Síguenos en:

Conozca un método que favorece el desarrollo infantil a través de la música

Conozca un método que favorece el desarrollo infantil a través de la música

El Método Tomatis permite desarrollar la habilidad de la escucha,  ligada con el desarrollo de la comunicación, el aprendizaje, el ajuste social y el bienest

Conozca un método que favorece el desarrollo infantil a través de la música
Por:
13 de Abril de 2010
Comparte este artículo

El Método Tomatis permite desarrollar la habilidad de la escucha,  ligada con el desarrollo de la comunicación, el aprendizaje, el ajuste social y el bienestar emocional.

Alfred Tomatis (1920-2001), otorrinolaringólogo francés, legó al mundo el método que lleva su nombre y que ha sido de gran utilidad para cientos de personas, especialmente niños, alrededor del mundo.

Cuando Tomatis obtuvo su título en medicina, su padre, un afamado cantante de la Ópera de París, le pidió que atendiera a algunos de sus compañeros, también músicos, que tenían dificultad con su voz o interpretando un instrumento. Después de practicarles una audiometría, descubrió que las notas que no podían alcanzar o ejecutar correctamente eran aquellas sobre las que tenían baja audición, lo cual le permitió establecer la relación existente entre audición (oído) y fonación (voz).

Gracias a un aparato acústico que posee un dispositivo para seleccionar rangos de ciertas frecuencias, logró rectificar la escucha de los músicos a quienes se les pedía cantar mientras escuchaban su propia voz. Así, los músicos podían alcanzar notas que antes no lograban producir.Con sus investigaciones y observaciones clínicas sobre la reeducación del oído, pudo formular tres leyes que le dieron el sustento al Método Tomatis. Estas se conocen como El Efecto Tomatis:1. La voz produce únicamente los sonidos que el oído escucha. 2. Si se modifica la audición, la voz cambia de manera inmediata e inconsciente. 3. Se puede lograr una modificación duradera en la fonación, siempre y cuando se mantenga una estimulación auditiva durante un período determinado (ley de duración). Para la reeducación de la escucha, Tomatis creó el oído electrónico, un aparato con el que es posible modificar la manera como una persona escucha. Además, evidenció que la modificación de la escucha, adquirida de esta manera, iría de la mano con ajustes en el comportamiento, especialmente en el ámbito de la comunicación y el aprendizaje.

 

¿Qué es el oído electrónico?El oído electrónico es un aparato que modifica la manera como escuchamos. Por medio de él se transmite, a través de auriculares especiales, música de Mozart, que es modificada para ayudar al oído del niño a adquirir o recuperar sus habilidades de escucha. Es como si el oído del niño estuviera bajo aeróbicos constantes, madurando su habilidad de escucha y su integración sensorial. Ahora bien, hay que tener en cuenta que no se trata de cualquier tipo de música. De hecho, Tomatis, en su libro ¿Por qué Mozart?, expone varias maneras de probar las cualidades terapéuticas de la música del compositor austriaco. Las más evidentes son: el análisis estético y sicológico de sus composiciones, los efectos neurofisiológicos en el cuerpo humano y el análisis en laboratorio del espectro sonoro de su música. No sobra señalar que se emplea esta música porque es vibrante, estructurada, clara, tiene frecuencias altas, buen tempo, métrica definida y, como si fuera poco, fue compuesta por Mozart cuando él era un niño, lo cual genera cierto nivel de identificación con quienes lo escuchan en la edad infantil.

 

¿Cómo funciona? Helga López, magÍster en Sicología con especialización en desarrollo infantil y problemas de aprendizaje y directora del Método Tomatis en Colombia, explica que esta estimulación se utiliza con fines pedagógicos y terapéuticos.  “A nivel pedagógico se emplea para desarrollar en los niños una escucha excepcional. Esta habilidad les garantiza  la discriminación auditiva necesaria para una excelente pronunciación en varios idiomas, un oído musical superior y madurez en su procesamiento auditivo.  Además, desarrolla su atención y manejo corporal, pues con el efecto del oído electrónico  se estimula el sistema vestibular garantizando una adecuada integración sensorial”, explica López. Ahora bien, a nivel terapéutico ayuda a contrarrestar o corregir las manifestaciones de alguna patología.“Oír significa identificar pasivamente un sonido, como cuando oímos a alguien que nos habla y nosotros no ponemos atención a lo que dice. Oímos, incluso, cuando no queremos oír. Por el contrario, escuchar requiere motivación, de un deseo por hacerlo. En el momento en que decidimos escuchar a quien habla, música u otros sonidos, nos centramos, movilizamos todo nuestro cuerpo y nuestro sistema nervioso cambia, entablando una dinámica activa entre cuerpo y mente”, comenta López. Sin embargo, escuchar es un proceso del todo complejo y es precisamente para eso que el Método Tomatis entrena a las personas, pues la estimulación con el oído electrónico carga de energía al cerebro y al resto del sistema nervioso, lo cual leS permite a los músculos funcionar más eficientemente; teniendo en cuenta que madura el sistema vestibular y sensorial del niño, y a nivel motor, los pequeños avanzan mucho más de lo que se espera para su edad. Por eso, su habilidad para mantenerse centrados y organizarse se vuelve evidente de inmediato, pues si bien están escuchando a Mozart por los auriculares, la música permanece al fondo y la voz del profesor es lo que en verdad capta el interés de los niños.

 

¿Cómo se emplea? La estimulación en un Jardín Infantil se hace diariamente durante 30 o 40 minutos, mientras que los niños realizan una actividad de mesa con el profesor, al tiempo que escuchan con los auriculares, y a un volumen bajo, la música de Mozart. A nivel terapéutico, en el Centro Tomatis Colombia se hace un programa intensivo de dos horas diarias durante varias semanas con  una programación específica e individualizada de acuerdo con las necesidades del niño. En el oído electrónico se gradúa qué tanto sonido óseo o aéreo se debe transmitir, qué tanto volumen por el oído derecho y por el izquierdo, y qué cambios se efectúan, pues el aparato tiene un sistema de balanzas que obliga al tímpano a una readaptación continua. Por el cable de los auriculares y su conexión al oído electrónico, deben permanecer sentados para la preservación de los equipos y la comodidad de los niños.

 

A nivel prácticoMarÍa Ortiz, profesora del proyecto Winnie, en el que se aplica este método, asegura que es evidente la diferencia entre enseñar una clase con el método Tomatis y sin él. “Cuando trabajamos con niños pequeños de dos años, ellos tienen un lapso de atención muy corto y resulta muy difícil mantenerlos sentados y centrados en lo que están haciendo durante los 30 minutos que dura la clase. Pero, en el salón Tomatis, se quedan centrados, trabajando, el material no vuela por doquier, están más conscientes de lo que hacen. Es hermoso verlos trabajando, haciendo su clase y siendo capaces de escuchar lo que el maestro dice”, Ortiz. Entre los principales beneficios de este método ($67.000 por una hora de estimulación) se destaca, por ejemplo, que los niños se integran socialmente con facilidad, son afectuosos y emotivos, están alertas, pueden concentrarse y prestar atención, son organizados, sus movimientos tienen seguridad y precisión, son creativos, y las actividades que realizan las hacen centrados y disfrutándolas.

 

Otros usos• En el embarazoEl estímulo sonoro actúa como una ‘ducha acústica’, que mejora la energía de la madre y el estado de la conciencia, lo que le permite disminuir la ansiedad propia de la gestación. Por su parte, los bebés nacen con un temperamento más equilibrado y demuestran mejores habilidades de comunicación y motricidad. • Integración de idiomasAl entrenar el oído, se potencializa la habilidad para aprender cualquier idioma. Esto, de acuerdo con la afirmación de Alfred Tomatis, según la cual “solo hablamos bien un idioma si lo escuchamos bien; es decir, cuando podemos analizar los sonidos y reconocer el ritmo de la melodía lingüística”. En la página www.tomatiscolombia.com se puede acceder a un cuestionario para detectar posibles dificultades de escucha.

En niños con ciertas dificultades López indica que este Método se emplea también con niños: - Hiperactivos, pues en cuanto les ponen los auriculares, se tornan serenos y apaciguados, calmados y relajados. “Es como si la energía de la música les ayudara a organizarse”, dice López. - Niños con dificultades de articulación, por ejemplo, cuando no han podido pronunciar el sonido ‘r’ y ‘rr’ (rosa o arco), con el Método, se crean las bases auditivas correctas para que cada fonema se pueda pronunciar bien. - Niños que presentan recurrentes problemas de otitis, suelen  tener inconvenientes en el desarrollo de sus habilidades de escucha, así que el método se emplea para contrarrestar los efectos, a nivel de audición, de las infecciones del oído. - Igualmente, niños hipotónicos, autistas, con problemas de integración sensorial, dislexia, hiperactividad, déficit de atención y síndrome de down, entre otros. Antes de iniciar, se realiza un test de escucha, que orienta a los especialistas sobre las necesidades del niño y se aplica una programación individualizada, que tiene en cuenta múltiples ajustes diferentes para cada día, según la necesidad y los objetivos.

 

Por Melissa Serrato Ramírez

Redactora ABC del bebé

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
kilogram
Hace 4 años
lo cual genera cierto nivel de identificación con quienes lo escuchan en la edad infantil. survival food supply canada
1
kilogram
Hace 4 años
Mozart cuando él era un niño, lo cual genera cierto nivel de identificación con quienes lo escuchan en la edad infantil. portable electronic fence for dogs
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet