Síguenos en:

Pequeños ahorradores con grandes perspectivas financieras

Pequeños ahorradores con grandes perspectivas financieras

En la temporada de fin de año, algunas personas optan por regalar dinero en efectivo a los niños, pero no tienen en cuenta que ellos todavía no saben su valo

Pequeños ahorradores con grandes perspectivas financieras
Por:
30 de Noviembre de 2007
Comparte este artículo

En la temporada de fin de año, algunas personas optan por regalar dinero en efectivo a los niños, pero no tienen en cuenta que ellos todavía no saben su valor ni la forma correcta de invertirlo.

Por eso, aquí les damos algunas recomendaciones para que aprendan a ahorrar y a tomar sus propias decisiones financieras.

Entregarle a un niño una suma de dinero como premio por la excelencia durante el año escolar o como regalo de Navidad, para luego llevarlos a un centro comercial a que lo gasten en lo primero que se atraviese frente a sus ojos, hace que se pierda todo el sentido del regalo, pues al final del día sus padres se darán cuenta de que lo gastó en dulces o en pequeños objetos que no valían la pena.

La idea es que los pequeños se esmeren en buscar algo que realmente los satisfaga, deseen o le hayan pedido a sus padres y todavía no lo tengan, para que así las ganas de tenerlo les hagan valorar el regalo, el dinero y lo que decidieron comprar.

La sicóloga infantil María Isabel Guerrero comenta que lo primero que se les debe explicar a los niños es que el dinero de sus padres no es regalado, pues ellos deben salir todos los días a trabajar para obtenerlo. Igualmente, que el que se retira de los cajeros automáticos es exactamente el mismo que se ha depositado y ganado previamente en la cuenta del banco.

La especialista agrega que cuando los padres se proponen enseñar a sus hijos a ahorrar, pueden lograrlo combinando los siguientes factores.

Guardar el dinero

La alcancía. El hecho mismo de que los niños tengan una alcancía completamente sellada (para que no recurran a ella por simple capricho) estimula sus hábitos de ahorro.

“Entregarle diariamente todo el cambio de los pagos que hacen los padres durante el día y luego reunirse un momento con el pequeño para que deposite las monedas en la alcancía, por un lado, lo divierte ver caer las monedas dentro y, por otro, hacerlo con regularidad, permite que aprenda que la base del ahorro es la constancia”, dice la sicóloga.

Una vez la alcancía está llena, se recomienda contar el dinero junto al niño, mostrarle que esas monedas que se fueron acumulando diariamente y con meses de anterioridad conformaron una suma importante y con ella puede abrir una cuenta bancaria especializada en pequeños ahorradores.

Enseñarles el valor del trabajo. La especialista explica que a medida que los niños crecen, suelen incrementar su deseo por juguetes, ropa o artículos deportivos. Por esto, una buena estrategia es hacerles gastar sus propios ahorros en lo que ellos mismos quieren.

“En ocasiones, pueden frustrarse al ver que necesitarán de muchos meses para juntar el monto que les permita adquirir algunos de los artículos que se han fijado como meta. Aún así, los padres pueden contribuir al fin que se propusieron sus hijos si los motivan a realizar pequeños trabajos remunerados en el hogar, como lavar el carro o los platos. De esta forma, ellos podrán obtener un ingreso adicional que les permitirá alcanzar más rápidamente sus objetivos, al tiempo que aprenden el valor del trabajo”.

Fondo para estudios universitarios.Separar una cantidad mensual para garantizar los estudios superiores de los hijos desde que ellos nacen (o antes), y luego mostrarles que existe ese fondo, les hace darse cuenta de que los ahorros se destinan para fines importantes. Además, aquí se juega un aspecto fundamental, pues los niños aprenden del ejemplo que los padres les dan de sus manejos financieros. “Contarles que sus papás tienen unas reservas de dinero, hace que ellos entiendan que se debe planificar el futuro y no derrochar”, asegura la sicóloga.

Con cuenta propia

Más independencia. Hay que permitirles a los niños administrar sus propios recursos. Según Isabel Guerrero, las cuentas bancarias infantiles pueden ser una herramienta didáctica importante, siempre que sean utilizadas de forma inteligente, para que con ellas, el niño no solamente aprenda a ser dueño y señor de su dinero, sino que además se vuelva autónomo e independiente cuando tome decisiones concernientes a sus finanzas. También conviene involucrarlos en la economía del hogar. Si los niños son parte de estos temas, desarrollarán su talento natural para el manejo de sus finanzas.

Pequeños con grandes finanzas

Varias entidades bancarias ofrecen programas de ahorro para niños. Entre ellos están:

Súper cuenta 1, 2, 3, del Banco Santander, fue creada para niños de 0 a 8 años. Paga rentabilidad de abono mensual, con liquidación sobre saldo diario y debe permanecer con un saldo mínimo de 20 mil pesos. Tiene tarjeta débito sin cuota de manejo. Se abre con 25 mil pesos y es necesario llevar a la sucursal del banco el documento de identidad del menor y del padre o tutor y algún certificado que acredite la veracidad de la paternidad o titularidad del acompañante. Tuticuenta. El Banco Caja Social BCSC diseñó está cuenta para niños y jóvenes de 7 a 17 años. Se maneja con libreta de ahorros y/o tarjeta débito, ofrece liquidación y capitalización diaria de intereses. El monto de apertura es de 10 mil pesos y se puede hacer exención del 4 por mil. Cuenta ABC, del Banco de Bogotá. Esta dirigida a niños de 0 a 6 años. El monto de apertura es de 50 mil pesos, posee exención del 4 por mil, la cuota de manejo no tiene costo. Se reconocen intereses sobre el saldo mínimo mensual, pagaderos mes vencido. La tasa de interés es del 4 por ciento E.A. y reciben un extracto trimestral. Banconautas, de Bancolombia, para menores de 10 años. La cuenta de ahorros se puede abrir con 25 mil pesos, no tiene cobro de cuota de manejo y debe permanecer mínimo con 10 mil pesos. El niño recibe un carné que lo acredita como miembro del programa Banconautas y que le permite disfrutar de las diversiones de la página de Internet. Rentavillas Junior, del Banco AV Villas, es una cuenta en pesos para niños, que pueden manejar junto a sus padres o un titular. El niño tendrá talonario y tarjeta débito. Cuenta con una línea de información, que le ayuda a realizar las tareas escolares. Educación financiera. Citibank creó un programa para los hijos de los clientes, niños de 4 a 10 años, que estará disponible en línea a partir de enero de 2008. El taller incluye información didáctica sobre el funcionamiento de la economía.

Melissa Serrato R.Redactora ABC del Bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet