Síguenos en:

Un niño gordo no es un niño sano

Un niño gordo no es un niño sano

La obesidad está ocupando, junto con la desnutrición, los primeros lugares en las afecciones alimentarias de los niños y es un error pensar que cuando crezca

Un niño gordo no es un niño sano
Por: ABCdelbebe.com
02 de Junio de 2006
Comparte este artículo

La obesidad está ocupando, junto con la desnutrición, los primeros lugares en las afecciones alimentarias de los niños y es un error pensar que cuando crezca su peso disminuirá.

La obesidad está ocupando, junto con la desnutrición, los primeros lugares en las afecciones alimentarias de los niños y es un error pensar que cuando crezca su peso disminuirá. Por el contrario, los médicos aseguran que un niño gordo será un adulto gordo.

Un niño se considera obeso cuando su peso es 20 por ciento superior al ideal. A los tres años la masa corporal debe ser 16 en los niños y 15,7 en las niñas. A los cuatro años, los niños deben tener 15,5 y las niñas 15,1.

Las consecuencias de esos kilos de más

En el aspecto de su salud está la posibilidad de crear enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.

Mientras la parte emocional se puede afectar por burlas de sus compañeros, tras el impedimento también para desarrollar actividades físicas y juegos propios de la edad, y va a terminar por afectarse su autoestima.

Qué puede llevar a un niño a la obesidad :

:: Exceso de comida: una alimentación acelerada aumenta las posibilidades de subir el peso, así como seguir comiendo al haberse saciado.

:: Menos gasto de energía: por una vida sedentaria que no permita convertir en energía todas las calorías ingeridas.

:: Herencia: tener una familia obesa aumenta casi en un 30 por ciento las posibilidades del niño de serlo.

:: Factores sociales y ambientales: los padres les proporcionan a los pequeños más comida de la que necesitan, que puede ser consecuencia de demostraciones alteradas de cariño, culpa por procesos como ruptura familiar, presiones o fracasos escolares.

Cómo combatirlo

Lo primero es establecer cambios en la dieta orientados por un especialista, que recomendará lo más adecuado de acuerdo con la edad, el peso, el sexo y la estatura del niño. Esto deberá combinarse con una rutina de actividad física.

:: Enseñe con ejemplo.

:: No recompense al pequeño con comida.

:: Cuando tenga hambre, ofrézcale una fruta.

:: No lo obligue a seguir una dieta, convénzalo de los beneficios de comer bien.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet