Síguenos en:

Verduras atractivas y saludables

Verduras atractivas y saludables

Comer sanamente, procurando que las verduras tengan un espacio importante, es uno de los mayores retos que afrontan los padres de pequeños entre los 3 y 4 año

Verduras atractivas y saludables
Por: ABCdelbebe.com
13 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

Comer sanamente, procurando que las verduras tengan un espacio importante, es uno de los mayores retos que afrontan los padres de pequeños entre los 3 y 4 años, pues estos casi siempre se resisten a comerlas.

A esta edad, los pequeños comienzan a descubrir nuevos sabores, colores y formas de los alimentos que les resultan más agradables al gusto con relación a las verduras.

Es esta exploración, los niños se vuelven selectivos en sus alimentos y tienden a consumir solo lo que más les gusta o les resulte agradable al paladar y la vista.

Aquí, entonces, es importante hacer uso de la creatividad y las recetas para satisfacer el paladar del niño y alimentarlo sanamente, sin obligarlo. Es clave evitar que las comidas se conviertan en una ‘tortura’ para el menor y para usted.

Verduras sí, pero no enterasUna de las mejores formas de alimentar al niño con verduras, sin crear resistencia, es prepararlas en formas distintas, servirlas en trozos, mezclarlas con otros alimentos y en crema.

Así lo señala la nutricionista Laura Cristina Arango, quien sugiere una forma poco convencional y efectiva para ofrecer las verduras: arroz con pollo.

Este plato incluye arveja, habichuela y zanahoria, verduras que van picadas en trozos pequeños y medio ‘disfrazadas’ para el pequeño.

Aunque es una buena opción, es posible que algunos niños las separen en el plato y sólo coman el arroz y el pollo. Sin embargo, vale la pena intentarlo varias veces para que el niño se acostumbre a esta deliciosa presentación.

Las verduras en crema son, igualmente, una buena opción. En casa se pueden preparar de zanahoria, espinaca, tomate y auyama, principalmente.

Además, llevan leche. Se recomienda que queden espesas.Para hacerlas atractivas para el niño, se sugiere agregarles queso parmesano, una tostada picada o migajas pan. En la crema de tomate pueden adicionarse maicitos o tostacos.

También en tortas y en 'goulash'Las tortas y el goulash son otras formas de disfrazar las verduras y se combinan con pollo o carne. Son preparaciones muy saludables y completas en vitaminas y minerales.

El 'goulash', por ejemplo, mezcla carne con verduras y una salsa. El plato resulta más agradable si lo sirve de manera diferente y lo acompaña con un alimento apetecible para el niño.

Platos atractivosLa manera como se sirven los alimentos determina el deseo del niño por ingerirlos, pues hace que genere o anule su resistencia a la hora de comer.

Usted puede ofrecerle platos atractivos a su paladar creando figuras llamativas con tomates, pepino, zanahoria, cebolla y lechuga como rosas, trenes o espirales.La forma en que usted sirva y adorne el plato hará la diferencia.

Hábito que se aprende imitandoAdemás de preparar las verduras de una forma diferente todos los días, es clave el ejemplo que se da en casa.

La nutricionista Arango otorga especial importancia a la imitación a la hora de crear en los niños buenos hábitos alimenticios.

Partiendo de que los niños aprenden por imitación y siguen los patrones de sus padres, es importante que observe que estos las incluyen diariamente en sus comidas y las consumen con agrado, ya sea en forma de ensalada, en preparaciones individuales o mezcladas con otros alimentos.

Este proceso hará que cuando el niño llegue a la edad de 3 años, periodo en el que suele resistirse al consumo de verduras, le resulte más fácil su ingesta y lo hagan en la mesa, al mismo tiempo que sus padres. También es importante que en el plato se le sirva una porción pequeña de ensalada.

Al comienzo, el niño no querrá comer la verdura pero, al verla continuamente en el plato y observar que sus padres la ingieren con agrado, además de la ensalada diaria, asimilará de forma gradual que la debe comer.

De esta forma, asegura un consumo mediano de verduras por parte del niño sin crear traumatismos a la hora de comer pues, de lo contrario, solo empezará a aceptarlas dentro de su dieta después de los 10 años de edad, según Arango.

Si no come verduras, refuerce la frutaLa nutricionista indica que es importante reforzar el consumo de frutas, ya que contienen fibra, vitaminas y minerales que el niño necesita.

Es claro que aunque algunos de estos nutrientes no están en las frutas, estas sí contienen una elevada cantidad de los mismos y aportan fibra al organismo de la misma forma que lo hacen las verduras.

Si el pequeño, definitivamente, se resiste a consumir verduras, aumente la cantidad de frutas que le ofrece y así contribuye a su alimentación.

Catalina SuárezPara ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

OTROS ARTICULOS DE INTERES

Recomendados

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet