: aprender sobre ciencia y astronomía, que les ofrece respuestas sobre preguntas cotidianas: ¿por qué brilla el sol?, ¿por qué puedo ver la luna desde donde esté, como si me persiguiera?”, dice Ángela Pérez, coordinadora del grupo de astronomía para niños del Planetario Distrital de Bogotá.“Un día, la profesora de biología dijo en clase que el campo magnético nace de los mares”, –dice Carlos con un evidente gesto de desaprobación– “y entonces ¿de dónde viene?”, le preguntan.

 –“Pues del centro de la Tierra”, dice sin titubear, a lo que, en ese momento, su profesora un poco avergonzada le preguntó: ¡Uy!, ¿cómo supiste eso, en dónde estuviste?, “en el Planetario de Bogotá”, contestó Carlos contundente. 

Clubes de ciencia

MalokaCuenta con seis clubes infantiles: robótica, energía, química, biología, astronomía y pequeños exploradores. Las inscripciones para el segundo semestre del año están abiertas para niños desde los 4 años hasta jóvenes. Las sesiones se realizan cada sábado durante tres horas por un costo de 255 mil pesos, que incluye 15 clases, una con la participación de los familiares, salida pedagógica o charla con un experto, participación en Maloka virtual, camiseta y carné. Informes: 4272707 Ext. 1010. www.maloka.org

Planetario DistritalEl Club infantil tiene una duración de dos meses con reuniones de dos horas cada 15 días. Las sesiones en la mañana o en la tarde se realizan de acuerdo con la edad de los niños. El objetivo es acercarlos al conocimiento del espacio desde la diversión y la creación de manualidades, que después de cada clase pueden llevarse a la casa. Valor: 18 mil pesos. Para inscribirse deben acercarse a la taquilla del Planetario. 3344546/48/7 http://www.planetariodebogota.gov.co

BiblioredPara estas vacaciones, la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá realizará una serie de actividades para los más pequeños. En las bibliotecas Virgilio Barco, Parque El Tunal y El Tintal se realizará el taller ‘Experimentando el planeta’. En esas mismas bibliotecas se realizarán las charlas sobre ciencia y tecnología con divertidos experimentos. http://www.bibliored.com

 

Por Juliana Rojas

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet