Síguenos en:

Esencias florales para mejorar la conducta de los niños

Esencias florales para mejorar la conducta de los niños

Son utilizadas para realizar tratamientos que pueden ayudar al pequeño en momentos de conflicto; por ejemplo, desde el cambio de colegio hasta la llegada de un

Esencias florales para mejorar la conducta de los niños
Por:
16 de Abril de 2009
Comparte este artículo

Son utilizadas para realizar tratamientos que pueden ayudar al pequeño en momentos de conflicto; por ejemplo, desde el cambio de colegio hasta la llegada de un hermanito.

Agua de canela para los cólicos, de saúco para sanar las heridas, de apio para la diarrea, hierbabuena para el dolor de estómago. Las abuelas y las mamás han transmitido a través de generaciones los secretos de las plantas y confían en sus resultados. Incluso, los primeros medicamentos fueron hechos a base de productos naturales.

Además de nuestras abuelas, a comienzos del siglo XX, un inglés llamado Edward Bach conocía ese poder, empleado inicialmente por los antiguos chinos. Bach dejó su vida en la ciudad para internarse en la naturaleza, porque, según su teoría, somos un alma que, para mantener el equilibrio, puede usar los elementos de la naturaleza.

Toda esta aventura lo llevó a descubrir que las flores son la expresión máxima de las plantas y hoy día, quienes siguen sus teorías, tratan la depresión, la ansiedad, la angustia, el temor, entre otras emociones, con un par de gotas, que, además, ayudan a prevenir molestias físicas como alergias o sobrepeso. 

Lucía Franco es la mamá de Santiago, un pequeño de 5 años que estaba deprimido a causa de un medicamento para tratar su crisis asmática. Lucía le compró un juguete, ante la evidente tristeza del niño y nada fue mayor que la dicha de Santi cuando empezó a jugar. Pero al rato se le rompió, a pesar de estar nuevo. Proporcional a su alegría fue el llanto y de nada valieron los consuelos de la mamá, que le prometían mandarlo a revisión al día siguiente. Santiago perdió el control de sus emociones y su desespero ante la situación empeoró su condición respiratoria. Así que su mamá recordó las gotas de valeriana y el extracto de toronjil que tenía guardados; decidió darle 10 gotas de cada uno en un vaso de agua, y un rato después, el niño parecía haber asimilado mejor el accidente con el juguete, estaba más tranquilo y aceptaba esperar hasta el día siguiente para su arreglo.

Penélope Bayona, sicóloga y experta en terapia floral, asegura que las esencias en los niños disminuirían conductas o aumentarían virtudes. “La enfermedad es una posibilidad para aprender de lo que está pasando”, fue una de las teorías de Bach, que repite Penélope.  “Por ejemplo, ayuda a pensar por qué los niños son hiperactivos o agresivos; todo son espejos, y seguramente los papás tienen conductas o sentimientos parecidos”. Las flores no son la terapia; ayudan a que un tratamiento funcione mejor.

“Esto no es cuestión de fe”, dice Gladys Galvis, terapeuta ocupacional, maestra reiki y experta en terapia floral. “Las flores funcionan, así la persona sea o no sea consciente de su uso”. Sin embargo, los adultos ponen resistencia y se cuestionan la razón por la que deben tomarlas y  sobre sus resultados, eso genera que los cambios tarden más, contrario a lo que sucede en los niños.

 

Le tengo el remedio para…Al consultorio de Gladys Galvis llegan los padres quejándose por los problemas de conducta de sus hijos y el mal rendimiento escolar. Penélope Bayona agrega que los principales motivos de consulta se generan cuando los niños se ven enfrentados a grandes cambios, desde su nacimiento, la salida de los dientes, la entrada al colegio, una mudanza, el nacimiento de un hermano, la separación de los padres; así como pataletas frecuentes, llanto excesivo, problemas de sueño y de alimentación.

Las expertas explican que, además de tomar las gotas sublinguales (ponerlas debajo de la lengua), se pueden atomizar en los espacios, como la habitación o el salón de clases y los efectos se sienten inmediatamente. También se pueden preparar con las comidas, en el tetero o mezclar con agua. A los recién nacidos se les aplica en un algodón que puede frotárseles en la frente y en las muñecas. Cuando los niños se caen se usan en cremas aplicadas en el lugar del golpe y esto ayudará a que el trauma se supere más fácilmente.

Cuando la familia llega al consultorio, generalmente la terapeuta observa al niño y le hace una entrevista que emplea para hacer una fórmula. “Nunca trato solo al niño”, dice Gladys Galvis, porque el asunto siempre es familiar. “Todos los comportamientos de los niños corresponden a los aprendizajes de su entorno, todo tiene que ver con sus papás y con el medio ambiente. Por ejemplo, a los niños depresivos generalmente los cuidan adultos depresivos, los niños irritables son cuidados por adultos irritables”, dice la experta. Las dos coinciden en que los resultados son inmediatos, pues quienes hacen pataletas aprenden a esperar y a aceptar que no pueden tenerlo todo; los que tienen dificultades para concentrarse comienzan a hacerlo y los que tienen un nuevo hermano asimilan mejor el cambio.

“Ellos son tan especiales que se las llevan a su colegio, se las toman y cuando sienten que no las necesitan, las dejan”, dice Gladys Galvis. Y no hay una hora específica, ni rigurosidad en la toma; sin embargo, generalmente se sugiere que se tomen cuatro gotas seis veces al día, pero es la necesidad la que determina la cantidad. “Podría tomarse un frasco con una botella de agua, que sería una bomba, pero generalmente se hace cuando la crisis es muy profunda”, dice Penélope Bayona.

 

Manos a la fórmulaEl tratamiento es individual; es decir, si una persona tiene ansiedad puede comprar una esencia, pero las razones por las que se presenta son tan diversas, que para tratarla, podría combinarse con otras que ataquen las causas. Hay fórmulas básicas que no son universales y se modifican de acuerdo con cada paciente.

Los terapeutas hacen una sinergia de las plantas, en donde combinan varias que sean soporte entre ellas para crear una terapia más eficaz. Aunque sirven para las afecciones físicas, no reemplazan a los medicamentos, los complementan. Tampoco tienen efectos secundarios, ni contraindicaciones. Tener conciencia de su toma facilita el proceso; pero aunque se ignore, el resultado se notará.

 

El top 10 de las esencias

La sicóloga y terapeuta floral Penélope Bayona aconseja algunas esencias para tratar las preocupaciones más comunes de los niños y las mamás. Aunque son de venta libre, se recomienda consultar con un terapeuta:

1. Nacimiento. Es un choque en el que el nino vive la primera novedad en su vida. Se recomienda estrella de belén y lirio mariposa. 2. Entrada al colegio. Dos semanas antes se les da achicoria para el desapego y estrella de belén. Nogal para facilitar los cambios y lirio mariposa para el apego. Si hay angustia, castaño dulce. 3. Trabajo de parto. Si hay poca dilatación se puede tomar hojarasca para que dé más energía y verbena que calma y ayuda a seguir pujando para no darse por vencida.4. La llegada del hermano. Acebo que es para la rabia, la envidia y los celos, estrella de belén y nogal. 5. Cambio de casa. Nogal y estrella de belén. 6 Separación de los papás. Estrella de belén, castaño dulce, para la angustia; esa esencia ayuda a pensar que todo está bien. Si la relación o la separación de los padres fue violenta, se recomienda ‘rescate’.7. Se orinan en la cama. Hipérico, ajo, cerasifera. A las dos o tres semanas dejan de orinarse, pero debe haber acompañamiento terapéutico, para trabajar el miedo.8. Terror nocturno. Heliantemo y álamo temblón. Si es terror con pesadillas se agrega el hipérico.9. Posparto. Para manejar este momento, las mujeres pueden tomar rescate, árnica, lirio mariposa y manzana silvestre. Si hay depresión, se le anade mostaza o warathá.10. Embarazo. Para resistir mejor los cambios y minimizar el mareo y las náuseas, pueden tomar manzana silvestre y scleranthus, ajo, calabacín, rescate, nogal y ladys mantle. que trabaja todos los aspectos de la mujer.

 

Por Edna Juliana Rojas H.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet