Síguenos en:

Crónica de un médico que, por salvar a su hija, creó una fundación con su familia

Crónica de un médico que, por salvar a su hija, creó una fundación con su familia

La lucha del médico Carlos Velasco se enfocó en salvar a su hija de un tumor cerebral y fue la inspiración para para crear Funpao- Fundación Paola Andrea Ve

Crónica de un médico que, por salvar a su hija, creó una fundación con su familia
Por:
17 de Marzo de 2009
Comparte este artículo

La lucha del médico Carlos Velasco se enfocó en salvar a su hija de un tumor cerebral y fue la inspiración para para crear Funpao- Fundación Paola Andrea Velasco Suárez.

El doctor Carlos Velasco hace parte de la Sala de Pediatría General del Hospital Universitario del Valle Evaristo García, en Cali. Con su bata blanca y su estetoscopio al cuello, salía de su consultorio para pasar revista a los chiquitos que habían sido internados por enfermedades como cáncer, diabetes o afecciones cardiacas, entre otras. Al final de la dura jornada,  nada más reconfortante que volver a casa; sin embargo, su tarea continuaba y esta vez la paciente era Paola, su hija mayor, de 14 años, a quien le diagnosticaron un tumor cerebral; los medicamentos, los exámenes y los procedimientos se convirtieron en un asunto de 24 horas que ocuparon su tiempo, su energía y su corazón.

Durante 14 meses él y su familia fueron como cada una de esas familias que, en su ejercicio médico, debían acompañar todos los días cuando internaban en el hospital a sus niños con la fe de verlos volver sanos y en poco tiempo a casa.

Pero Paola no sobrevivió. Hace 9 meses terminó su batalla y comenzó una lucha nueva, la de Funpao, Fundación Paola Andrea Velasco Suárez. “A mi hija no le faltó nada, pero a los niños de pocos recursos que llegan al hospital les hace falta todo”, dice el doctor Velasco, quien lideró la Sociedad Latinoamericana de Gastroenterología Pediátrica.

Así, los miembros de las familias Velasco, Suárez y los amigos hicieron un aporte económico para empezar el trabajo en la Sala de Pediatría de ese hospital de Cali. Desde la creación de la Fundación, en abril del año pasado, los aportes han sido tan sencillos como grandiosos; por ejemplo, consiguieron las gafas que le hacían falta a una abuela para ver mejor cuando debía aplicarle la insulina a su nieto o han ayudado con el hospedaje en Cali a familias de bajos recursos del Valle que no tienen en dónde quedarse mientras acompañan a sus hijos. Pero no todos los niños llegan a feliz término y la Fundación también ha contribuido con recursos cuando los pequeños mueren.

 

La tropa de PaolaNani Neurol, Emma Hematol, Oscar Oncol, Poli Neumol, René Renal, Cori Corazón y Gastón Gastro son siete miembros de Funpao que buscan adopción. Cada uno representa a niños con enfermedades cerebrales, renales, neumológicas o cardiacas, entre otras. Fueron creados como símbolo para que quien lo desee, aporte 30 mil pesos mensuales, que contribuirán con medicamentos o exámenes especializados para los pequeños del Hospital Universitario del Valle. “Los niños de esta sala entran y salen constantemente o no sobreviven, por eso no se puede apadrinar a uno específicamente y esa es la razón por la que creamos a estos personajes”, dice Velasco. Además, cada uno existe en ‘tela y relleno’; son muñecos que pueden comprarse para contribuir económicamente al trabajo de la Fundación.

Gracias a esta iniciativa, los pequeños han recibido ropa, zapatos, ayuda terapéutica con especialistas, como trabajadores sociales o sicólogos, porque el afecto y el fortalecimiento emocional son fundamentales en esta lucha. “Tener fe, creer en uno, en los demás, la comprensión, la amistad, el amor y el cariño es esencial”, dice el experto. Por eso, no solo reciben ayuda económica, también están abiertos a las ideas, como las de buscar actividades lúdicas para que los pequeños mejoren la calidad de los días que pasan entre terapias y medicinas, como crear cuentos en los que ellos sean los protagonistas y que a partir de las historias de los personajes fantásticos se sientan identificados y puedan entender procesos como sus problemas de salud o la separación de sus familias.

Una de las dificultades que han experimentado en el corto tiempo que lleva la Fundación es crear conciencia en el personal médico. “Solo pasando por esta experiencia uno se ‘baja’ un poco de su papel de médico y se pone de lado de los pacientes; los médicos se dedican más a la Academia y no a acercarse a los seres humanos”, dice Velasco.

 

El médico y el papá“Cuando estudié medicina me enseñaron a salvar vidas, pero en una experiencia como la de Paola, tan personal, uno entiende que no es todopoderoso, que de nosotros no emanan vidas”, dice Carlos Velasco frente a la experiencia que tuvo que vivir como médico encargado de una Sala de Pediatría, mientras su hija luchaba contra un tumor cerebral. Y desde entonces siente que más allá de curar, su función es apoyar a sus pacientes, a las familias.

La imagen de Paola en caricatura da la bienvenida en  www.fundapao.org, a donde pueden acceder quienes quieran conocer lo que se hace por los chiquitos del Hospital Universitario del Valle o para hacer parte de sus programas. Sala de Pediatría General del quinto piso del Departamento de Pediatría del Hospital del Valle. Teléfono: 2 + 5534989.

 

Pequeñas ayudasAdemás de los familiares de Paola, estudiantes y profesionales hacen parte de esta Fundación con una inscripción y una cuota anual para financiar los proyectos.Programa miembros activos profesionales: se pagan 100 mil pesos de inscripción y 100 mil pesos de cuota anual. Programa miembros activos estudiantes de postgrado: por 20 mil pesos de la inscripción y el mismo valor por la cuota anual se ayuda al grupo de niños del Hospital Universitario del Valle. Programa miembros activos estudiantes de colegio y pregrado: con 10 mil pesos pueden hacer parte del programa de Funpao.

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora de ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet