Síguenos en:

Dormir con el niño puede lastimar al menor y dañar la íntimidad de la pareja

Dormir con el niño puede lastimar al menor y dañar la íntimidad de la pareja

Los padres pueden fomentar el hábito individual del sueño desde temprana edad. Los primeros días de vida del bebé requieren una atención especial. Tenerlo

Dormir con el niño puede lastimar al menor y dañar la íntimidad de la pareja
Por:
20 de Enero de 2009
Comparte este artículo

Los padres pueden fomentar el hábito individual del sueño desde temprana edad. Los primeros días de vida del bebé requieren una atención especial. Tenerlo cerca en las noches es recomendado por los especialistas, porque se despierta constantemente y la madre puede lactarlo; además, percibir si hay alteraciones en su sueño. El problema aparecería cuando crece y, convertido en niño, duerme en la misma habitación, e incluso en la misma cama con sus papás.

Los primeros díasEs importante saber que al dormir con los recién nacidos deben tenerse precauciones especiales para evitar accidentes. El pediatra Peter Blair, en un estudio realizado en 1999 (www.sids.org.ar), señala que los riesgos que podrían sufrir los menores de 14 meses al dormir con sus padres aumentan cuando los adultos se acuestan muy cansados, tomados, después de haber ingerido sustancias alucinógenas o en hacinamiento.

Hay que tener en cuenta, además, que las camas de los adultos no están diseñadas para los bebés; por esa razón, debe prescindirse de almohadas, demasiadas sábanas o cobijas, procurar que el pequeño no quede encajado en un hueco del colchón y que duerma boca arriba y no sobre su estómago.

Los expertos aseguran que el colecho, como se conoce cuando los padres comparten cama con el bebé, no es peligroso, lo riesgoso es no tomar las medidas adecuadas.

Sids Argentina, asociación que trabaja por la prevención del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante, recomienda a los padres:* No dormir con el bebé si son fumadores o si están demasiado fatigados.* La superficie de la cama no debe ser muy blanda.* No debe dormirse con ellos en un sofá.* No acomodar al bebé con hermanos u otros adultos diferentes de los padres.* Se deben conocer los potenciales peligros del colecho, como que el pequeño quede atrapado entre el colchón y la pared o el respaldo de la cama; también puede haber aplastamiento del adulto.*Lo recomendado por los expertos es que el pequeño duerma en una cuna al alcance de los padres, lo que favorecería la atención inmediata y la lactancia.

Cuando empieza a crecerLa Academia Americana de Pediatría recomienda que los pequeños permanezcan en el cuarto de sus padres máximo hasta el primer año de vida. La pediatra María Isabel Usher señala que esta posibilidad puede darse después de los seis meses, cuando comienzan a dormir toda la noche. Los monitores son ideales, pues con ellos pueden escuchar la respiración de su hijo.

Entre más pequeño sea, más facilidad habrá de que se adapte a la habitación propia. Un niño de dos o tres años hará pataleta cuando le ordenen dormir en su habitación; el primer paso para lograrlo es tomar la decisión y ser consistente. Decórele el espacio de manera agradable, con un cobertor de su personaje favorito, píntele las paredes con figuras llamativas y acompáñelo las primeras semanas hasta que se duerma.

 

Una saludable relación de pareja

Yadira Cristancho tiene dos años de casada y, por falta de espacio, tiene en su habitación la cama de su hija Paula, además de la cama matrimonial. Sin embargo, es la niña la que duerme con ella y su esposo en la que debería ocupar la menor. La consecuencia: hace tres meses que no existe contacto sexual entre ellos y Yadira se niega a buscar un espacio para acomodar la cama de la niña, pues ya se ha acostumbrado a tenerla a su lado.

Paola Arbeláez, especialista en desarrollo personal y familiar del Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana, dice que esta situación genera en los niños ansiedad e inseguridad; además, no aprenden que los padres tienen espacios privados, distintos a los que comparten con los hijos y por eso no se establecen límites. El conocido pediatra T. Berry Brazelton asegura que muchos padres ven en esta práctica una manera de resarcir las horas de ausencia en el hogar como consecuencia de la alta carga laboral. La terapeuta sexual Martha Mejía asegura que la mujer no puede abandonar el papel de esposa y de amante: “Algunas mujeres no se cuidan, se la pasan en bata. Pero si después de tener el bebé, la mujer se siente deseada por su esposo, se facilitará el regreso a la sexualidad”.

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet