Síguenos en:

¡Llegó la etapa de rayar las paredes!

¡Llegó la etapa de rayar las paredes!

Negocie los espacios para estas ‘obras de arte’ y observe su conducta.

¡Llegó la etapa de rayar las paredes!
Por: Redacción ABC del bebé
15 de Abril de 2015
Comparte este artículo

Para todos los niños, especialmente después de los 2 años, las paredes son un lienzo en blanco que, sin lugar a dudas, los inspira a pintar en ellas, mientras las madres y cuidadores entran en pánico por el resultado. 

Frente a esta situación, los padres deben saber que lo que se está despertando en ese momento es el instinto de exploración y el desarrollo de habilidades y destrezas de la mano, preámbulo para la motricidad fina y el inicio de los primeros trazos. 

Para Isabel Guerrero, especialista en psicología comportamental cognoscitiva, “los menores están en una etapa de exploración constante, en la que buscan darles sentido a las cosas que ven, y, en el caso de las paredes, encuentran un espacio ideal para ello, donde el aliado es el lápiz, los colores o el marcador”. 

De igual forma, Bertha Franco, licenciada en Pedagogía Infantil, magíster en Educación y docente de la Facultad de Educación de la Universidad de La Sabana, asegura que el placer de pintar libremente, sin límites, como se hace en un cuaderno, no solo contribuye al desarrollo motor, sino al de la expresión artística. 

Sin embargo, encontrar la pared rayada es sinónimo de molestia para la mayoría, pues nadie desea que la casa luzca desaliñada y sucia. A esto se suma que, como lo expone Franco, es necesario también que los niños tengan límites y reglas como saber distinguir entre los espacios que pueden o no rayar. Pero ¿cómo se logra este equilibrio? 

Espacio para imaginar 

Las expertas Guerrero y Franco sugieren que la principal estrategia es evitar los regaños y disgustos y, por el contrario, acudir a las explicaciones claras acerca de los lugares propios para realizar actividades como pintar. La segunda estrategia es involucrar al niño en la limpieza de las paredes, y luego asignarle un espacio grande en el que pueda, de forma creativa, expresarse con sus colores y crayolas. 

“Lo ideal es que los padres dialoguen con los niños y les precisen cuál es el espacio para rayar, pero también que sean cómplices, y, en tal caso, se recomienda desde conseguir un tablero, pegar pliegos de papel en algún muro de la casa, hasta ceder una pared en la que puedan rayar”, aconseja Guerrero.

Por su parte, Franco asegura que, además de los espacios para rayar, es básica la compañía de los padres, quienes pueden motivarlos con instrucciones claras, lo que guiará aún más el desarrollo artístico del menor, y se afianzará la relación del pequeño con los adultos. 

No siempre es creación 

Una vez se aclaren los límites, reglas y lugares para dibujar, si el menor sigue rayando las paredes, Franco dice que es posible que esté llamando la atención de los padres, tal vez para que compartan más tiempo con él. 

Ante esto, la docente aconseja compartir más horas de juego y actividades con ellos. “Ahora, si sucede de nuevo, es necesario volver a explicarle al niño, y, en algunos casos, quitarle por un tiempo su elemento preferido; así entenderá que está haciendo mal”, indica Franco y, agrega que esto le ayudará a entender que lo que hizo no estuvo bien y a retomar el lugar indicado para rayar y pintar sin lío. 

“Ahora, cuando la actividad no solo es repetitiva sino excesiva, es necesario preguntarse hasta dónde el menor está retando la autoridad, o si está pasando por un momento de adaptación o una dificultad. Hay casos en que estas manifestaciones puede ser la respuesta a un cambio que impactó al niño, como llegar a una nueva casa o la falta de una persona cotidiana para él. Entonces, hay que consultar con un psicólogo para que les ayude a esclarecer el problema”, sostiene Guerrero. 

Que fluya el artista en potencia que tiene en casa 

 - Pintura y crayones lavables 

Existe en el mercado una serie de artículos lavables, entre ellos pintura, crayones y marcadores, que permiten que los trazos en la pared se limpien con facilidad, sin dañar la pintura o la textura del muro. Asimismo, existe la opción de pintura tipo pizarra, que funciona como un gran tablero de dibujo, para utilizar con tiza, totalmente borrable. 

 - Done una pared 

Es posible que exista en casa un espacio, en un lugar no tan visible, en el que su hijo tenga una pared para rayar que luego se pueda pintar rápidamente, cuando la etapa de los rayones se supere. Puede ser un muro en el cuarto del bebé o en el área de juego para que el pequeño se exprese. Obviamente, debe explicársele que solo puede hacerlo en ese sitio exclusivo. 

 - Papel a la pared 

Otra opción para no molestarse y dejar que su niño pueda pintar y rayar con tranquilidad, como parte de su desarrollo, es forrar con papel una pared en especial, con lo que evitará que se dañe la pintura y podrá cambiar los pliegos cuantas veces sea necesario 

 - Valore su obra

Si eligió forrar de papel una pared, trate de seleccionar semanalmente uno de los dibujos de su hijo y colóquelo en un lugar visible, al respaldo de la puerta de entrada, en la nevera o donde la familia y relacionados puedan verlo, para que el niño vea que su trabajo es valorado y que se le premia por pintar en el lugar indicado. Por el contrario, si lo hace donde no debe, no se reconocerá su obra. 

 - Bloc de dibujo

Si definitivamente no cuenta con un espacio como una pared, o no desea poner pliegos de papel para que su hijo raye, procure comprarle blocs de papel grandes y ubíquelo en una mesa que pueda manchar, solo para sus actividades artísticas. También puede adecuar un espacio donde utilice el piso, y allí ponga sus pliegos de papel para que su imaginación fluya con lápices, crayones y colores, sin problema por dañar las superficies 

 - Disciplina 

Establezca horarios para pintar, cuando usted o quien esté a cargo del niño pueda acompañarlo, y solo en ese momento saque los elementos de dibujo; de resto, mantenga guardados lápices y colores, fuera del alcance del pequeño, y enséñele que para todo hay un tiempo y un propósito 

 - Juego y responsabilidad 

Enséñele que debe tener sus lápices y colores en orden, en un sitio específico y que, igualmente, tiene que pintar solo en el lugar indicado. De lo contrario, haga que le ayude a limpiar la pared, los muebles o el lugar que pintó, para que entienda que eso no se debe hacer. Siempre explíquele y dialogue con él sobre lo que está bien y lo que no, para que se diviertan juntos y se establezcan límites claros.

 

 

 

Comparte este artículo
Tags de artículo

2 Comentarios

imagen

Comentarios (2)

2
aconsejador2015
Hace 1 año
Para los que no pueden trabajar tiempo completo o necesitan dinero extra, encontré este servicio gratuito que permite buscar trabajo por horas o por días: www.trabajoxhoras.com a mí me funcionó super-
1
dekuni
Hace 1 año
A estar pendiente!
publicidad
publicidad

Herramientas ABC

  • Calendario de Embarazo

    Nada más emociónate que entender cómo cambia mi bebé en estos 9 meses,  Bárbara Mora.

  • Calendario de Ovulación

    Toda mujer que esté pensando en tener un bebé, debe no solo conocer su ciclo menstrual, sino también el día más fértil de este.

  • Índice de masa corporal

    Es una medida de asociación entre la masa y la talla de un individuo ideada por el estadístico belga Adolphe Quetelet, por lo que también se le conoce como índice de Quetelet