Síguenos en:

Planes distintos para el fin de semana

Planes distintos para el fin de semana

Las historias de galaxias a millones de años luz, el legado precolombino, la botánica y los animales domésticos son la excusa perfecta para unir a padres e h

Planes distintos para el fin de semana
Por:
28 de Septiembre de 2007
Comparte este artículo

Las historias de galaxias a millones de años luz, el legado precolombino, la botánica y los animales domésticos son la excusa perfecta para unir a padres e hijos en un interés particular: la búsqueda de nuevos conocimientos.

Los niños son curiosos por naturaleza y, los padres, siempre están preocupados por cimentar un aprendizaje enriquecedor en los menores.

Para ellos, existen alternativas educativas y actividades lúdico-pedagógicas que fomentan la creatividad, el deseo de investigar y el desarrollo de habilidades y aptitudes, que acercan a los adultos y a los niños.

Cada vez más las familias tienen a su disposición una serie de eventos culturales y científicos para compartir y divertirse aprendiendo, con talleres, clubes y visitas guiadas que ofrecen sitios como el Planetario Distrital, el Jardín Botánico José Celestino Mutis, el Museo del Oro, el parque temático Panaca y las bibliotecas públicas, entre otros.

Un niño, con la ayuda de sus padres, puede convertirse en astronauta, diseñar piezas indígenas, detallar el fino pincel de un artista, escuchar obras musicales, escudriñar libros hasta el cansancio y aprender a elaborar cremas y perfumes provenientes de diferentes plantas.

También, puede aprender a diferenciar varias razas caninas, asistir a carreras de cerdos y presenciar la majestuosidad de los caballos de paso.Además de aprender todo lo anterior, en el camino mejoran su motricidad, así como sus habilidades sociales.

Incluso, en la transmisión de ciertos aprendizajes a través de los clubes infantiles, los conocimientos van de la mano con lo que los niños aprenden en su colegio, de modo que los padres pueden ser testigos de los avances de sus hijos en el aula.

“Los temas que abordamos están a la luz de los estándares de ciencias, de manera que escogemos aquellos que mejor se adapten a nuestro club”, afirma Catalina Piñeros, coordinadora del Club Botánico de Ciencias del Jardín Botánico José Celestino Mutis.

Las bibliotecas, igualmente, son un referente cultural importante: estimulan y fomentan la lectura y además son el escenario de conciertos, cineforos, charlas, exposiciones y danzas, entre otros.

Hoy, la posibilidad de brindarle a los más pequeños conocimientos que los formen integralmente está al alcance de todos. ¿Por qué no compartir con ellos un aprendizaje que abre la mente a mundos enigmáticos que están allí, a la espera de mostrar todo lo que ofrecen? He aquí algunos planes para pasarla bien.

Aroma de flores en la ciudad

En el jardín Botánico José Celestino Mutis, lo niños tienen la oportunidad de desarrollar habilidades y aptitudes científicas.

En dos años de trabajo, como miembros del Club botánico de ciencias y con el acompañamiento permanente de los padres, los pequeños aprenden a observar su entorno, a formular preguntas, a iniciar proyectos de investigación y a presentar a la comunidad su experiencia científica.

¿Cuántas plantas medicinales existen? ¿Por qué algunas plantas expelen aromas? ¿Qué productos se pueden elaborar con ellas? ¿Qué comen ciertos organismos y cómo se relacionan con su entorno?

Biólogos, ingenieros forestales, licenciados en biología y ecólogos guían el aprendizaje de los niños quienes, a su vez, lo llevan a su entorno familiar. Informes: cpineros@jbb.gov.co. Tel. 4377060

Viaje a la cultura precolombina

“Vincular una visita al Museo del Oro con una actividad manual donde los niños, con sus padres, producen un objeto, es la mejor forma de apropiar las emociones y las ideas que genera el contacto directo con elementos de hace 2.000 años. Además, hace apreciar aún más el trabajo de los antiguos creadores”, explica Eduardo Londoño, jefe de educación del Museo del Oro del Banco de la República.

Los talleres que el museo ofrece nacieron en los años 70, promovidos por la Unesco, como una forma de acercar a los niños, de manera lúdica, a las colecciones arqueológicas allí expuestas. Cuando ellos elaboran algo inspirado en lo que observaron detrás de la vitrina, lo apropian para sí y lo convierten en patrimonio.

“Los temas que abordamos son distintos y los hacemos para la familia”, afirma Londoño. Los infantes dan vida a obras de arte y se disfrazan para representar el pasado, todo con la complicidad de sus padres, quienes ayudan a sus hijos en el descubrimiento de maravillas prehispánicas como, por ejemplo, las costumbres de algunos grupos de usar atavíos compuestos de máscaras, tocados de plumas, adornos y pinturas. Inscripciones: 3432222. Para conocer la programación cultural del Banco de la República, consulte www.banrep.org/museo/.

Bitácora de astronomía

La tierra, los minerales, el sistema solar, la vida de las estrellas, las ondas espaciales, los agujeros negros, las galaxias, el espectro electromagnético y los telescopios son algunos de los temas que se abordan en los talleres que ofrecen el club infantil (cuya misión es hacer que el niño piense que la tierra es el único planeta habitado y que necesita de sus cuidados) y la astroludoteca, del Planetario Distrital, para niños entre los 3 y los 13 años.

En esta última actividad, los infantes pueden estar con sus padres y construir juntos el conocimiento científico.

¿Cuántas lunas tiene Júpiter? ¿Por qué Saturno es el que más se ve? ¿Cuánto pesa el traje espacial? ¿Cómo se producen el día y la noche? Estos y otros interrogantes encuentran respuesta no solo en las charlas sino en la práctica, pues los pequeños moldean diferentes materiales para representar aspectos clave de la astronomía y la astronáutica, y ¡qué mejor que sus padres los acompañen en esta divertida aventura por el universo!

“Este es un espacio que divulga información, pero también promueve la búsqueda de la misma; además, suscita el interés científico”, afirma Ángela Pérez, coordinadora de programas dirigidos a niños del Planetario Distrital. Informes tel. 334 4546/48/71.

Paseo por una gran finca

Panaca Sabana, parque temático ubicado en el kilómetro 4, vía Briceño - Zipaquirá, a 40 minutos de Bogotá, ofrece a sus visitantes ocho estaciones temáticas, con más de 2.400 animales, así como cultivos y jardines.

Se hacen recorridos por la estación de ganadería (se observan actividades propias del manejo del ganado y animales como el búfalo, las ovejas y razas vacunas exóticas); de especies menores (conejos y curíes); de porcicultura (se realizan carreras de cerdos); de ecología (se enseñan procedimientos para la correcta transformación de los desechos); la estación canina (exhibición de adiestramiento y se pueden observar 165 ejemplares caninos de más de 50 razas); estación equina (se ven caballos de paso y de tiro y se organizan cabalgatas) y estación agrícola. El parque abre de martes a domingo y festivos.

Andrea Linares G.

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet