Síguenos en:

Estreñimiento, un problema que se resuelve con fibra

Estreñimiento, un problema que se resuelve con fibra

Esta molestia, que se presenta en muchos niños de 3 y 4 años de edad, se soluciona además con la regulación los hábitos alimenticios.Este problema de salu

Estreñimiento, un problema que se resuelve con fibra
Por:
28 de Septiembre de 2006
Comparte este artículo

Esta molestia, que se presenta en muchos niños de 3 y 4 años de edad, se soluciona además con la regulación los hábitos alimenticios.Este problema de salud se define como la ausencia de heces, la dificultad para evacuarlas y la disminución en el número de veces que el niño defeca. ¿Por qué se presenta?

Según la pediatra Lina Osorio, en los niños de 3 y 4 años el estreñimiento suele presentarse por los cambios en el consumo de alimentos, pues están en una etapa de transición en la que deben acostumbrarse a comer como lo harán de aquí en adelante.

Uno de los problemas más comunes es la alimentación basada en grandes cantidades de leche, pues los padres buscan suplir con esta bebida la aparente inapetencia de los pequeños frente al consumo de otros alimentos.

Con esto aumenta la cantidad de lactosa que debe consumir normalmente un niño de esta edad y se crea un problema intestinal por la falta de fibra para la producción de las heces.

Para la nutricionista Bibiana Rojas, lo ideal es que el niño consuma al menos tres dosis de leche repartidas en las diferentes comidas y, aunque le resulte duro, si deja el desayuno o el almuerzo y luego manifiesta sentir hambre, es preferible ofrecerle de nuevo el plato que dejó para que se acostumbre a una alimentación balanceada.

Una situación similar se presenta cuando, para suplir una de las comidas principales, se le ofrece pan, ponqué o alimentos similares, que están hechos a base de harina y también pueden dificultar la evacuación de las heces.

¿Cómo identificar el estreñimiento?

Tenga en cuenta los siguientes síntomas para identificar a tiempo este problema de salud:

El niño, como mínimo, debe ir una vez al baño en el día. Si no lo hace y permanece así por varios días, es una señal de alerta. Recuerde que si el niño consume muchas frutas y verduras, incluso puede ir dos o tres veces al baño en un día, lo cual es normal y benéfico para su salud. Si siente dolor al defecar, esto también puede causar estreñimiento, pues el infante asocia esta actividad natural con el dolor y trata de evitarlo.  Si usted ve que siente dolor en el estómago y suele ponerse rojo al hacer fuerza para aguantar, es otra señal de que puede padecer estreñimiento.

¿Cómo se trata?

Aquí hay dos opciones. Una es tratarlo con medicamentos para lograr la evacuación de las heces. Algunas veces se suministran medicinas o supositorios para que el pequeño evacue en forma de diarrea y se estabilice el organismo.

La segunda opción, que además debe perdurar, es cambiar la dieta y regular los hábitos alimenticios del niño incluyendo comidas con mucha fibra y líquido. Es importante darle comida que contenga fibra (cereales, frutas y verduras), pues este elemento facilita la formación de las heces, su paso por el intestino y su posterior evacuación.

Evite los cereales azucarados, pues aunque son más agradables para el pequeño, no contienen tanta fibra como otros cuyo sabor es más simple.

También es recomendable darles más verduras y acostumbrarlos a tomar bastante líquido (en lo posible, dos vasos de agua al día, pero suministrados en cantidades que equivalgan a esta cantidad). Se deben mantener las carnes por su alto contenido proteico.

Se recomienda evitar el consumo de fritos, salsas y sopas de sobre y evitar que el niño duerma tan pronto termine de comer. Aquí, lo mejor es acostumbrarlo a hacer ejercicio y mantenerlo despierto un buen rato después de la comida.

Debe reducir la cantidad de alimentes de pastelería, ya que su contenido se sustenta en la mantequilla, el azúcar y levadura, y no aportan fibra.

Según la nutricionista Bibiana Rojas es recomendable eliminar de la dieta, por un tiempo, frutas como la guayaba, la manzana, la pera y el durazno, pues su alto consumo dificulta la defecación.

Es mejor darles otras frutas enteras y no en jugos, ya que al licuar la fruta se pierde la fibra.

Alimentos clave

Entre los alimentos clave para tratar un niño entre 2 y 3 años que padezca de estreñimiento están las frutas como la mandarina, la ciruela, la papaya, la pitahaya y la granadilla, que agilizan la digestión y ayudan a formar heces de consistencia media que el niño podrá evacuar con facilidad.

También puede ayudar al niño haciéndole un poco de jugo con la pulpa del tomate rojo (de guiso), y dándole mucha agua.

Acostúmbrelos a ir al baño

Finalmente, la pediatra Lina Osorio también recomienda acostumbrar a los niños a ir al baño después de cada comida, para que traten de defecar.

Esto actúa de manera inconsciente en el niño y va creando en él la necesidad de evacuar después de cada comida, con lo cual se contrarresta el estreñimiento.

Se recomienda este ejercicio se recomienda para niños que sufran de estreñimiento, pues un niño normalmente debe ir una vez al baño al día, aunque hacerlo dos veces también es normal.

Comparte este artículo

0 Comentarios

imagen
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet