Síguenos en:

Método lúdico y efectivo para que los niños se familiaricen con el alfabeto

Método lúdico y efectivo para que los niños se familiaricen con el alfabeto

Los talleres de ?La imprenta manual? forman a los niños como lectores y productores de textos y les muestran el proceso de elaboración de un libro. Esa época

Método lúdico y efectivo para que los niños se familiaricen con el alfabeto
Por:
02 de Diciembre de 2008
Comparte este artículo

Los talleres de ‘La imprenta manual’ forman a los niños como lectores y productores de textos y les muestran el proceso de elaboración de un libro.

Esa época en la que los niños debían memorizar el alfabeto a través de planas interminables y además tenían que pasar al tablero y llenarse de tiza para demostrar que sí sabían cómo era la grafía de cada una de las letras quedó en el pasado.

“Las letras son la materia prima de la literatura y si queremos que los niños disfruten de una buena historia y les sientan amor a los libros, no podemos seguir utilizando métodos ortodoxos y aburridores que, por el contrario, los hagan detestarlos”, comenta Irene Vasco, literata y escritora de libros infantiles.

Por eso, decidió crear el programa La imprenta manual, en el que además de enseñarles a los niños las letras de una manera lúdica, les muestra cómo es el proceso de creación de un libro y cómo las historias que se encuentran allí pueden encantarlos y les brindan la posibilidad de conocer personajes y lugares con los que ni ellos mismos soñaban. De esa manera, se forman como lectores y productores de textos.

Para sus talleres, que duran aproximadamente 30 horas, Vasco se vale del aparato ‘La imprenta manual’, que fue diseñado por el compositor de música infantil Jairo Ojeda y que sigue los principios del pedagogo francés Celestin Freinet, quien desarrolló la idea de usar una imprenta como apoyo pedagógico en los salones de clase.

El taller comienza con la lectura de un cuento que atrapa la atención de los niños. A partir de la historia que escuchan los pequeños, Irene les propone juegos y ejercicios creativos para que ellos dejen volar su imaginación y escriban sus propios relatos, para que luego los lean a los demás miembros del grupo.

“Así, aprenden a escuchar, a respetar y a darle importancia a lo que sus compañeros piensan, sienten y quieren compartir. Luego, todos los participantes del taller votan y deciden cuál de todas las historias va a quedar impresa en un libro, creado en su totalidad por ellos, de manera artesanal y, más que nada, al mejor estilo de Gutenberg”, dice Vasco.

Cuando los niños llegan a un consenso y entre todos deciden cuál es la historia que irá a la imprenta, la pedagoga les ayuda a repartirse las distintas tareas que tienen que realizar para que así todos participen y decidan cuál es la mejor manera de imprimir su libro.

Manos a la obraEn primer lugar, ponen las letras en las cajas de texto, aplican la tinta y hacen ensayos de prueba para que ellos mismos corrijan los errores que pueden quedar.

La imprenta cuenta con una caja tipográfica de siete renglones. La idea es que después de un primer ejemplo que les muestra Irene, los niños terminen el proceso.

Por supuesto, este es uno de los momentos más complejos, pero a la vez constructivos del taller, pues el hecho de poner las letras de derecha a izquierda, y de manera invertida, hace que se cometan muchos errores.

“Por ejemplo, para que la letra ‘a’ quede impresa correctamente, es necesario ponerla en la caja tipográfica con el palito que la acompaña hacia el lado izquierdo”, explica la pedagoga y escritora.

Cuando los borradores salen sin errores, los niños escogen papeles de colores a su gusto y los van poniendo sobre la extensión completa del texto; es decir, sobre la caja tipográfica; luego, pasan el rodillo dos veces y antes de retirarlo, Irene les pide que en un solo coro digan todos ‘abracadabra’, las palabras mágicas que hacen que el hechizo quede completo y las letras impresas en el papel.

Después, dejan secar la tinta de las páginas diseñadas y ellos mismos se encargan de escribir las letras mayúsculas, diseñar las letras capitales e ilustrar con sus propios dibujos el texto de la historia que escogieron.

Finalmente, los niños deben escribir una corta biografía, para que, como en cualquier libro bien editado, queden consignados en la contraportada los datos más destacados de su autor.

Vea fechas y lugares de los talleres en: www.imprentamanual.com

 

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet