Síguenos en:

Protegiendo los dientes de leche

Protegiendo los dientes de leche

La caries es la enfermedad crónica más común en la infancia y prolifera debido, sobre todo, a la ausencia de una correcta higiene bucodental. Para prevenir s

Protegiendo los dientes de leche
Por: Efe
13 de Febrero de 2014
Comparte este artículo

La caries es la enfermedad crónica más común en la infancia y prolifera debido, sobre todo, a la ausencia de una correcta higiene bucodental. Para prevenir su aparición, los especialistas hacen hincapié en una alimentación adecuada y unos hábitos de limpieza adaptados a la edad del niño.

“Unos dientes sanos son esenciales para que el niño crezca sano”, afirma Montserrat Catalá, presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría. La especialista  explica que los dientes tienen un papel fundamental para la nutrición y el desarrollo, pero también cumplen una función de relación social a lo largo de toda la vida.

De hecho, son la única parte del cuerpo humano que no se regenera por sí misma, por lo que prevenir la aparición de la caries tiene una importancia sustancial. Esta enfermedad se produce porque ciertos microbios, que viven en nuestra boca, destruyen las estructuras dentales.

Según indica la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, la aparición de la caries se debe, "principalmente, a tres factores: los azúcares de la dieta, las bacterias de la boca y la existencia de dientes susceptibles".

“Para que se desarrolle la caries se necesita el factor tiempo, por lo que cuanta más edad tenga un niño, más probabilidades tendrá de que aparezca en su dentadura. No obstante, en la dentición temporal o de leche puede desarrollarse un tipo de caries particularmente extenso, que afecta prácticamente a todos los incisivos”, apuntan desde esta entidad.

De este modo, Montserrat Catalá hace hincapié en la necesidad de integrar la higiene de la boca en los cuidados diarios del niño, desde que es bien pequeño. Así, recomienda que, en cuanto aparezcan, los dientes deben limpiarse todos los días.

“En los dientes anteriores, al principio del aprendizaje de la limpieza, puede hacerse con una gasa o con dedales especiales,  pero cuando aparezca la primera muela, este procedimiento deberá ser sustituido por la utilización de un cepillo adecuado para la boca del bebé”, explica.

Revisiones, desde el primer diente

La especialista afirma que una dentadura de leche sana y bien ubicada, no solo facilita los procesos de nutrición y crecimiento del niño, sino que también le permiten interactuar y relacionarse adecuadamente con su entorno.

“Si no se pone remedio, un niño enfermo de caries se convertirá en un adulto enfermo de caries”, manifiesta.

Para evitarlo, resulta fundamental cuidar los dientes del pequeño desde que aparecen y enseñarle a adquirir unos hábitos de higiene bucodental adecuados.

Así, los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra (norte de España) destacan que los dientes de leche "guían el crecimiento de los dientes definitivos" y sugieren que las revisiones en el dentista "comiencen cuando aparezca el primer diente", es decir, alrededor de los seis meses de edad.

Además, advierten: "la alineación de los dientes puede verse afectada si se usa el chupete durante un tiempo prolongado, lo que puede llegar a ocasionar que el niño necesite ortodoncia cuando sea mayor". De este modo, aconsejan la retirada del chupete antes de los tres años.

Por su parte, Catalá recalca la importancia de la limpieza dental diaria. La odontopediatra aconseja utilizar el cepillo cuando aparezcan los primeros molares y no sea posible limpiar los recovecos de otra manera.

“Hay que cepillar los dientes al niño, al menos dos veces al día, una de ellas por la noche para que se vaya a dormir con los dientes limpios, ya que la limpieza nocturna es fundamental”, afirma.

La especialista precisa que hay que hacerlo de esta manera "hasta que el niño sea capaz de mantener una buena limpieza por sí solo".

“Uno de los errores más frecuentes de los padres es confiar en que su hijo es capaz de cepillarse bien los dientes en cuanto aprende a sujetar el cepillo. Pero para conseguirlo se necesita una destreza que el niño no tiene hasta los seis o siete años”, manifiesta.

Asimismo, Catalá señala que, tan pronto como sea posible, "hay que evitar que los niños tomen alimentos o líquidos distintos al agua durante la noche, pues esta es una de las principales causas de caries agresivas en niños muy pequeños".

Otra de sus recomendaciones es acostumbrar a los niños a llevar una alimentación sana y en horarios habituales.

“Hay que evitar que adquieran el hábito de comer de forma continuada alimentos de escaso poder nutritivo y alto contenido en azúcares o hidratos de carbono fermentables.  También hay que evitar las bebidas carbonatadas o los zumos ácidos fuera de las comidas”, sostiene.

Además, tras la aparición de los dientes, “conviene consultar con un odontopediatra que, tras valorar el riesgo de caries del niño, aconsejará a los padres cuándo y cómo introducir la pasta de dientes en el cepillado y cuál es el tipo más recomendable en cada caso”, comenta.

Del mismo modo, desde el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de Estados Unidos recomiendan llevar al niño al dentista antes de su primer cumpleaños.

También aconsejan examinar los dientes del pequeño para comprobar que tienen un color uniforme y están libres de puntos o manchas. Asimismo, indican que el chupete de los más pequeños nunca se debe untar con alimentos dulces, como miel o azúcar.

En palabras de la doctora Catalá, es indispensable cuidar los dientes de leche desde su aparición y tener una boca sana “para que el tránsito a los dientes definitivos se produzca en las mejores condiciones de salud”.  

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

1 Comentarios

imagen

Comentarios (1)

1
callefalsa
Hace 2 años
Hay que cuidarlos!
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet