Síguenos en:

Para tener animales en casa se deben tener en cuenta los parámetros de bienestar animal

Para tener animales en casa se deben tener en cuenta los parámetros de bienestar animal

Las mascotas se pueden convertir en grandes compañeros de los pequeños, siempre y cuando estos sepan tratarlos adecuadamente y les brinden un ambiente sano.

Para tener animales en casa se deben tener en cuenta los parámetros de bienestar animal
Por:
10 de Noviembre de 2009
Comparte este artículo

Las mascotas se pueden convertir en grandes compañeros de los pequeños, siempre y cuando estos sepan tratarlos adecuadamente y les brinden un ambiente sano.

Ubicarse en un punto fijo para dar un giro de 360 grados con la única intención de contemplar la naturaleza es una actividad que muchos no podemos hacer, sobre todo si vivimos en la ciudad.

Y aunque existen muchos lugares donde los animales y las plantas pueden ser admirados, son muy pocos donde la fauna y la flora se confunden bajo los parámetros de su propio ecosistema y donde los humanos podemos admirarlos sin ningún elemento que nos aleje de ellos. Así son los bioparques.

 

En Colombia, el bioparque La Reserva se construyó con la finalidad de que los adultos y los niños experimenten de manera multisensorial y estén inmersos en cada una de las exhibiciones. ”El objetivo es transmitir educación científica de manera agradable, digerida y fácil de recordar (…)  En este lugar existe un riesgo que no es real y que queremos invocar. Es decir, cuando las personas se sienten en un ambiente donde el animal domina, se cohíben y lo respetan; obviamente manejando especies que no causan daño”, explica el zootecnista Iván Lozano Ortega, Director del bioparque La Reserva y especialista en bienestar animal.

Así, la finalidad es conseguir que los seres humanos tomemos conciencia sobre el cuidado del medio ambiente y todos los elementos que conforman los ecosistemas. Entre ellos, los animales.

Por eso, este parque, que ha sido construido con arquitectura sostenible, se creó bajo tres pilares fundamentales: conservación de la biodiversidad, uso sostenible y bienestar animal. Este último “es una ciencia que indica cómo está el animal a partir del medio que lo rodea, teniendo en cuenta aspectos como temperatura, manejo que otorgue el ser humano, dieta, sanidad, grupo social, sicología, etc. Además, –dice Iván– se basa en soportes científicos. Es una teoría diferente al activismo y a la protección animal”.

En este sentido, los seres humanos debemos buscar el bienestar de los animales a partir de sus propias necesidades. Y en caso de adoptar algunos de ellos como mascotas, dice el experto, se deben seguir las variables de bienestar animal:1. Social. Que haya más de uno de la especie para poder socializar. Los animales tienen requerimientos sociales que, si no se dan, aparecen problemas comportamentales, ansiedad y angustia que derivan en agresiones. 2. Área. El espacio que va a ocupar el animal debe tener las condiciones para su buen desarrollo.3. Complejidad del área. El ser humano debe invadir el área del animal. Por eso, en algunos espacios existen senderos donde la gente se moviliza, sin manipularlo, si él no lo desea. Esta ciencia busca darle a la criatura la oportunidad de elegir, a partir de sus necesidades y comportamientos. “No se puede ir al extremo de no tener animales. Se trata de tenerlos, pero bajo ciertos parámetros basados en la ciencia”, añade el especialista.

 

Los animales en la infanciaEliseo, Samuel y Sebastián juegan con ‘Anastasia’, ‘Lucky’ y ‘Petra’. Conviven en un espacio, no solo como niños y mascotas, sino como amigos. Cuando los animales llegaron al jardín infantil Pases y Compases, la mayoría de los pequeños tenían miedos o se relacionaban con estos a través de golpes.

De eso hace ya seis meses. Hoy, los niños acarician con un dedo a los gatitos y la oveja se deja tocar por ellos. También disfrutan del baño a ‘Lu-cky’, el perro golden retriever, o darles comida a los conejos. “Es todo un proceso en el que los niños han entendido que los animales son seres a los que hay que cuidar, querer y respetar”, cuenta Claudia Velilla, sicóloga y directora de Pasos y Compases.

Por la agresividad con la que los seres humanos suelen tratar a los animales, estos sienten miedo cuando los niños se acercan. Las mascotas ahora comprenden que su única intención es mimarlos.

En este jardín decidieron incluir las mascotas como parte del proceso de aprendizaje, pues, de acuerdo con Claudia Velilla, hoy los niños están en espacios pequeños y tienen poca posibilidad de entrar en contacto con la naturaleza y los animales. “Nuestro objetivo es tratar los miedos, pues las mascotas tienen un lenguaje que les permiten comunicarse con los niños y crear un gran vínculo”.

Y los resultados en este corto tiempo han creado más sociabilidad de los niños, mayores posibilidades de comunicarse y menores temores y miedos.

 

¿Por qué un animal?Un estudio publicado en la revista Alternativas en Sicología (México, 2009) asegura que “poseer una mascota disminuye el sentimiento de soledad y aumenta el bienestar físico y sicológico, y también sirve para disminuir la ansiedad”. Por eso, no son empleadas solo para compañía, sino para ayudar en el tratamiento de enfermedades o afecciones.

En este mismo artículo se nombra a los acuarios como instrumento para ayudar a disminuir la ansiedad y los perros son efectivos en el tratamiento de la presión arterial, “en la necesidad de aumentar el deseo de interactuar y al tocarlos disminuye ansiedad y provee relajación. También se ha encontrado que tiene efectos en la disminución del dolor”.

El texto, titulado ‘Mascotas, ¿amigos medicinales?’, dice que las personas se conectan con los animales, porque “tienen una forma de aceptación sin juicios, no condicionan su amor, perdonan fácilmente”. Además, para los chiquitos es benéfico, pues cuando se está cerca de la mascota, el hecho de cuidarlo y ser responsable de éste genera autoconfianza y, por ende, autoestima. “La idea es que el amor sea hacia sí mismo, hacia su entorno y hacia Dios”, señala Claudia Velilla.

Incluso, los niños pueden aprender a sumar. En clase,  se les dan dos granitos de concentrado para ‘Lucky’ y, así, ellos van aplicando, a través del entorno, conocimientos académicos.

 

¿Qué tener en cuenta para elegir una mascota?Claudia Velilla asegura que los niños cuidan de los animales en el colegio con ayuda del veterinario. Pero al año se les ofrece llevárselo a casa. Esto va creando la responsabilidad, no solo en el niño, sino en los adultos que deben saber si están preparados para asumir la responsabilidad de un nuevo miembro de la familia.

El primer paso es saber si se está dispuesto a llevarlo a casa, a convivir con él y a asumir las responsabilidades que esto implica.

Debe ser compatible con el niño, que le guste y se sienta cómodo.

Pregunte con el pediatra si su hijo puede tener una mascota y no sufre alergias o alguna enfermedad que pueda complicarse con la presencia del animal.

Recuerde las recomendaciones de Iván Lozano, Director del bioparque La Reserva: adquiera una mascota solo si tiene el espacio suficiente y la calidad para ofrecerle una vida en comunidad con otros animales.

 

Bríndele bienestar a la mascotaIván Lozano, Director del bioparque La Reserva, señala algunas recomendaciones:

- Los animales deben estar bien nutridos, no deben ser maltratados ni golpeados. Que, al enfermarse, tengan posibilidad de ir a un veterinario y, además, puedan desarrollar su comportamiento normal. Incluso, el buen amo, debe aprender a identificar el temor y al angustia de su mascota, con la asesoría de un experto.- El adulto es quien debe estar pendiente de la mascota de su hijo, pues los niños aún no tienen claro ciertos parámetros de cuidado y protección.- Se recomienda elegir una mascota, bajo ciertas medidas: espacio, vecinos, comportamiento del animal, raza, la disponibilidad que tenga el adulto para el animal, la longevidad del mismo.- Se aconseja utilizar solo algunos roedores, gatos y perros como animales de compañía. - Evitar adoptar especies silvestres que actualmente se comercializan en Colombia como loros, micos y tortugas.

 

Por Karen Johana Sánchez y Edna Juliana Rojas H.

Locación: Bioparque La Reserva (Cota) y jardín infantil pasos y compaces

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet