Síguenos en:

En vacaciones, recuérdele a su hijo que los buenos hábitos no se deben olvidar

En vacaciones, recuérdele a su hijo que los buenos hábitos no se deben olvidar

En época de descanso, los padres pueden crear conductas saludables que perduren en el tiempo, como la lectura, la alimentación sana y el ejercicio diario, ent

En vacaciones, recuérdele a su hijo que los buenos hábitos no se deben olvidar
Por:
05 de Enero de 2010
Comparte este artículo

En época de descanso, los padres pueden crear conductas saludables que perduren en el tiempo, como la lectura, la alimentación sana y el ejercicio diario, entre otras.

Las vacaciones son una época ideal para establecer y reforzar rutinas en el hogar. Alzar los platos de la mesa después de comer, tender la cama a diario, acostarse a dormir a una misma hora, hacer ejercicio y alimentarse sanamente son acciones que se fijan en los niños con paciencia, perseverancia y buen ejemplo.

Ahora que los padres tienen más tiempo para compartir con sus hijos en estos días de descanso, es recomendable que se conviertan en modelos de conductas saludables. Los pequeños imitan lo que ven.

Una manera de crear una rutina en los niños es hacer una actividad determinada todos los días para que esta se interiorice y él la vuelva un comportamiento regular.

Un primer paso es que los padres lleven a cabo la acción que quieren convertir en rutina y describan con palabras el proceso que implica su realización. Luego, deben hacerla con los hijos y, finalmente, dejarlos que lo intenten solos.

Las rutinas son uno de los principales logros que se adquieren durante la infancia, ya que gracias a ellas los pequeños aprenden a ser organizados, responsables y a desempeñar las tareas de su cotidianidad. A continuación, ejemplos de rutinas que se pueden establecer en vacaciones.

A la hora de dormir...

Empezar la rutina una hora antes de ir a la cama.El niño debe conciliar el sueño en su propia cama, no en la de sus padres.Procurar que las cenas no sean tan ligeras y que tampoco contengan dulce. Ir al baño después ponerse la pijama y dirigirse al cuarto. Es importante el contacto con él, antes de dormir. Pueden hablar, rezar, leer, hacer masajes y, finalmente, dar un abrazo.No permitir que el pequeño se duerma viendo televisión.

 

Ojo con la alimentación

El primer paso es adecuar y respetar los horarios. Entre las comidas principales deben pasar al menos 4 horas. La idea es regresar a los hábitos saludables y que la dieta incluya frutas, verduras y proteínas en las proporciones indicadas. Si es un niño que generalmente muestra desgano por la comida, se aconseja ofrecerle únicamente las comidas principales y evitar darle líquidos o alimentos ricos en calorías entre comidas –como jugos artificiales, golosinas–, porque estas son suficientes para evitar que sienta hambre; es mejor ofrecerle frutas. Si el niño ganó peso en estas vacaciones, debe aumentar el consumo de frutas y verduras y moderar la ingesta de carbohidratos, minimizando los simples (golosinas, paquetes y jugos artificiales).

 

Para ayudar en casa2-3 años: recoger los juguetes y ayudar a poner la mesa.4-5 años: traer la correspondencia, ayudar a recoger hojas, alimentar las mascotas, llevar la ropa sucia al canasto, desocupar las papeleras en una caneca grande.6-7 años: limpiar la mesa, botar las sobras en la basura. 8-9 años: barrer o trapear el piso, llenar de ropa la lavadora.11-14 años: todas las tareas de la casa que no impliquen el uso de elementos peligrosos.

 

Evite el sedentarismoLos padres son los principales promotores de la actividad física. A los niños hay que incentivarlos, a diario, para que no se vuelvan personas sedentarias. Lo ideal es que hagan varias dinámicas, por lo menos de 30 minutos al día. Algunas de las actividades recomendadas son:- Llevarlos al parque- Jugar en familia- Llegar a acuerdos para disminuir el tiempo de TV y computador- Jugar golosa- Montar en bicicleta y patinar- Incentivarlos a utilizar las escaleras, en vez del ascensor - Sacar a pasear la mascota.

 

Planes culturalesEl niño puede hacer actividades enriquecedoras con sus padres. Por ejemplo, asistir a una función de teatro, a una exposición, a cine, a títeres, a espectáculos culturales y escuchar música en familia.El hábito de la lectura se puede inculcar desde la infancia; para hacerlo, los padres deben leerles en voz alta historias ilustradas y sencillas, de acuerdo con la edad del niño. Es importante que los adultos conversen con los niños sobre aquello que vieron, lo que más les llamó la atención y la manera como lo interpretaron. Así forman criterios.

 

Asesoría: Alejandra Velasco, asesora de la miniserie 'Dulces sueños', de Discovery Home&Health; Paula Bernal, sicóloga infantil; Juan Manuel Sarmiento Castañeda, especialista en Medicina del Deporte y coordinador del Centro de Prevención Cardiovascular de la Fundación Clínica Shaio, y Clara Rojas, nutricionista.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet