Síguenos en:

¿Cómo afrontar con tranquilidad la entrada de su hijo al preescolar?

¿Cómo afrontar con tranquilidad la entrada de su hijo al preescolar?

Consejos para padres.

Entrada al preescolar
Por: Redacción ABC del bebé
30 de Enero de 2013
Comparte este artículo

Foto tomada de fotolia

La entrada al kinder es una de las etapas cruciales en el crecimiento y desarrollo de los niños. Según María Elena López, psicóloga de familia y autora de diferentes obras de crianza como ‘Tareas sin peleas’, ‘Disciplinar con inteligencia emocional’, entre otras, afirma que este nuevo ciclo “representa una inmensa fuente de aprendizaje social y emocional, porque le ofrece al niño nuevas experiencias y maneras de ver el mundo”.

Las implicaciones emocionales de esta nueva etapa no es solo para los niños, sino también para los padres, que experimentan sentimientos encontrados y un poco de temor por ‘dejar ir’ a sus pequeños.

La experta respondió para ‘ABC del bebé’, algunas preguntas que ayudarán a los padres a afrontar con tranquilidad este paso tan importante:

¿Qué sentimientos puede experimentar un niño al saber que va a entrar a una nueva etapa de su vida? 

El ingreso genera en ellos una serie de actitudes desconocidas hasta entonces, que pueden manifestarse en distintos estados de ánimo como sentir pena, el rechazo a asistir al jardín o un retroceso de los hábitos, es decir 'regresar' a conductas más infantiles que ya había superado, por ejemplo, mojarse en los pantalones, chupar el dedo o negarse a dormir solo. Suele portarse más inquieto de lo normal.

Ante un niño que sienta temor de entrar al preescolar, ¿Qué deben decirle sus padres? ¿Cómo lo deben alentar?

Estas manifestaciones son producto de la tensión que origina un evento nuevo como el cambio brusco de horario, tener que madrugar más, desayunar rápido, dejar a la mamá… Esto le genera inseguridad y nerviosismo al niño, pero generalmente estos sentimientos desaparecen sin ningún problema.

Cuando el niño no quiere ir al jardín, los padres deben tener en cuenta los siguientes aspectos: 

1. Los niños necesitan un tiempo para ajustarse a los nuevos cambios; de 4 a 5 semanas es el tiempo promedio que se toma un niño para adaptarse al jardín. Algunos pueden requerir más tiempo, otros menos. Unos llegan y se quedan felices.

2. Deben aceptar que es normal que no quiera ir al jardín o usar el transporte y asumirlo con tranquilidad.

3. Buscar colaboración en el jardín. Este es un caso común y allí pueden orientar a los padres sobre qué hacer.

4.  Preguntar sobre las posibles causas y permitir que el niño exprese libremente lo que lo atemoriza.

5.  Usar un tono natural pero firme para no dejar abierta la opción de no ir. “Mañana debes ir al jardín, yo te acompaño a tomar el autobús”.

6.  Permitir al niño llevar algún objeto apreciado: un juguete, una manta, etc.

7.  Realizar alguna actividad agradable antes de salir por la mañana como jugar un momento, hacerlo reír o emocionar, o entonarle una pequeña canción. Esto es una especie de precalentamiento y facilita la adaptación del niño.

8.  Si esta situación se prolonga con la misma intensidad por dos o más meses, consulte algún especialista que les ayude para que el niño pueda superar este percance.

Si por el contrario el niño no siente miedo, ¿Qué deben hacer los padres para ayudar a que el pequeño tenga una buena experiencia?

Tener una actitud comprensiva, inteligente y tranquila es la clave para manejar con éxito cada una de las vivencias por las que atraviesa el niño. Apoyarlo con afecto, acompañarlo y hacer un discreto seguimiento de todos sus logros o también de sus fracasos y dificultades, son también los objetivos de la educación. Todas estas circunstancias le ayudarán a sentar las bases de una personalidad fuerte que le permitirá tener seguridad en sí mismo y en sus capacidades para aprender, relacionarse y disfrutar sus diferentes etapas con los demás.

¿Qué actitudes deben tener los padres con sus niños para darles más seguridad en el paso que van a dar?

Es importante seguir estos consejos:

1. Visitar el jardín con su hijo, permitirle que juegue con el material, que pase un rato en el parque de juegos y converse algo con su futura profesora. Esto le servirá como punto de referencia cuando le hable al niño sobre el tema y le ayudará a irse desensibilizando del miedo que puede producirle el jardín.

2.  Hablarle sobre los niños conocidos que estarán allí, el tiempo que va a permanecer en el colegio, si va a usar transporte y quién será el encargado.

3.  Tener cuidado con las promesas que se hacen diciéndole que todo saldrá muy bien, que estará feliz, etc.; si no ocurre así podrá desilusionarse. Sin embargo, los padres pueden decirle que habrá muchos niños con quienes jugar, juguetes para disfrutar y una profesora que lo ayudará cuando lo necesite.

4.  Mantener un estrecho contacto con el jardín: buscar una cita con la profesora, asistir a las reuniones de padres, a las fiestas que se celebran o a las presentaciones que hacen los niños. Responder las notas enviadas o las observaciones sobre el comportamiento del niño.

Sin duda, esta es una etapa que implica muchos cambios. Lo importante es que los niños sientan la seguridad y confianza que transmiten sus padres y que así mismo los vean involucrados en su proceso, porque como afirma María Elena López “cuando los padres se involucran activamente, los niños se desempeñan mejor académica y socialmente”. 

 

 

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

3 Comentarios

imagen

Comentarios (3)

3
sancados11
Hace 3 años
El mayor juego de estrategia militar multijugador online (250.000 usuarios) GRATUITO; Colombia ha sido invadido por Brasil y otros enemigos, necestimos ayuda para liberar nuestros territorios y para expandir nuestro pais; (podras convertirte en el presidente del pais, magnate empresarial, editor de un periodico o llegar a ser el mejor guerrero) Unete: http://is.gd/Iit0II
2
jennis23
Hace 3 años
Pronto daremos ese gran paso juntos. Estamos con la mejor energía. En 2 días sabremos lo que pasara.
1
ceetopina
Hace 3 años
interesante
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet