Síguenos en:

Durante la primera infancia, los niños deben desarrollar competencias que fortalezcan su personalidad

Durante la primera infancia, los niños deben desarrollar competencias que fortalezcan su personalidad

Estas les permiten aprender a tomar decisiones, solucionar problemas y relacionarse con su entorno y con los demás. Por eso, es clave que los niños reciban u

Durante la primera infancia, los niños deben desarrollar competencias que fortalezcan su personalidad
Por:
21 de Julio de 2009
Comparte este artículo

Estas les permiten aprender a tomar decisiones, solucionar problemas y relacionarse con su entorno y con los demás.

Por eso, es clave que los niños reciban una atención integral que satisfaga no solo sus necesidades físicas y emocionales sino aquellas relacionadas con el aprendizaje y el desarrollo de habilidades.

“Esto significa brindar atención en salud, educación, cuidado, alimentación y protección, pues en esta educación inicial las competencias que se adquieran son la base de aprendizajes posteriores”, señala Isabel Segovia, viceministra de Educación Preescolar, Básica y Media.

Las competencias –dice– se definen como un saber hacer y poder hacer, y le facilitan al niño relacionarse consigo mismo, con los demás y darle significado a su entorno físico y social. “Potencian sus habilidades y le permiten volverse autónomo para tomar decisiones, solucionar problemas e interactuar”, agrega la Viceministra.

En los meses iniciales de vida, estas se perciben como la capacidad que tiene un bebé de interactuar con el mundo. En los primeros cinco años, dice Irene Rodríguez, decana de la Facultad de Educación de la Universidad Los Libertadores, deben desarrollarse tres competencias básicas: la constitución del sí mismo, la construcción del mundo como realidad y la formación del espíritu científico-técnico.

La primera busca que el niño logre identificar su género, los roles que cumple, a qué lugar y núcleo pertenece y si es valorado y protegido. Igualmente, que tenga noción de su cuerpo y de que es un sujeto de derechos.

“Debe diferenciarse de los otros, compartir objetos, seguir reglas y respetar límites”, agrega la educadora.

La construcción del mundo implica que el infante domine una lengua para comunicarse y a partir de interrogantes logre conocer su entorno.

En la formación del espíritu científico-técnico, explica Rodríguez, se conduce al niño de la curiosidad al experimento a través de la orientación de las preguntas y de la habilidad de explorar.

“Por medio del juego se desarrolla la capacidad de clasificar, ordenar y agrupar elementos, bases del pensamiento lógico-matemático”, indica.

“El desarrollo de competencias en la primera infancia tiende a disminuir los índices de fracaso escolar y busca garantizar la permanencia en el sistema educativo”, sostiene la viceministra Segovia.

Ambiente enriquecidoLas competencias para la vida en esta etapa se desarrollan a través del juego, los ambientes enriquecidos y las interacciones con otros niños y con adultos.

En este sentido, la familia, los educadores y los cuidadores son quienes le proveen al niño un ambiente rico en estímulos por medio de actividades cotidianas en las que se reconozcan sus intereses y emociones. “El adulto lo acompaña a través de la pregunta, la observación, la retroalimentación y el planteamiento de problemas”, comenta la decana Irene Rodríguez.

“Los progresos se dan en relación con la comprensión de la identidad de las cosas, del espacio físico, de la causa y efecto y esto requiere un ambiente en el que el niño pueda madurar cerebral, muscular y verbalmente, y un interlocutor amoroso”, indica la sicóloga Paula Bernal, experta en desarrollo infantil.

Es necesario que padres, cuidadores y educadores identifiquen de forma temprana posibles alteraciones en el desarrollo para prevenir interferencias en el aprendizaje.

 

Destrezas que deben tener los niños según la edadLa sicóloga infantil Paula Bernal describe algunas, pero advierte que hay que ver que en cada niño los logros son diferentes:De 3 a 4 años. Comprende el concepto de ‘más que’ e identifica y nombra colores primarios. Recuerda eventos de la semana anterior, arma modelos sencillos utilizando cubos, forma juicios de valor (feo o bonito), cuenta objetos, sostiene el lápiz con los dedos índice, anular y pulgar y clasifica objetos por forma y color.De 4 a 5 años. Reconoce algunas letras, clasifica objetos por su función, cuenta números, salta sobre objetos bajitos y ensarta figuras con destreza en un cordón.De 5 a 6 años. Menciona en orden los días de la semana, lee los números, identifica algunas letras y repite un cuento con relativa precisión. Recorta figuras simples, intenta colorear sin salirse del contorno y rebota y coge pelotas pequeñas.

 

Andrea Linares G.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet