Síguenos en:

El arte de aprender a compartir

El arte de aprender a compartir

Desde temprana edad su hijo debe conocer esta cualidad del ser humano. Usted como padre tiene la responsabilidad de promoverla en el pequeño. ?Aunque esta gal

El arte de aprender a compartir
Por:
10 de Mayo de 2007
Comparte este artículo

Desde temprana edad su hijo debe conocer esta cualidad del ser humano. Usted como padre tiene la responsabilidad de promoverla en el pequeño.

“Aunque esta galleta es de mis preferidas, quiero compartirla contigo”, es una de las frases que debe comunicar a su hijo para que empiece a comprender el significado de compartir. El modelo a seguir es usted; por ende, debe ser el primero en promover este importante valor y hacerlo evidente en su familia.

El proceso es fácil. La sicóloga clínica Adriana San Martín explica que la socialización del menor ocurre entre el sexto y el octavo mes. “Durante este tiempo los padres deben hablarle sobre la existencia de otras personas, el respeto por los turnos y la importancia de compartir”, afirma la especialista.

A los 2 años se presenta el ‘cuasi compartir’, es decir, cuando el bebé tiene un objeto y lo ofrece, pero no lo entrega. Esta situación es algo normal y es el primer paso que el infante da para compartir.

A los 3 años se da el juego paralelo, que es cuando el niño está alrededor de otros, pero ninguno comparte, cada uno tiene su juego.

Es a partir de los 4 años que los infantes empiezan a integrarse con otros en el juego. Sin embargo, hasta los 7 años se les torna muy difícil compartir. Pero no es que sean egoístas. Solo que a esta edad comprenden el verdadero significado de este valor.

Cómo promoverlo

Son muchos los adultos que no se toman la molestia de explicarles a sus hijos que compartir es prestar sus juguetes por unos minutos, y no para el resto de su vida.

Para que el proceso de compartir se dé en excelentes condiciones, usted debe decirle a su hijo que no solo se comparten los objetos, sino los sentimientos y las actividades diarias.

“También se logra cuando los padres introducen el verbo compartir en su vocabulario. Por ejemplo: “¿quieres que compartamos los dos haciendo este rompecabezas?”. “Fíjate cómo compartimos nuestro amor”, explica Paula Bernal, sicóloga.

Es necesario que usted le enseñe a tomar turnos y a esperar, eso hará que el niño comprenda que el tiempo también se debe compartir.

Evite

Obligar a los niños a compartir, porque eso no promueve la generosidad sino el resentimiento. El castigo si no quiere compartir. No juzgue al menor ni lo maltrate sicológicamente. Uno puede sugerir pero no castigar.

Haga

Léale al niño acerca del significado de compartir. Apoye o elogie al menor cuando comparta. Sea buen ejemplo para él. Comparta con otras personas en presencia del pequeño.

Beneficios

El niño aprende a socializarse más rápido. Va a sufrir menos, porque no tendrá que entregar los objetos con dolor. Va a ser menos apegado a lo material. Le será más fácil compartir sus sentimientos y repartir su tiempo.

Mónica ToroRedactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet