Síguenos en:

¿Cómo se enseña la noción de peligro a los niños?

¿Cómo se enseña la noción de peligro a los niños?

 Qué más quisiera uno de padre que su bebé conociera el peligro. No sabríamos lo que son las caídas de la cama, las rajaduras en la frente, las rodadas po

¿Cómo se enseña la noción de peligro a los niños?
Por: Redacción ABC del bebé
26 de Diciembre de 2013
Comparte este artículo

 Qué más quisiera uno de padre que su bebé conociera el peligro. No sabríamos lo que son las caídas de la cama, las rajaduras en la frente, las rodadas por las escaleras, los machucones, los corrientazas eléctricos en los dedos y hasta la rotura de la tetera de la abuela.Gatean, caminan, corren. Agarran, sueltan, descubren. Pareciera que no temieran a nada. Se arriesgan. Es un malabarista. Crece y con él, para los padres, crecen los peligros.Pero ese es su normal desarrollo. Solo hasta los 6 años de edad los pequeños comienzan a entender el significado del peligro. Según el neurólogo pediatra Carlos Medina Malo, debido a que no tiene este proceso en el cerebro.El cerebro –explica el experto Medina–, es el órgano menos formado en el momento del nacimiento del bebé y crece de manera notoria durante sus dos primeros años de vida, de acuerdo con las experiencias que cada día los bebés van teniendo. Durante ese tiempo, el cerebro está aprendiendo por la retroalimentación de los adultos. Por ello, para que los niños comprendan el peligro es necesario que se refuercen las conexiones neuronales, que se logran a través de la observación y la repetición.

El miedo no nace, se hace

Liliana Zambrano, sicóloga experta en programación neurolingüística, indica si los niños juegan en un parque, no tiene la capacidad de preveer que el columpio viene encima. O ven una vela y la tocan, porque es un efecto de reflejo, pero no quitan la mano hasta que tocan el objeto. Sin saber que el peligro está en el fuego. Por lo tanto, lo que debemos hacer los padres antes de los 6 años es acercar a nuestros hijos al significado del peligro. La experta Zambrano asegura que se necesitan explicaciones de manera sencilla sobre las causas y las consecuencia de sus actos. Además, enseñarles qué es un objeto, para qué sirve, cuándo lo utilizamos y qué cuidados debemos tener con él.“Cuando cruzas una calle, debes mirar que no haya carros y pasar siempre con un adulto”. Esta frase siempre se le puede decir al pasar la vía y de esta manera se da la observación y la repetición.

No caiga en la sobreprotección

Martha Lucía Miranda, experta en neurosicopedagogía, señala que lo fundamental es no caer en la sobreprotección ni la prohibición a que se acerque a nuevas experiencias, por riesgosas que sean, ya que lo importante es que ellos exploren y los adultos estén allí para comprobarles que algo no está bien. Así, ellos mismos se percatan de las consecuencias.Aura Sofía Rico, sicóloga experta en desarrollo infantil, afirma que el permitir una toma controlada de riesgo hace que el niño adquiera y consolide habilidades como el autocontrol, la adecuada toma de decisiones, disciplina, autoestima, a sentirse independiente y exitoso.“Un ambiente excesivamente sobreprotector o seguro no permite o retrasa el desarrollo de dichas destrezas y puede mandar el mensaje equivocado de que él no es capaz solo de protegerse y siempre depende de otros”.Hablarles del sí, en vez de del no es otra forma de acercarlos al significado del peligro. Cuando se le dice al niño no, el cerebro autoprograma el sí. El cerebro guarda información por paquetes –explica la experta Zambrano–, por eso el no directo aumenta el peligro en cerebros adultos. Es preferible decir rechaza, procura, ni se te ocurra. O utilizar una forma que es hablar pausado y con diferentes tonos. Ejemplo: Juancho (pausa) como te subiste, te vas abajar perfectamente.En los momentos de peligro los padres nunca deben gritar. Como no tienen experiencia, los niños no tienen una grabación de lo que sucedió y entonces el pequeño queda anclado y ahora puede quedar en su corteza cerebral una respuesta exagerada a ese estímulo.Esto genera cortisol y bloquea negativamente, no por la experiencia sino por la respuesta exagerada que estuvo a él. “El adulto le transmitió temor”, enfatiza la doctora Zambrano.Las medidas de protección y que evitarán el peligro no se deben negociar jamás; así que siempre se utilizarán, en presencia o no de los padres, el cinturón de seguridad, al igual que el casco y protecciones para patinar o montar en bicicleta.

                           

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet