Síguenos en:

Ayúdele a su hijo a encontrar su don

Ayúdele a su hijo a encontrar su don

* Columnista invitada.

Ayúdele a su hijo a encontrar su don
Por: María Elvira Pombo Marchand *
02 de Enero de 2012
Comparte este artículo

Durante mis años como terapeuta con ángeles, muchos padres me han pedido consejos para desarrollar la espiritualidad en sus hijos. Quiero compartir con ustedes uno de los primeros pasos para hacerlo: conectarlos con su misión a través del don único.  
Todos los seres humanos nacemos con un don único, con el cual, al desarrollarlo, podemos cumplir nuestra misión y así lograr nuestros sueños y ser felices. El don único es un conjunto de talentos y habilidades que le permiten a la persona realizar una actividad de una forma excepcional que nadie más puede hacer igual. Lo que es “único” es la combinación de estos talentos y la forma de expresarlos.
Una de las principales responsabilidades y oportunidades de los padres es ayudarles a sus hijos a descubrir este don y aplicarlo. Al hacerlo, los ayudamos a encaminarse en su misión. La misión es lo que vienen a hacer a este mundo para ser felices y ayudar a los demás. Las normas sociales y los miedos de los padres a veces llevan a los niños a desconectarse de lo que verdaderamente les gusta. Por eso es muy importante que los padres tengamos claro que al desarrollar el don único, nuestros hijos serán abundantes y felices. Eso no quiere decir que no tendrán problemas, pues estos son aprendizajes y guías; sin embargo, serán menos, y podrán aprovecharlos más fácilmente.
Desde muy pequeños, estos talentos se van manifestando. Por ejemplo, el niño que pinta muy bien, es bueno para las matemáticas, para la música o que tiene especial conexión con los animales. Hay otros que dan buenos consejos o a quienes les gusta aprender de otras culturas o viajar. Todos estos gustos son las pistas para el don único de sus hijos. Con el paso del tiempo, estos talentos se van manifestando con lo que sueñan ser. Uno de los primeros consejos que les quiero dar es aprovechar los momentos en que sus hijos les dicen lo que quieren ser cuando grandes y preguntarles para qué. Pues la verdadera misión está en el sentimiento que les genera la actividad. Por ejemplo, un niño puede querer ser policía para ayudar a la gente y otro para traer justicia. Aunque la actividad es la misma, la razón por la cual la escogen es diferente.
Estos momentos, en los que el niño habla de lo que quiere hacer, son muy importantes y se les debe prestar mucha atención, pues se están conectando con su misión. Déjenlos soñar, escúchenlos sin opinar, solo denles el espacio para que compartan y apóyenlos por más imposible que suene.  
Otra forma como se dan las pistas es a través de los demás. Los profesores, amigos y familia pueden ver en el niño habilidades o destrezas y se las dicen desprevenidamente.
Hablar del don único les aportará a los niños una razón para su existencia y les evitará tener que compararse con los demás, pues en vez de buscar quién es el mejor, deben enfocarse en sí mismos y lo que les gusta y hacen bien; hay
algo que nadie puede hacer igual que ellos. Esto les dará más seguridad.
Existen pasos o sugerencias para que podamos, como padres, abuelos o cuidadores, ayudar a los niños a descubrir y aplicar su don único.
1. Contarles a sus hijos, en forma de cuento, que antes de nacer ellos escogieron un don único, que es un conjunto de talentos que les permitirán desarrollar una actividad o trabajo que les traerá felicidad y abundancia, y es lo que vienen a hacer a este mundo.  Que en su vida, desde pequeños, encontrarán muchas pistas, empezando por las cosas para las que son buenos, se les facilitan y les gustan. Cuando el niño manifieste una habilidad, diga que algo le gusta o alguien lo felicite por una actividad bien hecha,  recuérdenle que esa es una pista para encontrar su misión.
2. Llevar un diario (cuaderno), que será el Mapa del Tesoro hacia su don único y, por lo tanto, su misión. En él escriban, por lo menos una vez al año, lo que el niño siente que hace muy bien o se le facilita, y lo que le gustaría ser cuando grande, incluyendo el para qué. Propónganle que se pinte cuando grande haciendo su actividad.  Mi sugerencia es llevar el diario hasta que el niño salga del colegio y regalárselo de grado. Estas son las preguntas sugeridas para el diario: ¿Qué es lo que más te divierte hacer? ¿Qué juego o actividad del colegio te parece muy fácil y disfrutas? ¿Qué te dicen tus amigos o profesores que haces muy bien?  ¿Qué te gustaría hacer cuando grande?
3. Cuéntenles a los niños que todas las personas que pasan por su vida, los momentos felices y los difíciles, los están preparando para su misión. Aclaren que tal vez no lo entiendan en su momento, pero que los están formando.
4.  Es muy importante que tanto los padres como los niños tengan claro que al hacer lo que les gusta, dando lo mejor de sí mismos y trabajando con entusiasmo, se conectan con su misión y por ende, con la abundancia. Esto implica cambiar un poco la visión de que es la actividad o carrera la que genera la abundancia y pasar a que hagan lo que hagan, si les gusta y están aplicando su don, podrán crear sus sueños. Esta también es una invitación a los padres, para que revisen su trabajo y sus recuerdos. Cuando se está aplicando el don único, el trabajo entusiasma y motiva. Si no es así es porque es hora de revisarlo, aprender y tomar decisiones. La mejor forma de apoyar la espiritualidad de nuestros hijos es desarrollando la nuestra. Recuerden, Dios y los seres de luz que creó para acompañarnos son una experiencia y no una creencia.
En esta época de Navidad quiero invitarlos a regalarles a sus hijos el mensaje de su don único, con el cuaderno y una pequeña nota de los padres y las personas importantes en su vida. ¡Invítenlos a la aventura de encontrar su misión y ser felices!


Un abrazo de luz.
María Elvira es terapeuta de ángeles, autora de los libros ‘La oruga Michelle encuentra a Dios’, junto con su hija de 9 años, y ‘De la mano de los ángeles, un manual para vivir’.

 

 

Comparte este artículo

Artículos relacionados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet