Síguenos en:

La seguridad nunca se va de vacaciones

La seguridad nunca se va de vacaciones

¡Vacaciones!, la mejor época para los niños, y la más tensionante para los padres, quienes, luego de esforzarse por reunir el dinero y encontrar el lugar a

La seguridad nunca se va de vacaciones
Por: Pilar Bolívar Carreño
16 de Noviembre de 2007
Comparte este artículo

¡Vacaciones!, la mejor época para los niños, y la más tensionante para los padres, quienes, luego de esforzarse por reunir el dinero y encontrar el lugar adecuado para “descansar”, se chocan con el ajetreo del cuidado de los niños.

Ya sea sobre ruedas o por aire, sin importar si es un destino frío o caliente, en el país o en el extranjero, los bebés y niños siempre corren riesgos, muchas veces prevenibles por parte de los padres.

“Fuera del jardín o de la casa, los menores siempre están expuestos a riesgos que comprometen su salud y bienestar, pues en esos espacios tienen todas las garantías de seguridad”, explica Olga Lucía Baquero, miembro de la mesa de trabajo de prevención de accidentes de la Sociedad Colombiana de Pediatría.

Así mismo, resalta Baquero, “los niños corren más riesgos durante los viajes, pues sus padres bajan la guardia; creen que la seguridad también salió de vacaciones”.

El secreto para descansar y recrearse está en la prevención y el cumplimiento de las normas de tránsito. A su vez, en no dejar solos a los niños, no llevar exceso de equipaje y maletines de mano, seguir las recomendaciones del pediatra, conocer previamente algunas condiciones del lugar al que se dirigen (clima y vegetación) y en que el niño tenga completo su cuadro de vacunas, entre otras recomendaciones.

Sugerencias para ir sobre ruedas

Ya sea en bus o automóvil, los mareos son frecuentes en los niños. Es recurrente que los padres suministren un medicamento, ignorando que no es lo más aconsejable (a menos que el pediatra lo indique). La solución está en abrir las ventanas para que el menor reciba aire, y en que él mire hacia un punto fijo. Si va a viajar en autobús, no lo aborde fuera de la terminal de transportes. Por estar corriendo para alcanzar al automotor, el niño puede caer o atravesarse en la vía. Exija al conductor que acate las normas viales: que no exceda el límite de velocidad (80 km/h en carretera), que no adelante en zonas de línea continua y que no lleve sobrecupo.Si su hijo es mayor de tres años, paga pasaje y ocupa puesto; así lo dictamina el Código Nacional de Transporte. No lleve muchas maletas. Usted debe estar pendiente exclusivamente del niño y no del equipaje, para eso están los maleteros. Si va en el auto familiar, tenga en cuenta que los niños aprenden del ejemplo de los padres. Así que use el cinturón de seguridad. Recuerde que también es conductor; entonces, cumpla las normas de seguridad en la vía. Todos los niños deben ir en el asiento trasero del carro y con sillas de seguridad fijas, de acuerdo con el peso del menor. Si pesa menos de 10 kg (si el niño es menor de 1 año), debe usar la silla que mira hacia la parte trasera del auto. Al niño no le da mareo viajar en esta posición, pues mira hacia un punto fijo. La silla de seguridad mirando al frente es recomendable para niños que hayan cumplido 1 año o pesen entre 10 y 20 kg. • También se puede usar el cinturón de seguridad del carro, pero el niño debe estar sentado sobre un cojín o elevador, para que quede bien asegurado. Para saber si el niño tiene bien puesto el cinturón de seguridad, fíjese que la hebilla esté al nivel de la axila. No olvide que el cinturón es imprescindible, aun en trayectos cortos.“Las cifras demuestran que el mayor índice de accidentalidad no está en carretera, sino cerca del hogar. Y si se suma que no llevan puesto el cinturón, por ser un trayecto cercano, las consecuencias son peores”, explica Baquero. El bebé nunca debe ir en las piernas del conductor, frente al volante. Es un juego recurrente y peligroso para el menor. Tenga cuidado al cerrar las puertas. Un método para que los niños no corran riesgo de machucarse los dedos está en que al cerrar las puertas los padres digan: ‘todos aplaudan’, así los niños ocupan sus manos en el juego. Nunca deje al bebé solo en el carro. Puede subir la temperatura y el niño moriría en cuestión de minutos, incluso, con el vidrio un poco abajo.

Y los ahogamientos

Solo 5 cm de agua son necesarios para que un niño se ahogue. Estos accidentes suceden en la playa, piscinas, alberca, estanque e, incluso, en la ducha o un balde.

Para evitar un ahogamiento, no deje solo al menor mientras lo baña, ni baje la guardia en la piscina, así él sepa nadar o tenga flotador; muchas veces, éste es más un juguete. Prefiera el chaleco salvavidas.

Mordeduras

A los pequeños les gusta jugar con animales; no obstante, los niños no entienden que son territoriales y pueden atacar cuando se sienten invadidos. De ahí la importancia de explicarles a los menores que a los animales les molesta que los toquen mientras comen, duerman o amamantan a sus crías. Si viaja a zonas rurales, tenga en cuenta que son muy pocos los perros que tienen la vacuna antirrábica, por eso hay que evitar que los niños jueguen con ellos. En caso de que un perro muerda al menor, lave la zona con agua y jabón durante 20 minutos. Llévelo a urgencias y cargue el carné de vacunación del animal, para ver cuándo fue aplicada la última dosis de la vacuna antirrábica. Pero si el perro es desconocido, hágalo saber en el centro asistencial.

Las picaduras

Antes de salir rumbo a su destino, averigüe si hay serpientes, alacranes e insectos. Cuando esté allí, evite que los pequeños se acerquen a los más llamativos, suelen ser los más peligrosos.

A veces, en clima cálido

Indicaciones para trayectos aéreos

Los niños menores de 3 años deben usar cinturón de seguridad. Solicítelo al personal cuando se registra en el aeropuerto.

Ponga atención a las indicaciones que dan las azafatas antes de comenzar cada vuelo. Y pregúnteles sobre las recomendaciones especiales en caso de llevar niños pequeños.

Explíquele al niño qué es una turbulencia, para que no se asuste ni pierda la calma en caso de que suceda una durante su vuelo.

No olvide que en caso de ser necesarias las mascarillas de oxígeno, primero debe ponérsela el adulto que viaja con el niño y luego él al menor. Así, él garantiza su supervivencia y puede atender al pequeño bajo su cuidado.

La maleta del niño

 

Repelente, insecticida, toldillo y vacunas al día son los aliados a la hora de prevenir picaduras de insectos. Algunas picaduras son de especial cuidado y requieren atención médica inmediata. Si la roncha está roja y tiene materia y si el niño respira con dificultad, llévelo al servicio de urgencias. Por el aumento de la temperatura, a algunos niños les da hemorragia nasal, ya que los vasos se dilatan. En caso de que ocurra, haga presión con los dedos en la base de la nariz y nunca recueste hacia atrás la cabeza del menor, pues corre el riesgo de que la sangre se vaya por las vías digestivas y le dé vómito al niño. Mientras presiona su nariz, agache la cabeza hacia delante y permítale que escupa. Si en 15 minutos no deja de sangrar, vaya a urgencias. Protector solar, cachucha, gorro o sombrero, camiseta, aun mientras está en la piscina, para evitar que los rayos de sol lleguen directo a la piel de los hombros del bebé. Toldillo, para que los mosquitos e insectos no sobrevuelen y piquen al pequeño.Agua potable, para prevenir una posible gastroenteritis por consumo de agua contaminada. Acetaminofén, bajo recomendación (dosis) del pediatra, en caso de presentar dolor. Antihistamínico local, para evitar que rasquen las picaduras y así no se corre el riesgo de que se infecten. Ropa y zapatos cómodos. Chaleco salvavidas, en lugar del flotador. Algún juguete que sea más grande que la boca del niño, así no lo puede introducir y atorarse. Si el bebé tiene algún problema de salud, lleve el medicamento, con dosis extra y la fórmula médica.

 

Pilar Bolívar CarreñoRedactora ABC del bebé

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet