Síguenos en:

Mantener un hogar limpio y protegido previene enfermedades en los niños

Mantener un hogar limpio y protegido previene enfermedades en los niños

Consejos para mantener aseados espacios como cocina, habitación y baños.

Mantener un hogar limpio y protegido previene enfermedades en los niños
Por: Redacción ABC del bebé
22 de Mayo de 2012
Comparte este artículo

Según Luis Jorge Hernández, médico epidemiólogo de la Secretaría de Salud de Bogotá, algunos estudios de dicha institución indican que todo lo que pase a menos de 100 metros del hogar penetra en él, como la contaminación del aire. De allí la importancia de que la casa permanezca aseada, pues los elementos contaminantes pueden ocasionar daños en la salud, tanto de los padres como de sus hijos.

“Los niños menores de cinco años son los más vulnerables, porque no miden las posibles exposiciones y, por tanto, su organismo se afecta más fácilmente al ingerir, inhalar o tocar ciertos microorganismos como virus, bacterias y hongos”, indica el médico.

Daños en la mucosa nasal y alergias son las patologías más frecuentes, que son ocasionadas por la humedad y contaminación del ambiente. Incluso, un detalle tan mínimo como dejarse de lavar las manos, puede ocasionar diarrea. Un estudio realizado por el microbiólogo Charles Gerba, de la Universidad de Arizona, reveló que los niños que viven en hogares correctamente desinfectados tienen un 40 por ciento menos riesgo de contraer enfermedades y, por consiguiente, de necesitar el uso de antibióticos. Todos estos microorganismos pueden eliminarse si se adoptan ciertas medidas de higiene diarias en los diferentes espacios de la casa:


Cocina
•    Limpiar toda el área con agua y jabón, o con un limpiador.
•    El aseo debe ser diario, dado que los miembros de la familia tienen contacto permanente con pisos, ollas y la zona de la estufa. Por eso, hay que pasar un paño desinfectante por todas las superficies y limpiar las baldosas de paredes y pisos.
•    No acumular loza en lavaplatos; produce mal olor e irrita las vías respiratorias.
•    Tapar siempre las canecas de la basura.
•    Lavar frecuentemente paños, limpiones, trapos y trapero, y secarlos al aire libre; mantener los mesones limpios, asear los hornos con limpiadores especiales y lavar muy bien las ollas para remover el óxido.
Baños
•    Se recomienda asear de manera cotidiana el inodoro, el lavamanos y la ducha de los baños. En algunos casos, es tan frecuente la humedad que es recomendable usar limpiadores con cloro. Las paredes y el piso también deben ser aseadas permanentemente.
•    Usar toallas desechables; estas no acumulan humedad ni elementos contaminantes. Si se usan las de paño, hay que cambiarlas con frecuencia.
Habitación
•    Abrir las ventanas todos los días para dejar circular el aire y que llegue la luz del sol; la radiación ultravioleta del astro cumple una función antiséptica; es decir, mata microorganismos.
•    Limpiar con un trapo húmedo, una vez al día, elementos que recogen mucho polvo, como mesas, televisores, manijas y teléfonos. Los juguetes deben asearse cada 15 días. Evitar muñecos de felpa o lana; estos acumulan mucho polvo y, por ende, favorecen la aparición de ácaros. Si se encuentran dentro de la habitación, deben lavarse por lo menos dos veces al mes.
•    Cambiar sábanas, sobresábanas y fundas una vez a la semana. “Es imprescindible el lavado regular del juego de cama con un buen detergente y agua caliente”, recomienda David Johnson, médico de salud pública de la Universidad de Michigan (Estados Unidos).
•    Las sábanas de la cuna deben cambiarse por lo menos tres veces a la semana.
•    Cada semana, limpiar el colchón; este acumula humedad lo que favorece la aparición de alergias.
•    La bacterióloga Yadira Toro asegura que el cloro se puede mezclar con un poco de agua y, por aspersión, es decir, con atomizador, pasarlo por alfombras, pisos y peluches. Después de 15 minutos ya se puede ingresar nuevamente al área que se ha limpiado.
Para todo
• Si hay alfombra a la entrada del lugar, se debe aspirar diariamente.
• Limpiar muy bien hendiduras y espacios pequeños.
• Barrer y trapear el piso, mínimo una vez al día.  Primero hay que humedecerlo para no levantar polvo y luego se debe pasar un trapero.
• En las alfombras y cortinas es donde se almacena mayor cantidad de polvo, así como arriba de las puertas y en lugares donde no hay ventilación adecuada.
Y si hay mascotas en casa...
•    Mantener al animal alejado de los juguetes del niño. Como es usual, el bebé querrá llevárselos a la boca.
•    Igualmente, mantener los juguetes de la mascota fuera del alcance del bebé.
•    Los adultos deben lavarse muy bien las manos después de consentir o manipular al animal.
•    Hacerle entender al bebé que el animal no es un juguete, sino un ser vivo al que le duele cuando lo maltratan y puede reaccionar de forma agresiva.
•    Mantener limpia la casa de excrementos y pelo del animal. Si es un perro, debe sacarlo diariamente para que haga sus necesidades.
•    El adulto es quien debe estar pendiente de la mascota de su hijo, pues los niños aún no tienen claro ciertos parámetros de cuidado y protección.
•    Se recomienda elegir una mascota bajo ciertas medidas: espacio, vecinos, comportamiento del animal, raza, la disponibilidad que tenga el adulto para cuidarlo, la longevidad del mismo.
•    Se aconseja utilizar solo algunos roedores, gatos y perros como animales de compañía.
Alergias
Cuando los niños son alérgicos, se debe tener especial cuidado con las mascotas. Los pelos de los animales pueden causar una reacción que se manifiesta en los ojos, la nariz, la piel o el pulmón. La mayoría de este tipo de alergias son hereditarias. Por eso, es importante determinar cuáles son los factores que causan estas molestias en los niños, y si es favorable o no tener animales en casa.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
Japo_say
Hace 4 años
Excelente, no sabia que se debian cambiar tendidos tres veces a la semana. Excelente articulo.
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet