Síguenos en:

Niños que no duermen bien se pueden volver hiperactivos

Niños que no duermen bien se pueden volver hiperactivos

Cuando los niños no duermen bien, se pueden volver hiperactivos.

Niños que no duermen bien se pueden volver hiperactivos
Por: Andrea Forero Aguirre
05 de Agosto de 2013
Comparte este artículo

Dormir bien es indispensable en todos los momentos de la vida, sobre todo en la infancia. Está comprobado que mientras los niños duermen se activan las hormonas que influyen en su crecimiento, recobran la energía, están más dispuestos para aprender, con un óptimo sistema de defensas y buen estado de ánimo.Gonzalo Pin Arboledas, director médico de la Unidad Valenciana del Sueño en España y especialista universitario en Medicina de los trastornos del sueño, explica a ABC del Bebé las consecuencias de las alteraciones del sueño en los niños y qué pueden hacer los padres ante esta situación.

¿Qué tan común es el mal dormir en la infancia?

Hasta un diez por ciento de los niños presenta, en algún momento de la vida, situaciones de insomnio. Sin embargo, debemos entender que no toda queja de “mal dormir” por parte de los padres es insomnio. El insomnio infantil se define cuando, además de las dificultades para iniciar el sueño o conseguir un sueño continuo, aparecen otros síntomas, especialmente en el día, como fatiga, pérdida de memoria e irritabilidad.

¿Cuáles son las características de este problema?

A diferencia de lo que ocurre con los adultos, en muchas ocasiones los problemas con el sueño en la infancia se manifiestan con conductas hiperactivas o alteraciones del rendimiento escolar, y solo cuando se indaga en la entrevista con los padres, se observa el déficit crónico de sueño o las dificultades de mantenimiento o inicio del sueño.

¿En qué momento de la infancia puede haber problemas de sueño?

Las quejas con el sueño son más frecuentes en la primera infancia. No obstante, esto parece más relacionado con las falsas expectativas o la falta de conocimiento de los padres sobre las características del sueño en la infancia. Por ejemplo, el que un bebé de 5 meses duerma alrededor de 5 horas seguidas (no 8) es considerado como que durmió toda la noche; es fisiológico y normal que un bebé de esta edad se despierte 3 o 4 vecesdurante la noche.

¿Qué deben hacer los padres frente al mal sueño de sus hijos?

Lo más importante es permanecer con calma, no sentirse culpables ni culpar al niño, intentar aprovechar todos los momentos posibles para descansar durante el día y utilizar técnicas de educación y enseñanza de buenos hábitos de sueño.

¿Cuáles son los tratamientos más recomendados y usuales para mejorar los problemas de sueño?

Las medidas más recomendables son las derivadas de la educación en hábitos saludables de vida (alimentación, actividad física, sueño) especialmente las técnicas graduales perode una manera adaptada a cada niño y cada entorno familiar. 

¿Se puede prevenir el insomnio infantil y cómo?Definitivamente la respuesta es sí. El conocimiento por parte de los padres de una serie de aspectos esenciales sobre la conducta del sueño puede prevenir la aparición de trastornos relacionados con este. Es importante tener conocimiento de la variación de los patrones del sueño a lo largo de la infancia. Entre las medidas preventivas la más básica es la información por parte de las autoridades de salud de estos patrones. Los padres deben saber lo que es la “latencia del sueño”; es decir, que todos los niños tardan un tiempo en dormirse de manera autónoma y este tiempo puede oscilar de 20 a 35 minutos, según los niñosy su edad.

¿Cuáles son las consecuencias de no prestarle la debida atención a los problemas de sueño?

Las consecuencias en el desarrollo del niño de un sueño de mala calidad o de un déficit del mismo abarcan toda la economía de este. En primer lugar, se afecta su humor, su capacidad de controlar sus estímulos y aumenta su irritabilidad. Si el problema persiste puede llegar a afectar su sistema de defensas frente a las infecciones o al mismo desarrollo de la secreción de la hormona del crecimiento (se segrega fundamentalmente por la noche al dormir).

¿Cuál es la diferencia entre desórdenes del sueño e insomnio?

Es una pregunta muy interesante. Debemos distinguir entre problemas con el sueño y trastornos o desórdenes del sueño. Los problemas con el sueño se refieren a patrones inadecuados para el ambiente donde se desarrolla el niño, que no tienen una base de enfermedad. Es un problema de información y educación, y su solución viene dada por medidas educativas. Los desórdenes o trastornos del sueño, en cambio, responden a enfermedades de base que ocasionan trastornos en el dormir (apneas del sueño, piernas inquietas). Su tratamiento es médico y este debe ser acompañado de medidas educativas. 

 

 

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet