Síguenos en:

El juego: un mundo de conocimientos

El juego: un mundo de conocimientos

Las actividades de entretención son fundamentales en la vida de los seres humanos porque a través de ellas, además de diversión, se encuentra un espacio de

El juego: un mundo de conocimientos
Por:
17 de Abril de 2007
Comparte este artículo

Las actividades de entretención son fundamentales en la vida de los seres humanos porque a través de ellas, además de diversión, se encuentra un espacio de aprendizaje, crecimiento y desarrollo mental y físico.

Así lo afirma la educadora Lilia de Roa, quién además asegura que son estas experiencias las que permiten que, desde los primeros años de vida, se adquieran los valores esenciales para enfrentar las diferentes situaciones de la cotidianidad.

Una de las 10 guías de crianza realizadas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Sociedad Colombiana de Pediatría, explica que es lamentable que los adultos se olviden de estas prácticas tan necesarias y recomienda retomarlas especialmente cuando se tiene hijos. Dice que un niño que juega con un adulto tiene una experiencia más gratificante en la medida en que puede aprender más que cuando lo hace solo o con otro menor.

Desde su nacimiento, los bebés están inquietos por explorar el mundo que los rodea. Por esta razón, es normal que todo lo que observen les llame la atención y lo examinen. Palparlo, probarlo y tirarlo son algunas formas de inspeccionar los distintos objetos que están a su alcance.

Sin embargo, durante los primeros meses de vida, el seno de la mamá y el cuerpo del niño son los elementos de entretención y aprendizaje preferidos por el pequeño. Cuando se tocan o se llevan a la boca sus dedos, sus brazos o sus pies, están en un proceso que, además de brindarles reconocimiento, los divierte y les produce placer.

Durante el primer año se recomiendan los juguetes que estimulen los sentidos, como por ejemplo los visuales y los sonoros. Paula Bernal, sicóloga en desarrollo infantil, asegura que durante esta etapa lo importante es permitir que el pequeño se familiarice con el objeto y tome seguridad, aunque al principio no logre el objetivo del juego. (Presionar el botón para que suene, hacer que el muñeco se mueva, etc..)

Después de los 18 meses, el concepto de entretención cambia y se empiezan a interesar por las piezas representativas y simbólicas tales como las replicas en miniatura de casas, mascotas, profesionales y carros. Su deseo de imitar se afianza y se convierte en una nueva forma de diversión.

Las temperas, colores, crayolas, rompecabezas y piezas encajables también resultan atractivas para estos pequeños exploradores. Tenga en cuenta que antes de comprarlo debe verificar que sean aptos para menores.

Luego de los 3 años, la imaginación es la protagonista de sus aventuras por lo que se aconseja comprarles disfraces, cuentos, libros para colorear e incluso algunos trucos de magia y juegos de interpretación de roles.No se le olvide:Antes de comprar un juguete cerciórese de que sea el adecuado para la edad de su hijo.Los juguetes no tienen sexo. Un niño puede jugar con una muñeca y una niña con un carro y es absolutamente normal.El juego les enseña a ganar y perder no solo en estas actividades sino en la vida misma.Según una de las 10 guías de crianza del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el juego permite sanar heridas emocionales porque, a través de él, se exteriorizan sentimientos respecto a situaciones vividas. Una niña maltratada juega a que su madre la acaricia o a maltratar a su muñeca.Los juguetes de los niños no tienen que ser costosos ni complejos. Lo más importante es que no promuevan la violencia.

Pamela Rueda C.Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet