Síguenos en:

Consejos para entenderlos y motivarlos a la hora de comer

Consejos para entenderlos y motivarlos a la hora de comer

Los niños tienen una etapa normal en la que la comida no es su prioridad.

Niña comiendo
Por: Tatiana Quinchanegua
14 de Diciembre de 2012
Comparte este artículo

Muchos padres atribuyen la pelea en la mesa a la falta de apetito de su niño. Los adultos se angustian porque no come como antes, deja el alimento servido e, incluso, llora o se irrita porque los adultos tienden a obligarlo.

 

Es un episodio tan común que, según la nutricionista Adriana Amaya, del 43 al 50 por ciento de las consultas infantiles tienen que ver con este tema.

 

Sin embargo, en un momento de la vida no hay motivos para alarmarse. La inapetencia es una etapa que aparece alrededor del año y medio del niño, y se genera por un proceso en el desarrollo normal de este, pues “está asociado a la exploración del mundo y el alimento no es tan importante para él en todo ese proceso”, dice la nutricionista.

 

No obstante, si hay desconocimiento es un hábito que puede perdurar, ya sea porque los padres no actúan de manera acertada o porque los niños tienden a chantajear a los adultos.

Tenga en cuenta que si no se tienen hábitos adecuados, la inapetencia puede permanecer, y será necesario consultar al especialista.

 

¿Qué hacer?


• Ir al pediatra para descartar un desajuste fisiológico o emocional.
• Según el pediatra Álvaro Jácome, lo más importante es que los padres sean organizados en los horarios de las comidas, y procuren limitar el tiempo que dedica el menor a esta actividad.
• Se deben reunir en familia para enseñarle a comer de manera saludable. El lugar para alimentarse siempre debe ser el comedor.
• Ofrecer y preparar platos atractivos con comida variada y colorida.
• Hablar con los niños de manera positiva. Si no come, no hay que acusarlo, pero tampoco debe ser tan permisivo con los chantajes y los berrinches.
• Sirva porciones adecuadas. Los niños no comen como los adultos. Se recomienda comenzar sirviendo poca cantidad, e ir aumentando
paulatinamente las porciones conforme el pequeño las va aceptando.
• Negociar. Esto implica que si no come una cosa, puede comer más de la otra. Tenga en cuenta que nunca debe premiar con dulces o comida ‘chatarra’ ni chantajear. Tampoco utilice el televisor o los juegos como un elemento distractor.
• Debe servir el plato. Si el niño no come durante alrededor de 20 minutos, levante el alimento y dígale que no habrá nada más hasta la siguiente comida. Si la situación es normal, el niño tendrá hambre en algún momento.
• No ofrezca suplementos ni complementos alimenticios si un médico no los ha recomendado.
•  En cuanto a los alimentos suministrados entre comidas, es mejor optar por aquellos que tengan carbohidratos complejos, como las frutas. Evite paquetes, gaseosas o cualquier producto relacionado con la comida ‘chatarra’.
• Es necesario que los padres hagan de cada comida un rato agradable, en el cual no haya tensiones.

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

Artículos relacionados

Aprendiendo a comer solo

Aprendiendo a comer solo

imagen

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
sancados11
Hace 3 años
El mayor juego de estrategia militar multijugador online (250.000 usuarios) GRATUITO; Colombia ha sido invadido por Brasil y otros enemigos, necestimos ayuda para liberar nuestros territorios y para expandir nuestro pais; (podras convertirte en el presidente del pais, magnate empresarial, editor de un periodico o llegar a ser el mejor guerrero) Unete: http://is.gd/Iit0II
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet