Síguenos en:

¿Los niños deben ver o no televisión en su tiempo libre?

¿Los niños deben ver o no televisión en su tiempo libre?

Hablar con los hijos sobre los programas que ven o sobre lo que les produce curiosidad y emoción es esencial para la formación de televidentes interpretativos

¿Los niños deben ver o no televisión en su tiempo libre?
Por:
22 de Junio de 2010
Comparte este artículo

Hablar con los hijos sobre los programas que ven o sobre lo que les produce curiosidad y emoción es esencial para la formación de televidentes interpretativos y críticos.

¿Ver o no ver televisión? Esa no es la cuestión. Los padres que al llegar de trabajar encuentran a sus hijos como pequeñas estatuas hipnotizadas por la ‘caja mágica’, se suelen preguntar qué tan favorable es que su compañía fiel sean los muñecos animados, series, telenovelas e incluso Internet.

Pues bien, no se puede negar ni desconocer que actualmente los niños están expuestos inevitablemente a la televisión, Internet y los videojuegos.

Entonces... ¿Qué hacer? Salua Avisambra, Jefe de contenidos de la Comisión Nacional de Televisión, explica que la alternativa no es prohibir ni apagar el televisor; primero, porque no se les envía ningún mensaje claro a los niños y segundo, de todos modos ellos van a encontrarlos en la casa del amigo, del vecino, del primo o simplemente en la habitacón del hermano mayor.

Gustavo Castro Caicedo, autor de Aprendamos a ver TV Guía para padres y maestros, sostiene: “La televisión será en los hogares lo que los mayores hagamos de ella en cada uno. Se puede asegurar que el asunto fundamental es de amor, de comunicación, de contacto, de calidez familiar, de oportunidades para compartir el tiempo libre en múltiples actividades gratificantes, dentro o fuera del hogar”.

“La mejor recomendación es saber cuáles programas les gusta ver y hablar con ellos sobre lo que ven. Así, cuando un niño está viendo algo que a los adultos no les gusta por su temática, lo que se recomienda es verlo con el niño y cuando se termine, aprovechar el momento y preguntarle: ¿A ti por qué te gusta ese programa?”, comenta Avisambra.

El diálogo que de allí se derive será esencial no sólo para explicarles que lo que han visto es una manera de presentar ciertas realidades o que es una total ficción creada por expertos en efectos especiales cuya creatividad les permite inventar mundos y personajes que no existen. Además, puede permitir que se aborden temas complejos que a veces son difíciles de tocar para los padres. “Podemos aprovechar ciertas temáticas que se presentan en la televisión para hablar de valores, criterios de selección e interpretación”, concluye Avisambra.

 

Emocionante Avisambra asegura que es necesario analizar la televisión desde las emociones; es decir, ayudarle al niño a racionalizar, a entender que lo que a él le pasa cuando ve televisión es que se emociona. "Eso hace que tome distancia de los contenidos y que esté mucho menos permeable a esos contenidos", dice.

Por ejemplo, si el pequeño entiende que quiere ver un programa violento, porque al hacerlo ocurre una especie de una catársis de la agresividad propia, esto hace que esté mucho menos expuesto a que ese tipo de contenidos moldeen sus conductas.

 

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet