Síguenos en:

Obesidad infantil, una alerta mundial originada por malos hábitos alimenticios y sedentarismo

Obesidad infantil, una alerta mundial originada por malos hábitos alimenticios y sedentarismo

Basta con pequeños cambios en las rutinas familiares para evitar que las calorías y la falta de ejercicio tengan consecuencias importantes en la salud. Cada d

Obesidad infantil, una alerta mundial originada por malos hábitos alimenticios y sedentarismo
Por:
20 de Octubre de 2009
Comparte este artículo

Basta con pequeños cambios en las rutinas familiares para evitar que las calorías y la falta de ejercicio tengan consecuencias importantes en la salud.

Cada día es más frecuente ver niños con varios kilos de más y aunque las abuelas consideren que esto es una señal de bienestar, lo cierto es que esto puede representar importantes problemas de salud.

Precisamente, el gastroenterólogo pediatra Roberto Morán, director mundial de asuntos médicos y nutricionales de McNeil Nutritionals, asegura que el sobrepeso y la obesidad infantil han incrementado significativamente, con consecuencias preocupantes para la salud infantil.

“En los últimos 20 años, tanto en países desarrollados, como en vías de desarrollo, se han multiplicado el índice de obesidad y la incidencia de diabetes temprana, pues a medida que los países salen del subdesarrollo, la desnutrición disminuye y la obesidad aumenta”, sostiene Morán.

Estos cambios se atribuyen a dos factores determinantes que mantienen el peso: calorías consumidas (provenientes de la dieta) y calorías quemadas (eliminadas en la actividad física).

Morán explica que el consumo de calorías se ve representado en comer azúcares y alimentos de alta densidad energética, que no son sólo altos en azúcares, sino en grasas.

En cuanto a la actividad física, los niños ahora no salen a jugar en el parque, sino que se quedan frente al televisor y el computador.

“Ante esto, tenemos en los niños un desbalance diario de unas 200 calorías, que ingieren de más, que no queman y que se almacenan en forma de grasa en su organismo. Ahora bien, son diarias y van sumando mucho, por ejemplo, en un solo mes”, dice Morán.

Para combatir este problema, varios especialistas, liderados por Morán, del Centro de Nutrición Humana de la Universidad de Colorado, en Denver (Estados Unidos), hicieron un estudio con 200 familias que tenían niños con sobrepeso y para disminuir el índice de obesidad en sus hijos debían seguir dos pautas esenciales, basadas en cambios pequeños de los hábitos diarios.Las familias del grupo de estudio recibieron las siguientes instrucciones: por un lado, debían incrementar la actividad física, pero de modo aceptable. Es decir, no debían caminar media hora en la mañana, porque sencillamente no estaban acostumbrados; bastaba con que dieran 2.000 pasos diarios (que equivalen a la quema de 100 calorías), pero en forma aceptable. Para ello, podían subir escaleras, pasear a la mascota, lavar el carro con sus padres, etc. Por otro lado, debían consumir sólo 100 calorías diarias en dulces, no era necesario hacer una dieta severa, sino endulzar, por ejemplo, con un derivado del azúcar.Así, a lo largo de seis meses, los especialistas lograron estabilizar el peso de los niños, para que a medida que iban creciendo alcanzaran su curva de crecimiento normal. “Los resultados de este estudio los hemos replicado en el mundo para que las personas se den cuenta de que no hacen falta grandes esfuerzos para tener una vida saludable, basta con voluntad y deseo de ofrecerles a los hijos alternativas para mantener su propia salud”, concluye Morán.

EL ÍNDICE DE MASA CORPORALRoberto Morán, gastroenterólogo pediatra y director mundial de asuntos médicos y nutricionales de McNeil Nutritionals, explica que se han establecido muy claramente normas para definir cuál es el peso normal y cuándo una persona se encuentra en sobrepeso o es obesa. Se ha aceptado mundialmente que no sólo es el peso, sino la talla de la persona. El índice de masa corporal (IMC) es una relación entre el peso y la estatura de la persona; para determinarlo, se debe dividir la talla por peso al cuadrado.Personas con un IMC menor de 25 son personas normales. Se consideran con sobrepeso si ese número oscila entre 25 y 30. Cuando este es superior a 30, significa que hay obesidad. “La importancia de esos números es que se ha visto que personas con sobrepeso y, por supuesto, con obesidad tienen alto riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, como diabetes, hipertensión, problemas de cadera, de colesterol y triglicéridos. Por supuesto, todos esos factores son una bomba de tiempo para desarrollar una enfermedad cardiovascular, arteriosclerosis y muerte temprana por ataques al corazón, infartos, etc.”, dice el especialista.

Comparte este artículo
Tags de artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet